Viernes, 10 de Noviembre, 2017

Qué es la suspensión laboral absoluta

En el artículo anterior, definimos la suspensión laboral como la interrupción temporal de la relación laboral entre el patrón y el subordinado, durante un periodo de tiempo. Y que al final de dicho periodo, el empleado regresará a desempeñar sus actividades habituales y la relación laboral continuará. También definimos y comentamos anteriormente de la suspensión laboral relativa. Ahora es el turno de conocer la suspensión laboral absoluta.

Qué es la suspensión laboral absoluta

Es la interrupción temporal de las obligaciones de las dos partes de la relación laboral como relación causa – efecto. Esto es que, suspendida la causa, la prestación de servicios por parte del empleado, se suspende también el efecto, que es la remuneración por parte del patrón. Las obligaciones de las dos partes se suspenden por el tiempo que dure la interrupción o incumplimiento de obligaciones. Un ejemplo es cuando el trabajador solicita un permiso para suspender la relación laboral debido a que estudiara un “posgrado, maestría o especialidad” en otro país. El patrón suspenderá la relación laboral con él empleado incluyendo sus prestaciones laborales, pero se respetará la antigüedad laboral del empleado para cuando este se reincorpore.

Causas y efectos de la suspensión laboral absoluta

Toda causa no justificada por parte del empleado o del patrón que interrumpa la relación laboral tendrá el carácter de una suspensión laboral absoluta, es decir, tendrá un efecto de suspensión por la contraparte en la relación laboral. Como habíamos comentado, si el trabajador suspende su relación con el patrón por permiso laboral, éste tendrá que suspender sus pagos y beneficios, mediante el finiquito laboral, únicamente se podrá firmar un adendum al contrato confirmando el permiso, tiempo y condiciones para la reincorporación laboral. Ahora, también lo podemos ver desde el punto de vista del incumplimiento del patrón, que también puede ocurrir.

Ejemplo

Si el patrón incumpla con la remuneración del salario de un empleado, entonces, se interrumpe la relación laboral, y como consecuencia el empleado no tendrá la obligación de ir a trabajar. La causa – efecto en esta relación laboral es muy clara y directa.  Si uno incumple con su obligación, la otra parte, tendrá el derecho a suspender sus obligaciones, hasta que se restablezcan las obligaciones en la relación laboral.

Más Artículos...
Más Artículos...