Jueves, 9 de Noviembre, 2017

Todo lo que debes saber sobre el salario en especie

Una de las características primordiales y más importantes que los patrones deben considerar al momento de instaurar e iniciar su empresa, es la fijación de un salario base para sus trabajadores. Sin embargo, el salario posee distintas naturalezas y aunque lo más común es el pago del salario en dinero físico o efectivo, también existe el denominado salario en especie.

¿Qué es el salario en especie?

El salario en especie, está definido como el pago ordinario (aquel correspondiente a sus labores realizadas) o extraordinario (una especie de bono o prima otorgada por cualquier motivo), realizado a los trabajadores de la empresa, en donde se sustituye al dinero físico o en efectivo y se paga con productos, alimentación, vestuario, habitación, entre otros. El salario en especie puede formar parte del salario base del trabajador, de acuerdo a ciertas regulaciones de las leyes mexicanas.

¿Cómo se establece el salario en especie?

En los Estados Unidos Mexicanos, el salario en especie, tiene que ser obligatoriamente, una parte (no mayor al 30%) del salario total del trabajador. Es decir, en caso de que realices pago de salario en especie a tus empleados, debe entregarse como mínimo el 70% en dinero y el 30% restante, es el equivalente máximo que puede ser retribuido en especies.

Como patrón, nunca debes entregar en dinero, una cantidad menor al salario mínimo para los interprofesionales.

Características del salario en especie

  • En primer lugar, el salario en especie es una forma de pago que como patrón de una empresa, no puedes imponer. Para que sea legal, el salario en especie debe ser acordado y aceptado por cada uno de los trabajadores de la empresa. En ningún momento, debes persuadir u obligar a los empleados a aceptar el salario en especie, en caso de que no lo deseen.
  • En caso de que acepten, debes tener presente, que el salario en especie no puede superar el 30% del monto total del salario mensual del empleado.
  • El salario en especie, suele ser utilizado como bono o incentivo para los trabajadores y mientras se entrega el salario convencional, en dinero; también se hace entrega de productos y bienes que el empleado puede disfrutar y satisfacer necesidades personales.
  • Los salarios en especie, pueden aumentar dependiendo del buen rendimiento de los trabajadores en sus actividades laborales.
  • El salario en especie, al momento de entregarlo a sus trabajadores y al igual que el salario en dinero, debe ser cuantificable y verificable, para que el empleado tenga control y seguridad del dinero retribuido.

¿Qué no incluye el salario en especie?

Puede prestarse a confusiones, y para evitar esto, hemos decidido aclarar todo aquello que no es considerado como salario en especie:

  • Otorgar materiales de protección para desempeñar ciertos tipos de tareas dentro de la empresa.
  • Suministrar las herramientas (generalmente físicas) necesarias para completar diversas labores cotidianas.
  • Recursos utilizados para la capacitación o actualización de los empleados sobre ciertos temas y tareas.
  • Concesión de primas como seguro social, prima de accidentes laborales, entre otras.

Es importante mencionar que algunas de estas cosas, pueden considerarse como retribuciones por parte de la empresa para con el empleado, por ejemplo, en el caso de la capacitación profesional. Sin embargo, el resto de lo que hemos mencionado, como el otorgamiento de los materiales de protección para desempeñar una determinada tarea, así como las herramientas de trabajo y las primas reglamentarias, que tienen un carácter obligatorio y no pueden contarse como parte del salario.

¿Qué se considera como salario en especie en México?

Por otro lado, en este apartado, aclararemos cada una de las cosas que pueden tomarse como el pago de salario en especie:

  • Pagos, suministros, descuentos y demás concesiones para el consumo de alimentos y bebidas.
  • Servicios de vivienda que se otorguen al empleado de forma gratuita o con un precio menor a la media del mercado.
  • Servicio de guarderías para los hijos de los empleados, ya sea en forma gratuita, descuento en el pago total del costo, etc.
  • Otorgamiento de uniformes para ser utilizados por los trabajadores en el lugar de trabajo o fuera de él.

Básicamente, los servicios y los bienes de consumo en sus distintas modalidades, pueden ofrecerse al empleado dentro del salario en especie, de modo que son muchas las opciones en las que como empleador puedes considerar otorgar esta modalidad de pago a tus empleados, aún sabiendo que no se puede abusar de ella.

La característica principal del salario en especie, más allá de que no sea una remuneración monetaria, es que el usuario o empleado no puede darle otro uso para el que está siendo concebida, de modo que si bien resulta de gran utilidad en la mayoría de los casos, no puede exceder del porcentaje establecido en la ley justamente porque de cierto modo limita al empleado para hacer lo que realmente desee con su salario.

Más Artículos...
Más Artículos...