jueves, 23 de julio, 2020

Creando confianza y conexión de forma remota

Con el trabajo remoto es fácil que el toque humano se pierda o se desgaste en las interacciones del día a día. Por eso, los equipos de Recursos Humanos se han visto con el reto de mantener la cercanía con sus equipos a pesar de la distancia que pueda haber por el trabajo remoto. Para responder a esa duda, hablamos con Raquel Sauza, Head of People and Culture de Yalochat para que nos cuente su experiencia en el tema y cómo está aprendiendo a resolver esta situación dentro de su empresa. 

La temporada COVID ha sido un enorme reto para RRHH. Primero se vivió el cambio drástico de trabajar en la oficina a trabajar de forma remota. Nadie estaba preparado para eso y esto generó mucho estrés para todos los involucrados, ya que cada uno hizo las cosas de acuerdo a los recursos disponibles. 

Ahora que se trabaja de forma remota el departamento de RRHH tiene como prioridad mantener la eficiencia operativa, evitar el burnout y mantener el compromiso de los equipos. Raquel comenta que el primer paso para este acercamiento es identificar, entender y respetar las diferencias que hay dentro de los equipos; ya que no todos se encuentran en la misma situación familiar, mental, emocional y más. Cada colaborador responde de manera diferente a un mismo estímulo. 

static

Hay que tener claro que una iniciativa de engagement o de convivencia no funcionará bien para todos. El ejemplo que daba Raquel es que algunos empleados son más introvertidos, entonces a ellos tal vez no les atraiga participar en las llamadas grupales. Otro caso son los papás trabajando desde casa y cuidando a sus hijos al mismo tiempo, los tiempos de estos están construidos alrededor de las necesidades de sus pequeños.

Es importante que estas iniciativas se hagan tomando en cuenta a los diferentes tipos de personas que hay en la organización. Y aunque no todos participen en una actividad, es importante medir los resultados de cada acción para conocer qué fue lo que funcionó y lo que falló durante el proceso para así seguir mejorando. 

Otro punto importante que Raquel resalta son los puntos de contacto entre el colaborador y los diferentes miembros con los que puede tener interacción dentro de la empresa. Esto incluye la relación que puede tener con su propio manager, con sus compañeros, con el área de RRHH y con el equipo en general. Las interacciones entre estos deben de ser positivas, respetuosas y sin perder el toque humano. 

Adicionalmente para mantener la comunicación entre los equipos se pueden aprovechar el sinfín de herramientas y plataformas que existen con este propósito como WhatsApp, Slack, Zoom, Hangouts, correos electrónicos y crear reuniones que involucren a todo el equipo.

En Yalo reconocen que parte de su éxito se debe al trabajo en equipo y a que la compañía busca estar al pendiente de los colaboradores de forma constante.  

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

2
Anterior:

COVID-19

Holopod: una app para mejorar la productividad Con el trabajo remoto es fácil que el toque humano se ...
Siguiente:

COVID-19

Acciones de líderes de RRHH en la reactivación Con el trabajo remoto es fácil que el toque humano se ...