Miércoles, 20 de Diciembre, 2017

¿Cómo mejorar la comunicación organizacional de mi empresa?

Para que la corporación funcione tanto en términos operacionales, como en el clima empresarial, la comunicación es fundamental. Es esta la que va a garantizar que los empleados trabajen de forma conjunta y alineada a los objetivos de la empresa y con que ellos se sientan además pertenecientes a ella, implicando un aumento del desempeño, innovación constante y creando defensores de su marca.

¿Qué es la comunicación organizacional?

Es el tipo o proceso de comunicación que ocurre en el contexto de una organización, sea pública o privada. Forman parte de la comunicación organizacional el conocimiento y el estudio de los grupos de interés de una institución o planeamiento de prácticas de comunicación en los ámbitos internos y externos allí comprendidos. Así como la elección de los medios más adecuados para su implementación y su continua evaluación.

Actualmente los estudios sobre la comunicación organizacional se amplían y tienden a tener cada vez más en cuenta aspectos político-económicos de las instituciones, su inserción en contextos micro y macro-sociales, la existencia de nuevas tecnologías de comunicación y las nuevas configuraciones de las relaciones con los públicos. Diversas disciplinas contribuyen para tales estudios, como la antropología, la sociología, la filosofía y la administración.

¿Por qué invertir en comunicación organizacional?

Porque es un hecho que la buena comunicación interna se torna indispensable para cualquier empresa que pretenda ser competitiva. Dejando atrás la vieja idea de que sólo los resultados obtenidos son lo importante, sin considerar la forma como son alcanzados.

Hoy, las organizaciones están cada vez más preocupadas con el modo como sus empleados se relacionan y se comunican, porque un ambiente favorable puede hacer toda la diferencia en los negocios.

Una política sólida no solo es capaz de integrar y motivar profesionales, sino que también puede conectarlos a los valores que componen su cultura. Al final, es por medio de ella que se consigue alinear a un equipo y su comunicación institucional, promoviendo una sincronía entre los colaboradores y sus prácticas filosóficas.

Es importante resaltar que algunas asesorías son fácilmente inducidas a creer que están cumpliendo su papel, actuando en la armonización del ambiente de trabajo apenas editando pequeños boletines y periódicos internos, mientras que la comunicación organizacional no se restringe apenas a esa función.

Los periódicos internos, boletines e incluso revistas constituyen expresivas e importantes parcelas de la comunicación interna y representan una parte significativa del proceso de comunicación, sin embargo, hay otras formas, medios, proyectos y recursos que deben ser experimentados.

Cambios provocados por la práctica de la comunicación en las organizaciones

Una comunicación eficaz en el mundo organizacional puede ser entendida como aquella que transforma y cambia la actitud de las personas. Si la comunicación sólo cambia sus ideas, pero no provoca ninguna actitud, entonces no alcanzó su objetivo.

Obtener éxito en este proceso significa tener colaboradores más creativos y flexibles, trabajando mejor en equipo, proactivos y con un compromiso mucho mayor para entregar siempre el mejor trabajo posible. Para ello, el contenido debe ser efectivamente aprendido para que las personas o utilicen y lleguen a ponerlo en práctica.

Las empresas necesitan trabajar el desarrollo de una cultura basada en el diálogo y el intercambio de ideas, impresiones y sentimientos para mantener un buen funcionamiento organizacional.

De esta forma, las personas conocen mejor los objetivos de la empresa en que trabajan, quedando siempre motivados y confiados sobre su participación en cada logro, además de sentirse más cómodos para opinar al momento de tomar decisiones.

¿Cómo hacer que sea exitosa?

Considerando que el proceso de comunicación sólo es exitoso cuando el destinatario recibe, comprende e interpreta el mensaje, considerar las características del público objetivo es esencial para el éxito de esta herramienta. En este sentido, el proceso de comunicación debe tener como foco el perfil de los trabajadores de la organización en cuestión.

Cada persona tiene su propia construcción de significados, siendo influenciada por toda carga cultural adquirida durante la vida. Es decir, los individuos no son iguales, así que piensan y actúan de forma diferente.

El entusiasmo puede variar de persona a persona, ya que es un proceso interno. Sin embargo, la motivación sufre influencia del medio externo, lo que incluye la forma en que la empresa se comunica y se relaciona con el empleado.

El inverso también ocurre: el comportamiento humano dentro de la organización varía de acuerdo con la experiencia personal de cada trabajador, y la comunicación debe adaptarse y tener en cuenta esas diferencias individuales.

Así, la estrategia de comunicación necesita considerar los puntos en común de los colaboradores para que proporcione resultados positivos. La forma de expresarse, la elección de las palabras, el tono de la voz o el medio utilizado en la comunicación son algunos de los recursos que deben ser considerados durante la práctica de la comunicación, ya que influyen en la forma en que el receptor interpretará el mensaje recibido.

Otras actitudes fundamentales para los gestores de la comunicación organizacional

Es importante que se pongan en práctica actitudes que contribuyan con el establecimiento de una óptima relación interpersonal en el ambiente de trabajo como:

  • Cuando llames la atención a alguien, hazlo de forma reservada y justifica el motivo, describiendo con detalles lo ocurrido.
  • Pide disculpas siempre que sea necesario, eso no demuestra debilidad, por el contrario es signo de respeto.
  • Si recibes alguna información que no aporta mucho o no es útil, no lo hagas saber de forma directa y agradece el gesto de participación
  • Si el clima se enardece por algún motivo, alivia la tensión sin elevar el tono de voz y haz lo posible para que el clima desagradable se disuelva rápidamente.

Recuerda que la comunicación cuando se realiza de forma efectiva, favorece la participación del colaborador con los principios de la empresa, reforzando sus valores frente a los socios. Además, es una herramienta que promueve la sinergia para alcanzar los resultados deseados.

La comunicación en las organizaciones es una de las formas más eficaces de la corporación para sobrevivir y prosperar en el mercado competitivo actual. Esta herramienta establece una relación entre la empresa y los empleados, permitiendo que ellos acompañen sus principales acciones y verifiquen el impacto de sus tareas en el logro de los resultados trazados. Con ello, los empleados se sienten más motivados para contribuir al éxito de la compañía.

Más Artículos...
Más Artículos...