Impuesto al Valor Agregado (IVA): qué es y para qué sirve

Impuesto al Valor Agregado (IVA)

El pago del IVA es una contribución tributaria que todas las personas físicas y morales están obligadas a pagar. Sin embargo, su aplicación depende en gran medida del tipo de productos que una persona consume, el giro de una empresa o incluso de los ingresos percibidos.

Para responder estas dudas, hablaremos acerca de qué es el IVA, quiénes están obligados a pagarlo y qué tipos de Impuesto al Valor Agregado existen. 

¿Qué es el IVA?

El Impuesto al Valor Agregado es una tarifa definida por la administración tributaria que, como su nombre lo indica, representa el valor agregado de un servicio o un producto. Este impuesto, contrario a otras tarifas como la del ISR, es indirecto. Esto se debe a que las empresas son quienes pagan el monto correspondiente a las autoridades, pero lo cobran a los usuarios y consumidores a través de cada una de sus compras.

Al año 2022, el IVA en México está tasado en 16% del valor de los servicios y productos. Solo en la franja fronteriza con los Estados Unidos la tasa se mantiene en 8% desde 2019. 

¿Quiénes pagan IVA?

La Ley del Impuesto al Valor Agregado contempla que todas las personas físicas y morales que realicen algunas de las siguientes actividades en el territorio nacional (o cuyas operaciones requieran la intermediación de los sistemas tributarios del país) lo paguen: 

  • Enajenación de bienes (relaciones comerciales de compra-venta).
  • Prestación de servicios independientes (trabajadores que prestan sus servicios por salarios, honorarios u otra modalidad).
  • Otorgamiento del uso o goce temporal de bienes (como el arrendamiento de propiedades con fines comerciales).
  • Importación de bienes o servicios.

Algunas actividades están gravadas a la tasa 0%. Entre ellas se encuentran: 

  • Enajenación de suelo, construcciones, libros, periódicos, revistas, lingotes de oro o de bienes traspasados por medio de un donativo. 
  • Prestación de servicios gratuitos o por conceptos de comisiones en créditos hipotecarios, fondos de retiro, enseñanza a nivel federal, transporte público, medicina o por espectáculos públicos, entre otras. 
  • Medicinas de patente
  • Fertilizantes, plaguicidas, herbicidas y fungicidas, siempre que estén destinados para ser utilizados en la agricultura o ganadería.

Para conocer la lista completa, puedes ingresar a este enlace del SAT

Tipos de IVA 

Puede ser de dos tipos: trasladable o acreditado.

  1. IVA trasladado: es aquel que las empresas cobran directamente a los clientes. Forma parte del precio de venta de un producto o servicio y debe ser indicado al consumidor a la hora de concretar la compra, contratación o consumo.
  2. IVA acreditable: es aquel que los contribuyentes están obligados a pagar de manera directa a la administración tributaria. Este tipo de IVA requiere una acreditación de las compras realizadas y un pago de la diferencia faltante, en caso de haberla.  

¿Qué es el acreditamiento del IVA? 

Todos los contribuyentes (incluidas las empresas) están obligados a pagar una tasa del 16% de sus ingresos por concepto de IVA. Además, al comprar productos o contratar servicios, una parte de estos impuestos ya ha sido cobrada.

Al realizar sus declaraciones provisionales de impuestos, los contribuyentes tienen la opción de acreditar el pago de una parte o de la totalidad del IVA, de acuerdo con su declaración de gastos deducibles de impuestos. Esto aminora la cantidad que deben pagar por esta contribución y, en caso de haber excedido el monto calculado, solicitar una compensación del IVA. 

Cómo funciona la compensación de IVA 

Al contar con un negocio es importante conocer cómo realizar la compensación de IVA, que consiste en facturar correctamente gastos deducibles para la reducción del pago de impuestos. Este beneficio (del que gozan todos los contribuyentes) se puede ilustrar con el siguiente ejemplo: 

Andrea tiene un negocio de reventa de artículos, del que obtiene ingresos mensuales de $10,000 pesos + IVA al 16%, por lo que deberá emitir una factura global por:

Ingresos: $10,000

IVA: $1,600

Total: $11,600 pesos

Es decir, deberá realizar el pago del impuesto por $1,600 pesos. Sin embargo, realizó una adquisición de mercancías por $5,000 mil pesos + IVA al 16%, por un total de $5,800.00 pesos. 

De acuerdo con la ley del IVA, la adquisición de mercancías y los gastos que sean indispensables para la actividad económica de su negocio se consideran deducibles, por lo que Andrea puede realizar la compensación de IVA; de los $1,600 que debería pagar inicialmente, podrá restarle hasta $800.00.

El IVA se incluye en los precios finales, así que recuerda que es importante que se desglose este impuesto en tus facturas con el precio final, y que no se agregue como extra. También es ilegal el caso contrario: no cobrar IVA si no se pide factura.

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

4
Anterior:

Aspectos legales

Cambios PTU 2022: nuevo tope aplicable Impuesto al Valor Agregado (IVA) El pago del IVA es una ...
Siguiente:

Aspectos legales

La importancia de los valores de los equipos de tu empresa Impuesto al Valor Agregado (IVA) El pago del IVA es una ...


This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds