Jueves, 21 de Diciembre, 2017

Tipos de entrevista de trabajo

Al llevar a cabo el proceso de reclutamiento del personal y de selección de aspirantes, se deben seguir ciertos pasos recomendados para que esta adquisición de capital humano sea lo más exitosa posible. Uno de los pasos a seguir cuando se lleva a cabo el reclutamiento y la selección del personal es el de la entrevista. Esta es una herramienta que te permite conocer aspectos más personales del solicitante y dependiendo de las preguntas formuladas, puedes ver detalles para decidir si su talento, personalidad y carisma se ajustan a la empresa. La entrevista debe verse como una herramienta que te ayudará a tomar una decisión mucho más precisa, por lo que es muy recomendable. Con el fin de darte más orientación en términos de entrevistas de trabajo, explicaremos los diferentes tipos de entrevistas: sus variaciones, características y herramientas útiles para conocer más sobre el lado psicológico de tu empleado.

Qué son las entrevistas

Las entrevistas son una herramienta extremadamente útil en el proceso de selección de personal en un entorno comercial. La entrevista se considera un intercambio de ideas e información. Se pueden hacer entre dos o más personas. Al menos uno de ellos se considera el entrevistador (quien está a cargo de formular todas las preguntas y dirigir la entrevista).

Tipos de entrevista

Las entrevistas se divide en 8 tipos. Puedes elegir la que mejor se ajusta a los detalles que desea conocer sobre el candidato. Es importante mencionar que puedes apoyar tus entrevistas usando otras técnicas como pruebas o solicitudes para conocer mejor a tu candidato. 

  • Entrevista no administrada: generalmente se asemeja a una conversación. Aquí, el entrevistador no tiene preguntas preparadas y van surgiendo conforme a las respuestas del entrevistado. Este entrevista puede tomar varias direcciones y no hay ningún formato a seguir. Una ventaja con respecto a la entrevista dirigida es que el aspirante puede sentirse confiado y relajado, lo que permitirá una fluidez en sus respuestas.
  • Entrevista dirigida: en contraste con el tipo anterior, ésta tiene algunas preguntas establecidas y se siguen al pie de la letra. Básicamente, se busca conocer las habilidades, actitudes, técnicas, motivación, intenciones y conocimiento del entrevistado. Para realizar una entrevista dirigida, se requiere un tipo especial de capacitación. Su principal ventaja es que es más organizada y más corta. Su desventaja es que todos los candidatos son diferentes, por lo que este tipo de entrevista puede no funcionar para todos ellos.
  • Entrevista estructurada: la entrevista estructurada es una especie de fusión entre la entrevista dirigida y la no administrada. Consiste en tener preparadas una serie de preguntas fijas, que se aplicarán a todos los solicitantes. Sin embargo, el formato no es tan rígido y pueden hacerse preguntas que no estaban previamente fijas. Las entrevistas estructurales toman en cuenta el momento y se pueden ajustar para hacer preguntas relacionadas con otros temas.
  • Entrevista en secuencia: en esta entrevista se establecen varios supervisores que se encargarán de hacer varias preguntas y realizar una evaluación. Al tomar una decisión y estar en la fase de análisis de cada solicitante, se comparan las evaluaciones. Su ventaja es que hay varias opiniones de varias personas evaluando diferentes puntos de vista que pueden enriquecer la entrevista y la posible aceptación o contratación del solicitante.
  • Panel de entrevista: el panel de entrevistas consiste en organizar y establecer un grupo de entrevistadores, cada uno con ciertos turnos para hacerle preguntas al solicitante. La diferencia con el tipo anterior de entrevista, es que los entrevistados se encuentran en una habitación individual con el solicitante y aprovechan para hacer más preguntas.
  • Entrevista de estrés: como su nombre lo indica, ésta trata de hacer varias preguntas hostiles para introducir tensión. Su objetivo principal es verificar y demostrar cómo se comporta el solicitante en situaciones de estrés.
  • Entrevista de evaluación: esta entrevista generalmente se lleva acabo con una prueba. En ella, se evalúa el rendimiento obtenido al realizar algunas tareas. El supervisor y el candidato se reúnen para discutir los fracasos, los éxitos y la calificación obtenida.
  • Entrevista de desvinculación: esta no se realiza a candidatos para trabajar en una empresa, por lo que está diseñada para quienes renuncian. Se utiliza para conocer cuál es la opinión y experiencia de un determinado empleado.
Más Artículos...
Más Artículos...