Miércoles, 8 de Mayo, 2019

Las TIC y su papel en el desarrollo comercial

El crecimiento a largo plazo del mundo económico como lo conocemos hoy en día, tiene sus orígenes en la innovación tecnológica, en conjunto con el aumento de la productividad.

En pocas palabras, la tecnología y la sociedad se han desenvuelto como un conjunto, tanto así que no podemos estudiar o analizar a la sociedad sin antes analizar las herramientas tecnológicas que usan.

Las TIC o las Tecnologías de la Información y la Comunicación, es un término que se usa para representar los instrumentos del mundo informático del cual necesitamos, tales como las redes sociales, los buscadores web y entre otros. Éstas, a veces influyen de forma positiva o negativa en la esfera productiva de las nuevas sociedades, tanto civiles como mercantiles.

Es impensable intentar fundar una empresa sin que las TIC se vean incluidas en todos los planes, desde la primera idea, el presupuesto, las estrategias de marketing e incluso en la realización y resguardo de cada documento.

Por ello, son necesarias habilidades en esta área para garantizar el éxito empresarial y estar al día con los procesos competitivos. Esto porque las TIC van pasando por una metamorfosis y las sociedades deben ir evolucionando a este ritmo, si quieren mantener su posición en el mercado.

La mayoría de las sociedades comerciales buscan mejorar la experiencia de los consumidores cuando usen un servicio de su organización y se enfocan mayormente en hacer llegar la información de sus bienes y servicios a través de las TIC. Un claro ejemplo, es el llamado Machine Learning, donde se estudia la probabilidad comportamental de los consumidores, para predecir la tendencia de sus gustos, resultando en un aumento de ventas.

Por supuesto, cada país tiene una norma que regula el uso de dichas tecnologías, específicamente a las que deben apegarse usuarios jurídicos, como lo son las sociedades mercantiles.

Los pros de esta nueva modalidad para los nuevos emprendedores, es que llegan al punto de que la inversión que hacen es de esfuerzo, imaginación y tiempo, sin agregar una gota de capital, hasta que se percaten que tienen una compra segura, como por ejemplo, las tiendas o comercios virtuales.

Es cierto que los interesados deben pasar por un proceso burocrático para registrarse como empresa, pero la facilidad de conformar este tipo de negocio se posibilita para muchos que creían imposible emprender en un negocio propio.

¿Te gustó el artículo?

Promedio / 5. Votos:

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Más Artículos...
Más Artículos...