Viernes, 10 de Noviembre, 2017

Conoce si estás frente a una huelga lícita o ilícita

En 1871 la ley impedía expresamente exigir aumento de salario, así que la huelga de los trabajadores era ilícita porque se consideraba un delito contra la propiedad. El Código Penal en ese tiempo, sancionaba la huelga con arresto y multa a quienes formaran un tumulto o emplearán cualquier forma de violencia con el objetivo de hacer subir o bajar los salarios y que impidieran el libre ejercicio del trabajo.

Fue hasta la Constitución Política de 1917 cuando se reconoce por Ley el derecho de los trabajadores de efectuar una huelga para lograr condiciones justas de trabajo y salario. Nuestra Constitución Política ya incluye en el artículo 123 la definición de huelga lícita e ilícita.

¿Cuándo es lícita una huelga?

Nuestra Carta Magna, en el artículo 123 fracción XVIII indica que:

“Las huelgas serán lícitas cuando tengan por objeto conseguir el equilibrio entre los diversos factores de la producción, armonizando los derechos del trabajo con los del capital. En los servicios públicos será obligatorio para los trabajadores dar aviso, con diez días de anticipación, a la Junta de Conciliación y Arbitraje, de la fecha señalada para la suspensión del trabajo.“

Entonces, la huelga es lícita cuando:

  • Tenga por objeto conseguir el equilibrio entre los diversos factores de la producción, armonizando los derechos del trabajo con los del capital.

Esto quiere decir, que no se perjudique alguno de sus participantes, sino que busca una relación justa para ambos, para mantenerlos en armonía. Este punto busca el bienestar para ambas partes: patrón y trabajador.

Cumpliendo este punto, la huelga se considera lícita ante la Ley.

¿Cuándo es ilícita una huelga?

En el mismo artículo 123 y misma fracción, indica cuando una huelga se considera ilícita. Este mismo texto se repite en el artículo 445 de la Ley Federal del Trabajo.

“Las huelgas serán consideradas como ilícitas únicamente cuando la mayoría de los huelguistas ejerciera actos violentos contra las personas o las propiedades, o en caso de guerra, cuando aquéllos pertenezcan a los establecimientos y servicios que dependan del Gobierno.”

Entonces, la huelga es ilícita cuando:

  • La mayoría de los huelguistas ejerciera actos violentos contra las personas o la propiedad.

El objetivo de este punto es lograr que los huelguistas exijan sus derechos de manera ordenada y en paz. De esta manera también se evita que grupos ajenos a los trabajadores irrumpa y haga destrozos en los establecimientos de trabajo, poniendo en peligro a los mismos trabajadores y afectando la propiedad.

  • En caso de guerra, cuando los trabajadores pertenezcan a establecimientos o servicios que dependan del Gobierno.

El objetivo de este punto evitar que se suspendan las actividades o servicios de empresas dependientes del gobierno, porque en caso de guerra, el Gobierno necesitará apoyo de los trabajadores. Por ejemplo: una fábrica de uniformes de militares necesitará que fabrique más uniformes para los demás soldados que necesite enviar el Gobierno a la guerra.

Solamente en estos dos casos, la huelga será ilícita, de acuerdo con la Ley.

En realidad, lo que busca la Ley es que las huelgas sean lícitas, brindando seguridad a los trabajadores y patrones, para que la huelga se lleve a cabo de manera firme pero pacífica, sin afectar el derecho de los trabajadores a exigir mejores condiciones de trabajo y salariales.

Más Artículos...
Más Artículos...