lunes, 29 de junio, 2020

¿Por qué apostar por la diversidad empresarial?

Con el distanciamiento social generado por COVID-19 hemos aprendido más sobre nosotros como individuos y colectivo. Uno de esos rubros toca una fibra delgada sobre la brecha económica y social entre cómo viven la cuarentena aquellos que más tienen de los que no. Y es que son los sectores más vulnerables aquellos donde este virus ha tenido mayor impacto.

Las comunidades que son minoría han sido fuertemente impactadas, no solo en temas de contagio sino por las consecuencias económicas del COVID. En este caso se ha manifestado como desempleo, recorte salarial y hasta en programas sociales y de inclusión. Con un panorama “gris” delante de ellos, ¿qué les espera a las minorías?

La diversidad en momentos de recesión y crisis

Hoy en día las empresas que están buscando salir de la crisis y recesión ocasionada por COVID, deben ser listas y previsoras. Y aunque suene a una maravilla imposible, la realidad es que la inclusión de minorías o de grupos diversos es una oportunidad que puede darles una ventaja para superar esta crisis y hasta para posicionarse una vez que esta haya pasado.

De alguna manera, la recesión económica que se avecina está acelerando un cambio demográfico hacia una generación más joven y diversa. Incluso mucho antes del COVID-19 se esperaba que las empresas crecieran hacia esa diversidad. La generación de los baby boomers se estará jubilando y dará la oportunidad a millennials y empleados más jóvenes que resultará en la generación con mayor diversidad en la historia.

static

Si el pasado sirve de guía, entonces las empresas más diversas serán las más competitivas en un entorno de recesión. Un estudio reciente del 2019 por Great Place to Work descubrió que las empresas que cotizaban en bolsa durante y después de la Gran Recesión y que tuvieron mejor desempeño fueron aquellas que proporcionaron experiencias positivas a mujeres, personas de color, freelancers y otras personas marginadas históricamente.

Otro dato de la revista Fortune, revela que las empresas en el S&P 500 vieron el precio de sus acciones caer en un 36% en el período del 2007 al 2009, mientras que las empresas que más invirtieron en la diversidad de sus empleados crecieron un 14%.

Este crecimiento fue consecuencia de que las empresas reconocieron que las comunidades de color tendrían a estar más cerca de los consumidores finales, y a menudo aportaban ideas para reducir costos o aumentar los ingresos. En pocas palabras, los empleados que fueron inclusivos tuvieron grandes beneficios. La diversidad e inclusión como parte del ADN de una empresa es fundamental en la actualidad y se reflejará en un enfoque de personas primero.

Mantener la productividad con la diversidad y el trabajo remoto

Ahora, las empresas que buscan mantener la productividad en este entorno tan complicado, se sorprenderán al saber cuánto pueden funcionar operando bajo la transparencia y el sentido de honestidad. Y es indispensable recordar en estos tiempos que hemos tenido más videoconferencias por Zoom, Webex, Facetime y otros; que en los últimos dos años. También hay que recordar que la generación más joven no solo es la más diversa, sino también es la más inteligente tecnológicamente.

No hace mucho tiempo que trabajar desde casa estaba ligado únicamente a las mujeres y estaba mal visto, pero en un período muy corto se está convirtiendo en un motor clave para la economía y la única forma en que algunas empresas podrán sobrevivir. Cuando nos estemos recuperando de la crisis, las empresas estarán considerando si el gasto de una oficina es necesario y cuántos empleados deben tener en sitio. 

Incluso, las empresas que decidan trabajar en ambientes de trabajo remotos podrán contratar empleados sin la restricción de la distancia. Este factor favorece a las minorías ya que históricamente uno de los obstáculos más importantes de las empresas ha sido la transportación y por consecuencia la contratación se hace en los alrededores de la ubicación de la empresa. Ahora las contrataciones se harán principalmente por el talento y el perfil, no por el lugar en dónde viva el candidato o si cuenta con coche para desplazarse o no.

Cuanto antes hagamos nuestras empresas más diversas, más preparadas estarán para la recesión y para afrontar las siguientes crisis. Promover una cultura de inclusión no solo ayudará a superar la crisis sino también a posicionarse para el éxito cuando esto termine.

  • Tags:
  • COVID-19
  • diversidad

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

3
Anterior:

COVID-19

Los trabajadores y el Home Office por COVID Con el distanciamiento social generado por COVID-19 hemos ...
Siguiente:

COVID-19

Donut: La aplicación para cultura remota Con el distanciamiento social generado por COVID-19 hemos ...