domingo, 21 de junio, 2020

¿Cómo trabajar desde casa siendo papá?

Probablemente en tu empresa están trabajando bajo la modalidad de Home Office a raíz de la situación del Coronavirus. Y aunque en un inicio, la idea de no salir de casa para trabajar puede sonar muy atractiva; la realidad es que esta no siempre se puede llevar a la práctica de una forma efectiva. Por eso, recopilamos una serie de consejos que te ayudarán a hacer Home Office sin morir en el intento.

En el aspecto laboral

1. Fija horarios

Al estar en casa, es tentador quedarse más tiempo en la cama o ver una serie en el horario laboral. Para ser productivo es importante respetar una rutina profesional: levantarse siempre al mismo tiempo, arreglarse como si fuera a la oficina (báñate, vístete, desayuna o si tienes personas que dependen de ti haz las tareas con mayor anticipación) simula tu entrada como si estuvieras en tu empresa.

2. Adecua un espacio para tu oficina en casa

Intenta tener un lugar fijo y equipado de trabajo con todo lo que necesitas en el día a día: una silla cómoda, una mesa funcional, material de oficina, buena señal de internet, agua, snacks, etcétera. Trabajar en la cama, comedor o el sofá puede ser no tan recomendable, ya que es más difícil separar cuando estás haciendo otra cosa, que cuando estás realmente trabajando, inclusive puede ser muy incómodo al grado que interrumpa tu concentración.

3. Haz saber a tu familia y amigos tus horarios de trabajo

Para quién o quienes viven contigo puede ser difícil entender que estás, pero no de vacaciones y no estás disponible para resolver problemas que pueden postergarse como tareas de casa (ordenar, asear, arreglar, etc.) Es necesario dejar claro cuál es tu horario de trabajo y que tu trabajo desde casa es igual como si estuvieras trabajando de manera presencial en tu empresa.

En el caso de tener hijos atiende a las cosas verdaderamente importantes como necesidades básicas y educación, Muchas de estas actividades se pueden planear para consumir el menor tiempo posible y evitar distracciones.

Banner dinamico

4. Ejercita tu concentración

Aprovecha para deshacerte de lo que no te gusta del ambiente en la oficina; mucho movimiento, teléfono timbrando, conversaciones en tono alto, reuniones a toda hora, pero no reemplaces todo por otras distracciones, como tu cómodo sofá, celular, mascota, Netflix, videojuegos o actividades fuera de tus labores.

5. Establece metas diarias para lograr tus objetivos

Divide tus tareas del día y asigna tiempos de entrega; comprométete a respetar tiempos y a no postergar lo ya estipulado. No olvides considerar las actividades de tu calendario, correos por resolver; asigna un tiempo de acuerdo a tu experiencia de imprevistos o consultas que tus actividades te exigen.

Se congruente con tus metas y respeta los tiempos para necesidades personales (comidas, aseo personal, etc.) 

6. Finaliza tu día laboral

Al estar en casa  puedes terminar extendiendo tus horas de trabajo (solucionar un mínimo problema, responder a mensajes de correo electrónico) sólo porque ya tienes la laptop abierta. Cuando las personas sienten que les está rindiendo el día, terminan alargando el día de trabajo, ya que la sensación de productividad es buena. Siempre habrá demanda y trabajo por hacer, pero eso no quiere decir que necesitas resolverla inmediatamente. Prioriza y separa lo que es urgente de lo que no es y desconéctate.

Recomendaciones para tu vida personal

1. Tareas de casa

Las tareas del hogar tienden a nunca terminar (aplica más cuando tienes hijos) y monopolizan nuestro tiempo libre. Cuando esto pasa pierdes la oportunidad de relajarte y reflexionar. Lo que es peor es cuando muchos quehaceres se sienten como trabajo y si pasas todo el fin de semana haciéndolos entonces tendrás una semana de siete días de trabajo. Para evitar que esto pase, necesitas programar tus quehaceres como lo harías con cualquier otra actividad durante la semana, y si no los completas durante el tiempo asignado, puedes continuar y terminarlos el siguiente fin de semana, se flexible y recuerda que siempre es mejor cuidar tu salud mental a que los pisos estén relucientes de limpios 24/7. 

2. Ejercítate

No siempre tenemos tiempo entre semana para hacer ejercicio, pero tenemos 48 horas durante el  fin de semana para que eso pase por lo menos 15 minutos por día.  Poner nuestro cuerpo en movimiento nos ayuda a reducir el estrés de la semana, liberarnos y con ello a estimularnos a que surjan nuevas ideas.  

3. Tus pasiones

Durante tu tiempo libre consiéntete con alguna actividad que te apasione. Aunque ahora pueden ser un poco limitados y siempre hay tareas en casa. Podemos leer, pintar, escuchar música, videojuegos, series o incluso jugar a las escondidas con tus hijos.

4. Tiempo con la familia

Estar encerrado en casa y con las mismas personas durante toda la semana puede hacer que lo ultimo que quieras es convivir con ellos. Sin embargo, una de las mejores formas de romper el enojo, estrés y la rutina que la semana ha generado es hacer actividades fuera de lo común como jugar juegos de mesa, cocinar galletas, o hacer manualidades. En internet puedes encontrar muchas ideas para llevar a cabo actividades en familia incluso sin gastar dinero.

5. Prepárate para la próxima semana

Las personas que tenemos a algún dependiente es un hecho que adquirimos mayores responsabilidades y que estas hayan incrementado bastante durante las semana (escuelas, alimentación, cuidados, etc.). El fin de semana es un buen momento para planificar tu próxima semana para incrementar nuestra productividad y reducir el estrés. La semana se siente mucho más manejable cuando lo abordas con un plan porque solo tienes que concentrarte en lo prioritario.

  • Tags:
  • COVID-19
  • Home Office

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

0
Anterior:

COVID-19

¿Cómo regresar a oficinas después de COVID? Probablemente en tu empresa están trabajando bajo la ...
Siguiente:

COVID-19

Beek Probablemente en tu empresa están trabajando bajo la ...