Martes, 23 de Julio, 2019

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

Un hábito es aquel comportamiento que tiene impacto en nuestra vida, sin importar si se trata de algo que tome mucho o poco tiempo. Algunos están relacionados con la alimentación otros con las rutinas antes de dormir o hasta con rituales de cada día. Mientras que hay hábitos que nos hacen la vida más fácil, (como dejar siempre las cosas en su lugar) otros pueden perjudicarnos en el largo plazo (vicios). 

En 1989 Stephen Covey publicó su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”. El libro ha resultado ser un éxito y hasta ahora se han vendido más de 25 millones de copias en 52 idiomas. 

El propósito del libro es mostrar a los lectores aquellos hábitos que son idóneos para alcanzar la efectividad en todas las áreas de su vida. Los principios que en él se presentan están basados en la “ética del carácter” y se caracterizan por ser atemporales y universales. Además de que brindan resultados por sí mismos. 

Aunque de manera general el libro está escrito para hablarte sobre cómo lograr la efectividad general en tu vida, en este artículo queremos presentarte cómo puedes aplicar esos 7 hábitos en tu vida profesional. 

Ser proactivo

La proactividad consiste en tomar responsabilidad sobre cómo uno reacciona a los estímulos que vienen del entorno. Como individuos no tenemos control alguno sobre las cosas que suceden a nuestro alrededor, lo único que podemos manejar es la forma en la que reaccionamos ante lo que sucede. Tal vez tú no tengas responsabilidad sobre los cambios en la estructura organizacional de tu trabajo, pero sí tienes voz y voto al momento de elegir cómo respondes ante los cambios. 

La clave de la proactividad consiste en responder a los estímulos externos de acuerdo a los valores y principios que sigues en tu vida. Uno de los propósitos de este hábito es el de aprender a asumir nuevos desafíos y retos de forma positiva. Al practicarlo cada persona tiene la oportunidad de entender sus emociones respecto a ciertas situaciones.  

Afuera podrán suceder muchas cosas pero lo único que nosotros podemos hacer es aprender a reaccionar de forma sana ante ellas y no dejarnos llevar por la emoción del momento. Esta facultad es la que nos permite construir poco a poco el camino hacia la vida que queremos. 

Empezar con un fin en mente

¿Cuántas veces hacemos las cosas sin tener un propósito claro o por qué las estamos haciendo? Cuando iniciamos algo (un trabajo, un proyecto o hasta un cambio de carrera) con un propósito claro en mente nos da la sensación de que nuestra vida tiene una razón de ser. 

Covey explica que todo es creado dos veces. La primera vez consiste en los planos, la visualización del objetivo o el diagrama de cómo se realizará la tarea. Mientras que la segunda creación se trata de realizar las cosas en sí. La primera es clave para que cada persona pueda comprender el rol que juega dentro de un equipo o dentro de la empresa misma. ¿Ya conoces los indispensables qué debe haber dentro de un equipo de trabajo?

Este hábito también ayuda a forjar el liderazgo de cada persona, al permitirle elegir el mejor camino para cumplir con su objetivo. Trabajar con objetivos claros nos ayuda a enfocarnos y a entender el rol de nuestras acciones en los resultados. No hay nada más desgastante que hacer las cosas solo por hacerlas, sin comprensión total del impacto de estas. 

Establecer primero lo primero

En el trabajo (y en la vida) podemos encontrar con dos tipos de tareas, lo urgente y lo importante. Aquí entra en juego el segundo hábito, ya que gracias a él se pueden elegir las decisiones más efectivas para llegar a los resultados. 

La administración del tiempo es una habilidad que debe desarrollarse día a día en el ámbito laboral. Actividades básicas como la lista de tareas, o la revisión del calendario ayudan a desarrollar una correcta administración del tiempo laboral. 

Covey profundizó en las definiciones de las tareas urgentes e importantes. Las urgentes son aquellas que necesitan una acción inmediata. Mientras que las importantes son las que son cruciales para los resultados. Bajo estas definiciones, las tareas se pueden clasificar de 4 formas. 

  1. Urgente e importante: A esto se le conoce como administración por crisis. Puede ser que haya problemas en la empresa y un cliente importante amenaza con irse porque no ha recibido algo pidió. Dado que esto puede impactar en los ingresos de la organización y que es algo de imprevisto, la tarea podría clasificarse como urgente e importante. 
  2. No urgente e importante: El autor la explica como administración proactiva. Hacer los reportes necesarios para evaluar cómo está la situación general del área y así poder tomar mejores decisiones a futuro entra en esta categoría.
  3. Urgente y no importante: También conocida como administración reactiva. Puede presentarse cuando por ejemplo, cuando la carga de trabajo aumenta drásticamente (de forma temporal) y no hay suficiente personal.
  4. No urgente y no importante: Llamada como administración inefectiva. Esta clasificación engloba aquellas tareas de las que se puede prescindir o dejar a un lado ya que no impactan en los resultados finales.
  5. Pensar en Ganar – Ganar

La vida no necesariamente es un juego donde yo solo puedo ganar a costa de la pérdida de alguien más. La práctica de este hábito habla sobre el trabajo en equipo y busca desarrollar la colaboración con otros. 

Dentro de este capítulo se analizan los paradigmas de las interacciones humanas, los cuales son:

  1. Ganar – Ganar
  2. Ganar – Perder
  3. Perder – Ganar
  4. Perder – Perder
  5. Ganar
  6. Ganar – Ganar
  7. No hay trato

Cada paradigma representa un tipo de interacción humana con diferentes objetivos y logros para los involucrados. Pero, únicamente el Ganar – Ganar es el más sano para todos en el largo plazo, ya que implica la obtención de beneficios mutuos y un proceso de aprendizaje conjunto. 

Procurar primero comprender y después ser comprendido

Estamos acostumbrados primero exigir que nos entiendan antes de querer comprender a la otra parte. Al prestar atención completamente al otro, facilitamos la comunicación efectiva y de paso también desarrollamos la inteligencia emocional. A mayor comprensión entre los miembros de un equipo, hay un mejor clima laboral y se fomenta el respeto. 

Este hábito hace hincapié en la importancia de utilizar la empatía para comprender al otro con la finalidad de crear relaciones constructivas. Es importante que las personas escuchen para comprender y no para responder (como usualmente hacemos todos). De los 7 hábitos de las personas altamente efectivas, este es el que está más ligado a la inteligencia emocional. 

Sinergizar

Lo diferente es lo que nos abre los ojos y la mente a nuevas ideas y perspectivas. Trabajar en equipo nos ayuda a llegar a mejores resultados que si lo hiciéramos de forma individual. Además, al involucrar a varias personas para encontrar una respuesta a un problema, puede ayudar a llegar a una solución creativa que beneficie a todos. 

La sinergia con los otros miembros del equipo ayudan a mejorar la calidad de las relaciones entre todos, y también de la inteligencia emocional de los involucrados. El trabajo en equipo es necesario para practicar este hábito. 

Afilar la sierra

Aunque sea el hábito que puede tener menor relación con el ámbito profesional, nunca hay que dejar a un lado el trabajo constante en uno mismo. Covey menciona que las personas pueden ignorar que necesitan descansar, recuperar energías o salirse un poco del mundo. 

Todas las personas necesitamos renovarnos de vez en cuando y en todas las dimensiones de nuestra vida, desde el tema físico, mental, socio-emocional y hasta el espiritual. La falta de renovación puede traer un alto costo para las múltiples áreas de la vida de alguien. Finalmente, somos humanos no máquinas  y se vale tener un break

Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas no son comportamientos aislados que puedan practicarse en un orden específico. Estos están entrelazados entre sí y puedan practicarse diariamente para ayudar en el desarrollo interpersonal de cada persona, al igual que en la vida profesional. No te pierdas los mejores consejos para desarrollar con éxito tu vida profesional

 

 

¿Te ha pasado que en ocasiones no estás seguro sobre las metas que debes cumplir en tu trabajo y eso te complique priorizar tus tareas? En Runa, cada colaborador puede encontrar las metas que se esperan de él y llevar registro de su progreso. Conoce más sobre nuestro software de nómina y RRHH.

¿Te gustó el artículo?

Promedio / 5. Votos:

Más Artículos...
Más Artículos...