Domingo, 30 de Junio, 2019

Técnicas de Coaching Empresarial

Los colaboradores son uno de los principales activos dentro de las empresas, sin su labor las organizaciones no podrían llegar a sus metas ni continuar con su operación. Pero así como la maquinaria necesita de mantenimiento constante, los colaboradores también requieren de capacitación para mantener sus habilidades y conocimientos al día y de sesiones de coaching. 

El coaching utilizado propiamente puede ayudar a que la empresa realice cambios de forma apropiada. Además, también ayuda a mejorar su rendimiento y a generar resultados positivos en el crecimiento de la organización. Una de las principales características del coaching empresarial, es que los cambios que se hacen para llegar a buenos resultados, son sostenibles. 

En el mundo empresarial, el coaching se utiliza normalmente para superar obstáculos, a adaptarse a cambios dentro de la organización y para potencializar nuevas habilidades. Los colaboradores que han pasado por procesos exitosos de coaching empresarial, son capaces de ordenar prioridades, guiarse a sí mismos y a otros a través de la etapa del cambio, atacar obstáculos de una manera eficiente y de alcanzar su potencial empresarial. 

Las empresas también pueden hacer uso del coaching empresarial y no solo cuando se avecinan cambios o hay que superar obstáculos. Estas técnicas también pueden ser útiles para mejorar el rendimiento de los colaboradores, la eficacia de los líderes o para crear la unión dentro de los equipos. 

En el mundo de RRHH existen 6 técnicas efectivas de coaching. Cada una es utilizada para alcanzar resultados específicos. Aquí te explicamos de qué va cada una y cómo identificar si es lo que necesitas para tu empresa. 

  1. Cuestionario previo: Esta técnica consiste en responder preguntas sobre metas, objetivos y en general sobre cualquier otra situación que podría estar impidiendo que el colaborador (o el equipo) sea más productivo. Las respuestas pueden funcionar como punto de partida para todo el proceso de coaching. Conforme el paso de las sesiones, se van respondiendo nuevas preguntas de seguimiento para saber si está dando resultados o si hay otros obstáculos. 
  2. Objetivos SMART: Los objetivos SMART se caracterizan por ser medibles, alcanzables, específicos, relevantes y basados en el tiempo. Debido a la claridad de sus objetivos, esta técnica ayuda a plasmar las metas en objetivos mucho más detallados y orientados a la acción del colaborador. 
  3. Reconocimiento y colaboración: Al dejar que los miembros de equipo compartan su perspectiva, experiencias y lo aprendido después de cada sesión de coaching ayuda a que de forma grupal se absorba con mayor claridad e impacto lo debatido en las sesiones. 
  4. Preguntas abiertas a los participantes: Lanzar preguntas también es una técnica válida de coaching, especialmente cuando se está utilizando a grandes grupos. De esta manera, los colaboradores aprenden y reflexionan gracias a las aportaciones de otros y así todos van de la mano en su proceso. 
  5. El poder de la escritura: Escribir sobre los objetivos y resultados es una forma en la que los colaboradores pueden apreciar cuánto han avanzado. Al percatarse de su avance, se inicia un diálogo interior positivo y que continúa motivando al colaborador. 
  6. Monitorización del progreso: En cualquier proceso de coaching es indispensable hacer un proceso de seguimiento con el colaborador. A través de cuestionarios, las personas pueden ver su progresos y qué tan cerca se encuentran de la meta o bien, todo lo que han avanzado desde su punto de partida. La retroalimentación continua del coach al colaborador, lo ayuda a no abandonar su camino ni a perder de vista los objetivos.

¿Te gustó el artículo?

Promedio / 5. Votos:

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Más Artículos...
Más Artículos...