miércoles, 24 de junio, 2020

¿Cómo trabajar como líder de forma remota?

Debido a la situación global que el COVID-19 ha generado, la mayoría de los equipos han tenido que modificar su forma de trabajo y  enfrentar una nueva realidad: trabajar de manera remota. El trabajo en esta modalidad ha representado todo un reto para las partes involucradas en el proceso.

Afortunadamente, algunos equipos están eligiendo tener su fuerza de trabajo de forma remota, gracias a los avances tecnológicos que permiten esta modalidad laboral. De esta forma, los colaboradores no solo se benefician de poder trabajar en su horario local o prácticamente eliminar sus tiempos de traslado; sino que también incrementan su productividad y se vuelven más eficientes.

Pero, la transición de oficina a trabajar remoto no es sencilla y requiere de un proceso de adaptación. Y aunque en artículos anteriores hemos hablado sobre cómo facilitar este proceso para todos los colaboradores, en este texto decidimos orientarlo específicamente a los líderes.

Consejos para líderes con trabajos remotos

Durante el proceso de creación y gestión de equipos remotos, existen diferentes críticas hacia el líder que están relacionadas con la cultura, comunicación y gestión de los empleados. Y es que no es tarea sencilla, tomar en cuenta las necesidades, deseos y circunstancias de todos para llegar a un punto medio y justo.

Aquí te enlistamos algunos puntos que debes repasar durante tu proceso de transición de operación física a modalidad remota:

1.Establece un equipo de liderazgo remoto

En primer lugar es importante conformar un equipo de expertos que ya tengan experiencia remota y puedan traer esos aprendizajes al equipo. Estas personas se caracterizan por sus habilidades de comunicación efectiva y pueden ser un apoyo para el resto del equipo o incluso para el mismo líder.

static

Un rol fundamental de este equipo será aquel que se encargue de documentar los desafíos más importantes en tiempo real, priorizarlos y asignar responsables para encontrar soluciones a los problemas que surjan por la nueva modalidad de trabajo.

2. Crea un manual

Uno de los retos principales de las empresas es mantener informados a sus colaboradores de forma eficiente. Contar con una guía o un manual será de mucha utilidad ya que este podrá servir de fuente principal y de material de consulta al momento de tener alguna duda relacionada con procesos remotos.

3. Establece un plan de comunicación

En estos tiempos, los líderes no pueden darse el lujo de detenerse ya que los miembros del equipo esperan actualizaciones prácticamente cada día. Esto también incluye el tema de la transparencia. Al momento de tomar decisiones importantes que competen al equipo, se debe avisar al equipo, incluso desde el momento en el que surge un nuevo proceso o posibilidad.

En este caso sería una buena idea tener una sala de videoconferencia por equipo y que siempre esté habilitada para que los colaboradores entren o salgan de ella de acuerdo a sus necesidad. Igualmente, una junta semanal (o en el tiempo que consideres oportuno) será una buena iniciativa para mantener la transparencia y a todos informados y en el mismo canal.

Estos pasos permiten que la transición a trabajar de forma remota sea mucho más amigable para todos.

4. Minimiza la pila de herramientas

Para trabajar de forma remota, seguramente has visto que hay herramientas para todo tipo de actividades. En el mercado puedes encontrar plataformas de comunicación, control de tareas, visualización de tareas, calendarios, chats, diseño y muchas más. Con tantas herramientas en el mercado es común adquirir de más o sobre adquirir algunas.

Para trabajar de forma remota no es necesario contar con muchísimas herramientas o contratar todas aquellas que encuentras. Basta con tener Google Docs, una plataforma de comunicación como Slack o Teams y alguna de videollamadas como Zoom o Hangouts. Si tu equipo necesita acceso a sistemas internos a través de una VPN, asegúrate que cada uno de ellos tenga un acceso sencillo y con instrucciones claras.

5. Impulsa el cambio

Para compañías con poca experiencia en trabajar remoto, es vital que los líderes reconozcan que el cambio será gradual y no de golpe. Los líderes son los responsables de iterar y estar abiertos a lo que está o no funcionando durante el proceso y principalmente comunicar estos cambios a todos los miembros del equipo.

Gestionar una compañía de forma remota se basa en la comunicación, confianza y apoyo en los objetivos compartidos de toda la empresa.

  • Tags:
  • Home Office
  • Trabajo Remoto

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

2
Anterior:

COVID-19

Beek Debido a la situación global que el COVID-19 ha generado, ...
Siguiente:

COVID-19

¿Qué hacen las empresas para regresar a oficinas? Debido a la situación global que el COVID-19 ha generado, ...