Miércoles, 8 de Noviembre, 2017

¿Qué es el pluriempleo?

En la actualidad, ya sea por necesidad económica, metas personales o búsqueda de amplia experiencia en poco tiempo, es común encontrar a personas que se desarrollan en más de un empleo. A esto se le conoce como pluriempleo y en México, un estudio identificó que 3 de cada 10 personas han optado por trabajar en más de un lugar a la vez, siendo en su mayoría adultos jóvenes (25-35 años).

¿Qué dice la ley?

Contar con dos empleos o más no es ilegal, sin embargo representa obligaciones extras para el trabajador. En primer lugar, debe informarse por escrito a ambos patrones que se está desenvolviendo en otra empresa al mismo tiempo. Además de lo obvio, que sería bajo ningún motivo descuidar las responsabilidades del trabajo o disminuir la productividad.

Para el IMSS: Una duda común es no saber si se puede estar cotizado ante el IMSS en dos empresas diferentes. Esto es posible y ambos trabajos aparecerán como uno solo en el registro del trabajador; para descuentos de las cuotas, ambos salarios se sumarán incrementando el valor a descontar por cada seguro.

Para ISR: Es sabido que los trabajadores que ganan menos de $400,000 al año en materia de ISR son responsabilidad del patrón, quien se encarga de realizar las retenciones y hacer las declaraciones pertinentes. Sin embargo, al tener dos o más empleos no sólo se deberá informar al SAT, ahora las declaraciones mensuales y anuales correrán por responsabilidad del trabajador, por lo que se deberá solicitar al patrón las constancias de retenciones y percepciones.

Beneficios y desventajas personales

Esta modalidad de empleo no sólo trae beneficios como una mayor solvencia económica o una acelerada adquisición de experiencia en escenarios diversos, también puede significar comprometer nuestra calidad de vida. Recordemos que se trata de dos jornadas laborales al día, lo que deja poco tiempo para administrar los cuidados básicos como una alimentación apropiada y horas de sueño suficiente; otro ámbito que se puede ver afectado son las relaciones interpersonales y familiares, esto gracias al poco tiempo libre y el desgaste generado.

Algunas de las recomendaciones que se brindan a esta clase de trabajadores son: contar con horarios definidos y crear planes para administrar el tiempo, cuidar la alimentación balanceada, las horas de descanso y sueño pertinentes. Pero sobre todo elegir sabiamente el segundo empleo; tratar de balancear la relación tiempo – esfuerzo es la clave para ser productivo en ambas situaciones.

Más Artículos...
Más Artículos...