Jueves, 2 de Agosto, 2018

Gig Economy: el nuevo HR

Los 2000s fueron los años de la tecnología. Fue cuando empezamos a ver productos que pensamos sólo se podrían ver en películas como Back to the Future, pero ahora vemos drones y autos que se conducen sin necesidad de un piloto. Lo curioso es que la tecnología no sólo ha creado productos nuevos, sino que también ha cambiado economías, forma de trabajo y hasta estilos de vida. En lo particular, me encanta hablar sobre cómo ha impactado la tecnología en los trabajos ya que me ha tocado, de viva mano, ver cómo han cambiado los estándares de trabajo en las empresas. Cuando fui directora de RH en Cabify, encontré el concepto que describe todo esto nuevo que se vive en los ambientes laborales: la Gig Economy.

Qué es la Gig Economy

Se refiere a los ambientes de trabajo donde las posiciones laborales temporales son comunes, las organizaciones contratan trabajadores independientes o freelancers y las relaciones de trabajo son por periodos cortos y no por tiempos prolongados.

Una de las razones por las cuales esto sucede es porque la era en la que vivimos es completamente digital, el trabajo ahora lo tenemos al alcance de un smartphone y puede hacerse en cualquier parte del mundo. Todo esto quiere decir que ya no es necesario que los empleados estén en un lugar físico para hacer su trabajo, estos trabajadores o freelancers, laboran desde cualquier parte del mundo que tenga una conexión a internet: ahora ellos son dueños de su propio tiempo. Cool ¿no?

Sí, la digitalización del mundo ha dado pie a una nueva forma de trabajar. Los gigantes de la tecnología han sido los pioneros de esto: teniendo políticas de tiempo y lugar flexibles, han permitido que sus empleados trabajen desde distintas partes del mundo.

Beneficios de la Gig Economy

Para un empleado, trabajar en la Gig Economy es el sueño: despertar un día y tener la tranquilidad que puedes decidir dónde y cómo trabajar, siempre procurando llegar a las metas establecidas. Pero ¿y las empresas? ¿qué ganan las empresas? En realidad, existen muchísimos beneficios para las empresas además de la enorme satisfacción de los empleados al trabajar en esquemas de este tipo. Las empresas que son flexibles y aceptan freelancers en sus proyectos ahorran recursos como los siguientes:

  • Beneficios: la mayoría de las contrataciones con consultores externos o freelancers son por proyectos. Muchos de los freelancers optan por no aceptar beneficios a cambio de una mejor remuneración económica en el proyecto.
  • Espacios de oficina: muchos de los freelancers se contratan de forma remota. Ya que existen herramientas tecnológicas que permiten dar seguimiento a proyectos sin necesidad de tener a todo el equipo en una sala, ellos optan por trabajar de manera remota. Esto evitará que necesites invertir en un espacio más amplio de oficina a medida que la empresa crece.
  • Entrenamiento: cuando una empresa contrata a un freelance, es porque esta persona es un experto en su área. Estas empresas dejan de invertir mucho capital en entrenamiento ya que estos expertos saben para lo que fueron contratados.

La Gig Economy en México

Actualmente en nuestro país, vivimos un período de evolución. Si bien aún hay muchas empresas que no han adoptado nuevos esquemas de trabajo, ya hay muchísimos pioneros como las startups que son las que encabezan esta nueva forma de colaborar con las empresas de manera flexible, y eventualmente ayudarán a todas las otras empresas a dar el brinco hacia la nueva economía.

 

¿Te gustó el artículo?

Promedio / 5. Votos:

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Más Artículos...
Más Artículos...