Miércoles, 8 de Noviembre, 2017

Despidos y cómo lidiar con ellos

Cuando llega el momento de dar terminada la relación laboral debido a incumplimientos de ciertos estatutos previamente establecidos y contemplados por las leyes, es común preguntarnos cuán justificable es la causa del despido. La Ley Federal del Trabajo explica que las siguientes son las principales causas de rescisión de contrato laboral:

  1. Mentir sobre contar con las habilidades y conocimientos necesarios para desempeñar un buen trabajo. Esta causa sólo puede considerarse en los primeros 30 días que el trabajador ejerza su labor.
  2. Incurrir en actos de violencia o amago hacia el patrón, sus familiares u administrativos de la empresa, con la excepción de haber sido provocado o que actúe en defensa propia.
  3. Actuar de forma similar que en el punto anterior con mala conducta dirigida hacia los compañeros de trabajo.
  4. Cometer las faltas del punto 2 fuera del horario de trabajo, siendo estos lo suficientemente graves para imposibilitar que la relación laboral continúe.
  5. Ocasionar daños materiales hacia propiedad de la empresa de manera intencional.
  6. Ocasionar daños materiales hacia propiedad de la empresa de manera no intencional, pero habiendo actuado con negligencia o no acatando medidas de seguridad y de entrenamiento previo.
  7. Comprometer la seguridad de otros en el área de trabajo a causa de imprudencias.
  8. Cometer actos inmorales en el área de trabajo.
  9. Revelar asuntos de carácter reservado para la empresa.
  10. Tener 3 o más faltas de asistencia sin justificación en un periodo de 30 días.
  11. Insubordinación. Desobedecer al patrón en órdenes que formen parte del trabajo acordado.
  12. Negarse a formar parte de las medidas preventivas en casos de emergencia.
  13. Acudir al lugar de trabajo en estado de embriaguez o bajo los efectos de algún narcótico.
  14. Ser acreedor de una sentencia penal y no poder cumplir con sus deberes laborales.

Si la causa de rescisión de contrato laboral es una de las anteriormente presentadas, el despido es totalmente justificado y tras el proceso, el patrón no tiene responsabilidades hacia el trabajador y no se verá obligado a pagar indemnizaciones ni reinsertarlo en su trabajo. Pero ¿qué puede tomarse en cuenta como un despido injustificado y qué obligaciones se tienen para con el trabajador en ese caso?

Lidiar con un despido injustificado

En México, el despido injustificado es la causa más común de término de relaciones laborales. Los sectores donde esta práctica es más notoria son el comercio, la industria manufacturera y el área de servicios turísticos-hoteleros.

Técnicamente, cualquier motivo de despido no estipulado por la ley se considera un despido injustificado y hay ocasiones en que las empresas realizan estos despidos en casos como el recorte de personal para solventar gastos. En una situación como esta, el trabajador tiene derecho a un juicio laboral. Llevando la disputa ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, al comprobarse la no-justificación el trabajador puede solicitar la readmisión a su puesto o la indemnización correspondiente.

Indemnización y reinstalación

Al ocurrir un despido injustificado, constitucionalmente se expresa que el trabajador debe recibir una indemnización por 3 meses de salario o puede optar por la reinstalación: llevar a cabo un juicio para que su lugar en la empresa se le devuelva. Habrá algunos casos donde el trabajador no pueda ser reinstalado, como:

  1. Tener menos de un año de antigüedad
  2. Tener estatus de Trabajador de Confianza
  3. Trabaja en el servicio doméstico
  4. La Junta de Conciliación y Arbitraje determina que la reinstalación no es viable

Pero en otros casos, cuando la Junta y las instituciones pertinentes determinan que el trabajador tiene derecho a la reinstalación en su puesto, el patrón deberá readmitirlo. Esto puede llevarnos a dos situaciones:

  • El juicio se resuelve favorablemente para el trabajador y es reinstalado:

El trabajador no sólo deberá recibir su puesto, sino también será acreedor a los salarios devengados –todos aquellos que no recibió durante la resolución del juicio por estar separado de su trabajo–. Tras la nueva reforma laboral, el máximo a recibir es el equivalente a un año de salarios caídos, sin importar la duración extendida del juicio.

  • El patrón no acepta el resultado y se niega a la reinstalación:

Independientemente de los motivos, en ocasiones los patrones no aceptan la resolución y no acceden a reinstalar al trabajador. Al ocurrir esto será acreedor a una sanción por lo que no sólo deberá pagar los 3 meses de indemnización merecida, sino también un monto correspondiente al tipo de contrato y antigüedad del trabajador:

Tipo de contrato y antigüedad Indemnización correspondiente
Contrato indeterminado 20 días de salario por cada año trabajado
Contrato determinado: menos de un año Salario equivalente a la mitad del tiempo trabajado
Contrato determinado: más de un año 6 meses de salario por el primer año;posteriormente, 20 días de salario por cada año

 

Dato: El salario base para calcular estos pagos se integra sumando el salario diario más todas las prestaciones a las que el trabajador era acreedor.

Calculemos con algunos ejemplos las posibles resoluciones en caso de despido injustificado:

Ejemplo 1

Ana tiene un salario de $10,000 mensuales. Fue despedida de forma injustificada y llevó su situación a juicio laboral buscando ser reinstalada en su puesto. La resolución tomó 10 meses y resultó favorable, por lo que Ana volvió a su empleo y recibió el equivalente a 10 meses de salario por el tiempo que estuvo separada de su trabajo.

$10,000 x 10 meses = Ana recibió $100,000 en salarios devengados.

Ejemplo 2

Luis tiene un salario de $8,000 mensuales. Fue despedido de forma injustificada y llevó su situación a juicio laboral buscando ser reinstalado en su puesto. Las instituciones correspondientes concluyeron que no era viable la reinstalación, por lo que Luis fue acreedor a la indemnización de 3 meses de salario que establece la Ley Federal del Trabajo.

$8,000 x 3 meses = Luis recibió una indemnización de $24,000

Ejemplo 3

José tiene un salario de $9,000 mensuales. Fue despedido de forma injustificada y llevó su situación a juicio laboral buscando ser reinstalado en su puesto. El juicio resultó a su favor, pero el patrón se negó a la reinstalación, por lo que fue acreedor a una sanción. José, además de recibir la indemnización correspondiente por la LFT, recibió una indemnización extra por la negativa de reinstalación. José era un empleado por contrato indeterminado con 6 años de antigüedad.

  • $9,000 x 3 meses = $27,000
  • Al día, su salario era de $9,000 ÷ 30 = $300 diarios.
  • Por ley, se reciben 20 días de salario por año trabajado. José trabajó 6 años:
  • $300 x 20 días = $6,000
  • $6,000 x 6 años = $36,000

En total, José recibirá $27,000 + $36,000 = $63,000 como indemnización

Más Artículos...
Más Artículos...