Miércoles, 13 de Diciembre, 2017

¿Cómo afectan a tu empresa los conflictos laborales?

Los conflictos son generados por personas con intereses y objetivos contrarios, y estas diferencias son las que hacen entrar en conflicto a las personas. Esta es una regla general, no aplica únicamente a miembros de una organización, sino a los conflictos entre individuos, grupos y también a nivel sociedad. Por eso un aspecto crítico del área de recursos humanos es precisamente el de los conflictos, ya que cuando tienen una solución asertiva, originan cambios positivos en la empresa, incluso pueden llevar a la innovación. Cuando no se les da solución debida, se producen enfrentamientos y afectan el desempeño de la organización.

¿Entonces cómo afectan los conflictos al desempeño de la empresa?

La noción del conflicto, una vez resuelto, generar resultados positivos y negativos, que porten y que destruyan. De la correcta resolución de conflictos derivan las consecuencias o beneficios que estas producen, y el desafío que tiene el área de recursos humanos es el de es darle todo el potencial a los beneficios de la correcta administración del conflicto y disminuir los posibles efectos adversos.

Desde el punto de vista positivo, el conflicto genera:

  • El despertar de energía y sensación de encontrar recursos de trabajo que les permitan trabajar con nuevas metas.
  • Motivación y espíritu de equipo, pues el equipo fortalece su unidad de grupo.
  • Grupos se sienten en colindancia y empatía con sus jefes

Por otro lado, y más conocidos son los efectos nocivos, que generan:

  • Rencores, decepción, hostilidad entre las partes implicadas, los afectados observan que los demás les obstaculizan y se genera un ambiente de desilusión que finalmente afecta el bienestar de los implicados en el conflicto.
  • Los involucrados pueden tener dificultad para involucrarse en objetivos como equipo, al sentirse presionados su libertad personal se ve comprometida y el grupo que integran van perdiendo eficacia.
  • Todas las energías son pérdidas en ganar discusiones o peleas subsecuentes, en vez de verse volcadas en el desempeño de sus labores.
  • Una parte busca estorbar u obstruir las actividades del otro, y hay negación a cooperar juntos. Esto entorpece gravemente el desempeño.
  • Disminución la cooperación y comunicación entre las partes involucradas, uno al otro se ven como enemigos en todo (estéreo tipo del otro) por lo que es imposible la colaboración entre los involucrados.
  • Aumento del conflicto que conlleva a empeorar la negatividad, agresión y estrés de los involucrados.
  • Se eleva el absentismo y la rotación del personal.

Preguntémonos antes de proseguir con el tema ¿Qué acaso nuestra empresa no debe ser el mejor lugar para trabajar? Entonces nosotros deberíamos poder presumir que el ambiente de trabajo que ofrecemos a los nuevos candidatos es el mejor. En la vida y en las empresas no todo “color de rosa” pues es indudable que el conflicto persiste en todas las actividades culturales. Hablar del estrés, el ambiente pesado y los conflictos con los superiores no nada agradable, este es un aspecto siempre indeseable y que ninguna organización desea tener, pero que si el área de recursos humanos no toma en serio podría afectar a las organizaciones por la pérdida de desempeño.

Hoy en día los puestos de trabajo actuales conllevan más responsabilidades y en general son más complejos y las cargas de trabajo son mayores. Las personas se sienten más presionadas que en otras épocas, esto aunado a los naturales conflictos que siempre van a existir, son un gran problema en la gestión del recurso humano de nuestros días.

¿Qué ventajas y desventajas presentan los conflictos laborales?

Los conflictos están presentes en todas las organizaciones, sus desventajas son que muchas de las veces estas pueden terminar en discusiones, peleas entre empleados, departamentos trabajando como “feudales” y baja motivación. A la larga este tipo de ambiente obstaculiza el avance de las empresas así como su rendimiento y competitividad.

Una de las ventajas que estos presentan, es que construyen acuerdos y diálogos, el sentimiento de unión se refuerza además, motivan a las personas, trabajan apasionadamente en sus tareas, usan su fuerza y energía en desempeñar sus labores y no en ganar discusiones, y en general los empleados realizan tareas superiores a las demandadas.

Este tema aparentemente no importante no se debe de pasar por alto, por los altos directivos ni el departamento de recursos humanos. Si el problema es fuerte, será necesario un consultor de recursos humanos para que este pueda dar solución a los conflictos en las empresas.

Más Artículos...
Más Artículos...