Miércoles, 13 de Diciembre, 2017

Atacando al acoso laboral

Uno de los grandes problemas de la actualidad es el “acoso laboral”, el término “Mobbing” es un anglicismo con el que se denomina al acoso en el trabajo e incluso fuera de este, puede venir por parte de: los compañeros de trabajo, los jefes o bien de personas que tenga a su mando.

Al igual que el ya famoso Bullying escolar, el Mobbing puede generar en la persona afectada:

  • Baja autoestima
  • Falta de motivación
  • Baja laboral

Este problema se puede prolongar por meses o años y la violencia puede llevar a los victimarios de Mobbing a la agresión física, igual que en la violencia de género, pudiendo haber accidentes intencionales (cuando se trabaja por ejemplo en talleres con maquinaria pesada o laboratorios con uso de sustancias químicas nocivas).

Al igual que en el Bullying el acoso en el trabajo puede llegar al suicidio de la víctima si no se corta la relación hostil.

¿Qué consecuencias puede haber para la empresa?

Baja productividad

Los trabajadores acosados tienden a diezmar su productividad, así como los procesos involucrados en su trabajo.

Número de accidentes

La falta de concentración del afectado, así como el temor del mismo pueden provocar accidentes.

Mala Imagen

No solo si se llega a dar a conocer este tipo de situaciones que ocurren en la empresa a los clientes o a los socios, también que los trabajadores estén agobiados por el mal clima laboral, bajando la producción.

Como todo acto de violencia, este presenta dos actores la parte activa se les denomina mobbers sus actos hostiles ejercidos a sus víctimas son similares a los “bully” la diferencia con ellos es la ausencia de agresiones físicas, es decir, maltrato psicológico por parte de los compañeros de trabajo.

Ejemplos de acoso laboral

Por parte de los compañeros de trabajo:

  • Criticar a la víctima cuando habla o interrumpirla
  • Se le grita
  • Se le retira la palabra
  • Aíslan a la víctima lo tratan como si no existiera
  • Hacen comentarios ofensivos y que pueden llegar a ser hirientes (por ejemplo: sobre su familia, sobre su educación, lugar de procedencia, su personalidad etc.)
  • Difamarla con otros compañeros de trabajo
  • Criticar su vida privada (por ejemplo: su pareja, sus militancias políticas, su credo, el automóvil que maneja, etc.)
  • No responder a sus dudas y lo evitan (comúnmente conocida como ley del hielo), incluso le ocasionan daños en su vehículo
  • Tomar herramientas de su lugar de trabajo (su computadora, sus botas, su bata, sus desarmadores, sus bolígrafos, su calibrador, sus pinzas, sus carpetas, su impresora, etc.) y manipulan sus pertenencias
  • Llegar incluso al sabotaje (como borrar archivos de su computadora)
  • No pasarle llamadas
  • Minimizar sus logros

Por parte del jefe:

  • Le asigna trabajo muy pesado o no apto para su competencia profesional para desacreditarlo
  • Lo obliga a labores infructuosas las cuales, poco o nada guardan relación con el puesto que desempeña e inclusive a la propia procrastinación. Además, se torna más rígido con sus horarios de entrada.
  • Le niega permisos
  • No lo deja hablar y evalúa su desempeño imparcialmente.

¿Cómo frenar el acoso laboral?

Se aconseja 4 sencillos pasos:

  1. Detecta: Si sientes que estás siendo víctima de abuso laboral.
  2. Admite: Debes admitir si estás siendo acosado, o si te estás convirtiendo en un acosador.
  3. Confronta: Pon límites en tu trabajo, confronta a la persona y detenlo.
  4. Corrige: Deberás denunciar a tus agresores al departamento de recursos humanos y a tu jefe inmediato, siempre siendo objetivos y no dejarte llevar por tus emociones.

Diagnosticar y dar solución a este problema presenta múltiples beneficios a los empleadores, por ejemplo:

  • El alto rendimiento de los trabajadores
  • Un bajo índice de rotación que lleva consigo una un ahorro en la inducción al puesto y capacitación de los nuevos empleados.

Actualmente este tema llega a niveles jurídicos, hoy en día existen abogados laborales especializados en Mobbing, (en México se le denomina Bullying laboral) que pueden ayudar a un trabajador que sufre este problema.

No obstante, las mayores pérdidas por este problema se las llevan de hecho las empresas, quienes sufren la pérdida motivación, errores en el trabajo y en general una pérdida de la producción. El buen ambiente y clima laboral es la clave para un óptimo desempeño de los trabajadores y es por tal motivo que el Mobbing no es un tema que deba permanecer ajeno a los empleadores.

Más Artículos...
Más Artículos...