Jueves, 9 de Noviembre, 2017

Qué es una jornada laboral

La jornada laboral se refiere a la cantidad de horas, durante las cuales, los empleados o trabajadores de la empresa se encargarán de desempeñar todas sus actividades asignadas. Sin importar su horario (las horas de entrada y de salida), el salario base de cualquier empleado, consiste en la suma y el pago de las horas trabajadas. En México, en la Asamblea Constituyente de Querétaro de 1916-1917, se definió y decidió reducir las jornadas laborales, los patrones no pueden exceder las ocho horas de servicio por cada empleado.

Tipos de jornadas laborales

Son distintas las formas en las que puede clasificarse las jornadas laborales de cada empleado. Principalmente, se encuentran 8 tipos: diurna, nocturna, mixta, reducida, continuada, partida, por turnos y por horas.

  • Jornada laboral diurna: se caracteriza por tener una duración máxima de ocho horas, en cualquier horario comprendido entre las 6 a.m y 8 p.m. Como patrón, se tiene el poder de fijar cuál será el horario laboral (la hora de entrada y la hora de salida) de cada uno de los trabajadores de la empresa.
  • Jornada laboral nocturna: a diferencia de la jornada laboral diurna, en la nocturna, el trabajador solo puede ejercer sus funciones por un máximo de 7 horas, en cualquier horario comprendido de las 8 p.m a 6 a.m. Tiene sus propias características y particularidades. Igualmente, posee dos subgrupos en los que se pueden dividir las jornadas nocturnas:
  • Turno fijo: en este escenario, como patrón, se deberá definir y establecer el momento, horario y días en que el trabajador cumplirá su jornada laboral. Como su nombre lo indica, es fija y no cambia.
  • Turno variable: por otro lado, en el turno variable, el trabajador se encarga de cumplir sus funciones y actividades laborales según lo establecido por el contrato. El día es rotativo y cambia constantemente. Es común en profesiones relacionadas con la salud, por ejemplo, médicos, enfermeras, entre otras.
  • Jornada laboral mixta: es una combinación de trabajo y ejecución de actividades laborales entre el día y la noche. El empleado, puede trabajar un máximo de 7 horas y media, y aunque el horario es dispuesto y distribuido por el patrón, debe tener en cuenta que las horas nocturnas pueden tener un máximo de 3 horas y media. Si exceden las 3 horas y media, la jornada dejará de ser mixta y se volverá completamente nocturna.
  • Jornada laboral reducida: consiste en la aplicación y disminución de horas trabajadas por el empleado, por causa de alguna condición física o de salud que impida el correcto cumplimiento de su trabajo en ocho horas. Existe una regulación especial que fija y determina las condiciones apropiadas para aplicar esta medida.
  • Jornada laboral flexible: esta es una jornada que ha sido propuesta por distintos empresarios y políticos del mundo, en donde se plantea que los empleados tengan una mayor flexibilidad en cuanto a su horario laboral, para que tengan como prioridad sus vidas personales, educativas y recreativas. En cuanto a esta propuesta, existen dos principales defensores con posturas distintas. El primero, es el Nobel de la Paz Shimon Peres. Su propuesta consiste en que los empleados de cada empresa tengan una jornada laboral de seis horas diarias, en donde dos de ellas, sean dedicadas exclusivamente para sus estudios y crecimiento profesional en la rama desempeñada. Por otro lado, el empresario Carlos Slim, plantea jornadas más largas con una duración de 11 horas, pero apenas, tres días a la semana. De esta manera, hay un equilibrio productivo e igualmente, el empleado tiene cuatro días libres para su esparcimiento y enriquecimiento personal. El retiro o jubilación según esta propuesta, sería entre los 70 y 75 años de edad.
  • Jornada laboral continuada: se refiere a la realización de las actividades asignadas con una única interrupción, con una duración de 15 a 30 minutos. Generalmente, estas interrupciones suelen otorgarse a los empleados para alimentarse.
  • Jornada laboral partida: en este caso, el trabajador realiza todas sus actividades en un tiempo determinado y durante esas horas, cuenta con una interrupción más larga que en la jornada continuada; suele ser de una hora mínimo.
  • Jornada laboral por turnos: este tipo de jornadas laborales suelen ser empleadas en empresas, compañías o trabajos en donde la actividad no puede detenerse y la mayoría de los trabajadores están al servicio de la sociedad, un ejemplo de esto son los hospitales, bomberos, entre otros. Funciona, como su nombre lo indica, por turnos. Es decir, entre cada uno de los empleados y el patrón, se establecen equipos y tanto las jornadas, como los horarios laborales se rotan y varían.
  • Jornada laboral por horas: en última instancia, se encuentra la jornada laboral por horas. En esta modalidad, el patrón, se encarga de contratar a una persona que no labore por jornadas continuadas, sino que lo haga por horas; estas, no necesariamente tienen que ser consecutivas, sin ningún problema, pueden estar alternadas. Su disposición y organización, depende tanto del empleado, como del patrón.
Más Artículos...
Más Artículos...