lunes, 13 de julio, 2020

El futuro del trabajo después de la pandemia COVID-19

Con la incertidumbre sobre cómo y a qué ritmo será el regreso a las oficinas, cuándo la economía se recuperará y cómo las empresas lograrán recuperar sus niveles de ventas antes de COVID; es lógico que el escenario del futuro del trabajo también cambie. 

Forma y estilo de trabajo

Uno de los principales giros que tendrá este cambio será el del lugar de trabajo. Gracias a la contingencia ocasionada por COVID, muchas empresas se vieron forzadas a trasladar sus operaciones al modelo Home Office. Para su sorpresa e incredulidad, este modelo resultó exitoso y demostró que no se necesita que los colaboradores estén en la oficina para hacer su trabajo eficientemente. Algunos expertos opinan que este cambio representó un paso agigantado de años en cuanto a lugar y estilo de trabajo. 

Para aquellos que todavía creen que el Home Office pertenece al futuro del trabajo, este es una realidad. Y aunque no es viable para todas las empresas todavía, muchas ya hicieron el experimento y se convencieron de su eficiencia. Así que en el futuro del trabajo solo queda definir qué industrias y puestos podrán operar de forma remota y quienes de forma presencial. 

Nuevas posiciones

Otro elemento que entra en juego son los roles que se crearon en la empresa a raíz de la situación y que deben de ser llenados por una persona. Pongamos como ejemplo una empresa que vendía sus bienes de forma tradicional, es decir en físico. Con la contingencia descubrió que puede llegar a su mercado meta de forma digital sin necesidad de que su equipo esté en oficina. Pero en su organización no cuenta con alguien que cumpla con estas características, entonces se verá en la necesidad de llenar una vacante nueva que nació por el COVID. 

static

Además, las empresas que regresen a trabajar de forma física deberán de cumplir con una serie de requisitos por parte de las autoridades para garantizar la salud y el bienestar de los colaboradores. Y alguien dentro de la empresa tendrá que ver por que la empresa se encuentre al día con estos lineamientos. Con este ejemplo podemos ver otra posición necesaria que nació por la pandemia. 

Planes estratégicos

Recuperar los ingresos antes de COVID es una de las preocupaciones de hoy en día de las empresas. Para ello llegó el momento de ser “creativos” y esto va desde nuevas promociones, incursionar en el mundo digital, buscar nuevas oportunidades de negocio y más. Antes de dar un paso hacia la aventura es importante planearlo. Para eso tendrás que evaluar tus recursos, obstáculos y posibles contratiempos que puedas encontrarte. 

Lo mismo sucede con el regreso a las oficinas, antes de hacerlo se recomienda que las empresas evalúen bien sus pasos y cómo lo harán; y sobre todo si este retorno es realmente necesario. 

Otra de las recomendaciones es la necesidad de entender que las cosas no volverán a ser como antes. El mundo como lo conocíamos cambió a raíz del COVID, tanto en lo personal como en lo profesional. Por lo que no debemos buscar regresar a la rutina de antes sino aprender a adaptarnos a la nueva situación. 

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

3
Anterior:

COVID-19

Ambientes productivos durante el Home Office Con la incertidumbre sobre cómo y a qué ritmo será el ...
Siguiente:

COVID-19

5 herramientas básicas para cualquier negocio Con la incertidumbre sobre cómo y a qué ritmo será el ...