Jueves, 25 de Julio, 2019

¿Qué es el Salario Emocional?

Además de encontrarse con el salario económico, los trabajos también cuentan con salario emocional. Este no tiene un impacto directo sobre la cartera del colaborador, pero sí sobre su calidad de vida. Hoy en día los trabajadores no solo buscan un buen salario económico, sino también un correcto equilibrio entre trabajo y las demás áreas de su vida. Pero, antes de comenzar… ¿qué es el salario emocional?

Aunque tiene una relación con el clima laboral, el salario emocional también está compuesto por pequeños factores de la cultura empresarial y beneficios que la organización le brinda a sus empleados. Un ejemplo muy sencillo es el reconocimiento y agradecimiento de los jefes a los colaboradores por su buena labor. Aún cuando esto entre dentro de sus responsabilidades. 

La calidad del capital humano, puede verse afectada por la salud de los colaboradores. Y por salud no nos referimos solamente a la física, sino también a la mental y social. Por ejemplo, un clima laboral tóxico podría generar un salario emocional negativo para los empleados de una organización. 

Dentro de la empresa se pueden medir los niveles de satisfacción de los colaboradores. Un ejemplo muy sencillo de este es conocer que tan satisfechos están con su parte en el trabajo. Un alto nivel de satisfacción hará que el empleado se sienta más comprometido con su lugar de trabajo y que no piense en dejarlo. Mientras que un bajo nivel de satisfacción podría indicar que un colaborador está próximo a dejar el barco. 

El índice de satisfacción de los trabajadores también impactará en sus niveles de productividad y proactividad. Cuando un empleado se siente “feliz”, además de encargarse de sus tareas, también está más dispuesto a apoyar a otros y a brindar nuevas ideas para llegar a los resultados. Pero, cuando los niveles de satisfacción son bajos, es probable que un colaborador solo se limite a hacer lo que le corresponda. 

Como ya explicamos antes, el salario emocional no impacta en el bolsillo de los empleados; sino en su calidad de vida. Son pocas las personas que estarían interesadas en tener un trabajo con una paga por arriba del promedio, pero con un nulo equilibrio entre vida profesional y personal. Un balance correcto entre el ámbito profesional con respecto a las demás áreas de la vida de alguien, puede influir en que el colaborador no busque otras ofertas laborales o bien que rechace las que reciba. 

Los primeros pasos para otorgar un salario emocional, consisten en darle (o reconocer) el valor individual del colaborador y cómo su labor impacta a la empresa y a la visión de esta. Y aunque sea su responsabilidad y reciba una compensación económica por ello, no se puede ignorar que este reconocimiento puede motivar al empleado. 

En un estudio realizado por la Asociación de Internet.MX se encontró que los profesionistas se inclinan por empresas que hacen mayor énfasis en el crecimiento profesional que en la retribución económica (esto tampoco significa que hay que ignorarla). Otros rasgos que valoran dentro de una empresa son las prestaciones, el balance entre trabajo y vida personal, buen ambiente laboral. Todos estos tienen en común que forman parte del salario emocional. 

Otro estudio realizado por OCC Mundial ha demostrado que un buen salario emocional aumenta hasta en un 33% la productividad de los colaboradores. Además, también crece su nivel de compromiso con la compañía. Otro descubrimiento sorpresivo es que con un salario emocional positivo, se reducen hasta en un 66% los días perdidos por no llegar a las metas. 

¿Qué beneficios cuentan como salario emocional?

  • Flexibilidad de horario: llegar a la oficina a las 9 en punto e irse a las 6 con una hora de comida a media jornada no tiene relación directa con la productividad de los colaboradores. Trabajar por metas, sin tener que estar atados a un horario de trabajo específico y con flexibilidad de hora de entrada y salida, es uno de los elementos básicos que conforman el salario emocional en varias compañías.
  • Trabajo remoto: ya sea desde la casa, un café o lejos de la oficina, el trabajo remoto cada vez es más posible gracias a las múltiples herramientas que existen. Hoy en día son pocos los trabajos que requieren que los empleados estén físicamente en la oficina para realizar sus tareas. Tener la posibilidad de trabajar desde casa es un factor que cada vez es más valorado por parte de los colaboradores.
  • Capacitación continua: a los colaboradores les encanta la idea de un lugar de trabajo que invierta de forma continua en ellos. Este beneficio no implica que la compañía corra con los gastos de todos los cursos, sino que puede formar una alianza con alguna de las nuevas plataformas de aprendizaje en línea o tener un presupuesto definido para este tipo de conceptos.
  • Vida más allá de la oficina: los cursos o talleres en los que se interesan los colaboradores no siempre están relacionados directamente con su carrera profesional. Algunos pueden tener aficiones como la cocina, fotografía, deportes extremos y más. Si la empresa “invita” este tipo de actividades de forma ocasional, demuestra que se preocupa por la salud mental de sus trabajadores y que se interesa porque tengan un balance sano entre trabajo y vida.
  • Guardería: no importa si solo existe durante el período vacacional o si está disponible durante todo el año. Este beneficio es altamente valorado por los padres de familia, a quienes a veces se les dificulta encontrar un lugar en donde dejar a sus hijos. O bien tienen que solicitar permisos constantes para atenderlos.
  • Espacios recreativos: Google es una compañía conocida por contar espacios específicos para la dispersión y diversión de sus colaboradores. Dentro de sus instalaciones se pueden encontrar gimnasios, cafeterías totalmente equipadas, salas de juegos y hasta habitaciones para meditación. Esta empresa ha entendido que a empleados felices, mayor productividad y creatividad y por eso le ha apostado a renovar sus instalaciones y a convertirlas en un auténtico espacio de entretenimiento.
  • Voluntariado: algunas empresas tienen convenios con asociaciones, a las cuales acuden ocasionalmente para ayudar con su labor o bien para las cuales recolectan comida o dinero. El trabajar en una empresa que promueva la ayuda a otros y tenga un vínculo cercano con asociaciones, es un rasgo que los colaboradores ven con muy buenos ojos. Esta acción de solidaridad y empatía, genera mayor compromiso de los empleados hacia la empresa.

Hay que recalcar que son pocas las ocasiones en las que como colaboradores, podamos encontrar todos estos beneficios en un solo lugar. Aunque esto sea la intención del departamento de RRHH, muchas veces no siempre hay presupuesto o disposición de los directivos por cubrir los costos que conllevan estos beneficios. Lo más recomendable en estos casos, es que las empresas elijan aquellos que son más afines a sus valores. 

El 51% de las personas encuestadas en el estudio de “The Global Talent Trends” de Mercer, respondieron que estarían dispuestas a trabajar en empresas que ofrezcan mayor flexibilidad. Pero, no solo se refieren al horario o a la posibilidad de poder trabajar desde casa, sino al ambiente laboral en general. Eso sí, incluye horarios, lugar de trabajo, orden de tareas, responsabilidades y actividades del día a día. En resumen, los trabajadores están interesados en tener mayor poder de decisión sobre su trabajo en lugar de seguir las instrucciones o la agenda marcada por alguien más. 

Actualmente las personas en RRHH se encuentran con el reto de definir estrategias para mejorar el salario emocional de su empresa y cómo darles seguimiento a estos. También es necesario aprender a identificar el correcto nivel de satisfacción en los colaboradores. 

 

 

¿Te gustaría formar parte de una plataforma que ofrece beneficios para todos los gustos? Conoce todo sobre las alianzas de Runa y cómo pueden ayudarte en tu vida personal y profesional. 

¿Te gustó el artículo?

Promedio / 5. Votos:

Más Artículos...
Más Artículos...