Jueves, 28 de Junio, 2018

Qué sucede cuando los contratos no tienen fecha de inicio

El contrato de trabajo o laboral es el documento más importante cuando se inicia una relación de trabajo entre el empleado y el empleador. En este documento, se deben establecer todas las condiciones bajo las que se prestará el servicio, también aquí se tocan temas como remuneraciones del trabajo que realizará el empleado y situaciones específicas.

Como ya te podrás haber dado cuenta, este documento debe ser tan claro como el agua. Cualquier situación que no esté especificada aquí, puede crear confusión y resultar en una mala experiencia tanto para la empresa como para el trabajador. Una de las situaciones que muchas empresas olvidan estipular y dejar en claro es: la fecha de inicio del trabajador.

En algunas ocasiones, cuando las empresas expiden el contrato laboral y piden al empleado que lo firme, olvidan especificar dos fechas importantes: 1) la fecha de firma de contrato y 2) la fecha de inicio de trabajo. Estos dos puntos si no están bien identificados en el contrato, pueden ocasionar varios problemas, aquí te explicamos cuáles.

Defensa de antigüedad del empleado

El empleado debe ser capaz de identificar estas dos fechas para que reconozca su fecha de inicio y de ahí empezar a contar su antigüedad. Existen ocasiones en la que las fechas se confunden y la fecha de firma de contrato se toma como si fuese la fecha de inicio. Esto representaría un problema para el empleado ya que no podría alegar su verdadera antigüedad correspondiente y proceder a una demanda.

Demandas

Como lo mencionamos en el punto anterior, es delicado cuando un empleado decide demandar a tu empresa por un asunto de contrato. El empleado insatisfecho puede pelear aspectos como la antigüedad no respetada por el empleador o que percibió un pago menor al correspondiente por su tiempo laborado. Cualquier asunto que no esté especificado en los contratos, puede ser sujeto a una errónea interpretación y por consiguiente, llevar a problemas legales para tu empresa.

Auditorías

El sector privado está cada vez más en el ojo público y todos sus procesos deben ser llevados con claridad. Para verificar el estado de las cosas, las empresas están sujetas a auditorías para evaluar su imagen contable. Si existieron confusiones y malas redacciones en los contratos de los trabajadores, estos se pueden reflejar en la auditoría y atraer problemas para tu empresa. Un error común que cometen las empresas es el dar de alta en el IMSS con una fecha específica diferente a la que esclarece el contrato laboral. Ten cuidado y verifica estas fechas para que no tengas problemas.

Es importante que te asesores al momento de crear estos documentos para que no tengas mayores complicaciones con tus empleados y recuerda lo siguiente: mientras más explícita la relación estipulada en el contrato, mejor.

Más Artículos...
Más Artículos...