Jueves, 21 de Diciembre, 2017

Cómo seleccionar buenos candidatos

La importancia de tener un buen personal de trabajo radica en que sus ideas influirán en la productividad y eficiencia de tu empresa. Si cuentas con un capital humano correcto para realizar cada labor, ellos te ayudarán a resolver obstáculos que surjan. En este artículo, te hablamos sobre la selección de personal, los pasos a seguir para hacer una buena elección y las consecuencias que pueden existir si el candidato no cumple con lo esperado.

¿Qué es la selección de personal?

Este es el proceso a realizar correspondiente y subsecuente del anuncio de reclutamiento –ya sea externo o interno– para llenar una vacante. Aquí, se visualizan las aptitudes, actitudes, ofrecimientos, valores, experiencia e ideas de una persona y se decide si a la empresa le conviene contratarlo.

¿Cómo seleccionar buenos candidatos?

Existen ciertos pasos indispensables que se deben seguir. Estos son lo más recomendable para tomar una decisión acertada y adecuada. Son diez pasos muy explícitos, que van desde el inicio de la publicación hasta la selección e incorporación del candidato al empleo:

  1. Análisis y detección de necesidades.
  2. Reclutamiento activo o pasivo.
  3. Recepción de candidaturas.
  4. Pre-selección.
  5. Pruebas.
  6. Entrevistas.
  7. Valoración y decisión.
  8. Contratación.
  9. Incorporación.
  10. Seguimiento.

Auqnue este método no es infalible, existe un porcentaje bastante alto que indica que obtendrás un capital humano valioso.

¿Cuál es la importancia de la selección de personal?

Incorporar a las personas adecuadas te permitirá mantener orden, productividad, excelencia y compromiso en cada uno de los departamentos.

¿Cuáles son las consecuencias si selecciono mal a los aspirantes?

Una mala selección puede influir en el ritmo de trabajo de la empresa y al resto de los empleados. Las consecuencias pueden ser múltiples y variadas, estas son las 6 más comunes:

  • La persona se sienta insatisfechas: puede que el trabajador no empate con los valores, misiones y objetivos de la empresa. Esto puede generar que no tenga sentido de pertenencia e insatisfacción. Para evitar esto, es importante indagar sobre los datos de la persona y recoger la información sobre experiencia, estudios, etc.
  • Problemas de adaptación e integración: este es uno problemas más comunes que pueden ocurrir. Las pruebas y entrevistas realizadas en el proceso de selección se hacen con la intención de asegurarnos que esa persona cubre las necesidades actuales de la empresa.
  • Rotación: cuando la rotación es significativa, la empresa invierte más dinero y tiempo en la capacitación del trabajador.
  • Insatisfacción laboral: si la persona se siente insatisfecha con las actividades laborales, generará inconvenientes y un ambiente tóxico en el que no se puede laborar con tranquilidad. Desgraciadamente, no sólo afecta a la persona involucrada sino también a todos los compañeros y personas que se encuentran alrededor. El compromiso disminuirá y asimismo, la producción y el rendimiento de la empresa, pudiendo llegar a generar pérdidas de presupuesto, materia prima, entre otras situaciones.
  • Falta de experiencia: se debe tener cuidado en revisar su estado completo de experiencia del candidato. Se puede contratar a una persona que tal vez no tenga tantos dotes e intentar reubicarla. Sin embargo, esta opción siempre aumentará los costes.
Más Artículos...
Más Artículos...