Miércoles, 8 de Noviembre, 2017

Despidos: ¿Cuáles Son Las Causas?

Uno de los temas que causa más incertidumbre tanto para patrón como trabajadores son los despidos. La relación laboral se basa en un contrato y el despido no es más que la rescisión de éste.

El patrón debe tener claras las causas del despido, ya que estas deben estar establecidas en la Ley Federal del Trabajo y se les conoce como causas de despido justificado. Por otro lado, si las razones del despido son subjetivas o no están entre las causas válidas por la ley, el patrón no sólo deberá lidiar con una demanda y el pago de la indemnización que merece el empleado, sino también con la sensación de inestabilidad que esto genera en el resto de sus trabajadores.

¿Cuáles son las causas más comunes de despido?

Varias son las causas para un despido justificado, la Ley Federal del Trabajo reconoce al menos 14 de manera oficial, y aunque la variedad de lugares de trabajo, contratos y relaciones laborales pueden dar pie a causas de despido muy diversas, las principales o más comunes son las siguientes:

  • Inasistencia

La Ley Federal del Trabajo considera 3 inasistencias –no necesariamente consecutivas– en un lapso de 30 días como una causa suficiente para la rescisión del contrato laboral debido al incumplimiento con la jornada de trabajo. Para que esto proceda, las inasistencias deben ser injustificadas, es decir, que el trabajador no contara con algún permiso o que se encontrara en licencia por enfermedad.

  • Insubordinación

El patrón tiene la capacidad de comandar a sus empleados según los lineamientos que establecen las leyes y el incumplimiento de órdenes necesarias para la realización del trabajo –siempre y cuando no violen las garantías del trabajador– es motivo de despido justificado.

  • Mala ejecución del trabajo

En el filtro de la entrevista laboral, el aspirante a la vacante da a conocer sus capacidades y conocimientos, lo que será decisivo para obtener el trabajo. Mentir sobre estas habilidades y realizar una mala ejecución del trabajo por no seguir políticas y medidas de seguridad son causa justificada de despido.

El procedimiento de despido

Para hacer el proceso de despido menos incierto y lo más profesional posible, la ley establece ciertos lineamientos con los que se debe cumplir. Primero que nada, una vez que el patrón encuentra una causa objetiva y justificada para el despido, ya sea él o una persona designada –usualmente en Recursos Humanos– debe realizar una notificación de despido, esto significa que deben avisar al trabajador directamente y otorgando por escrito la notificación donde se describan las causas y la fecha en que estas faltas fueron cometidas. El trabajador deberá firmar de recibido.

Dato: es importante notar que para un despido en regla, el patrón debe notificar al trabajador de la rescisión del contrato en los 30 días siguientes de la fecha en que fue cometida la falta.

La firma de recibido en la notificación de despido es crucial, ya que sirve como defensa en caso de demanda. Esta notificación debe entregarse firmada en los próximos 5 días hábiles de su expedición a la Junta de Conciliación y Arbitraje, tribunal encargado de mediar disputas laborales. ¿Qué ocurre cuando el trabajador se niega a firmar? Se debe levantar un acta donde se especifique el incidente, además de entregar la notificación a la Junta de Conciliación y Arbitraje para que, de nuevo, se le haga llegar al trabajador en la empresa o en su hogar.

Si la causa de despido es justificada y el trabajador firma la notificación en tiempo y forma, el patrón deja de tener una relación laboral con éste y no se ve obligado a otorgarle ninguna indemnización u oportunidad de ser reinsertado en ese o cualquier otro puesto de trabajo.

Algunas medidas a considerar en caso de demanda

Habrá ocasiones en las que a pesar de contar con un despido totalmente justificado y en regla, el empleado decida llevar el despido a juicio, por lo que es importante:

  1. Contar con un abogado y cooperar con la Junta de Conciliación y Arbitraje en todo momento.
  2. Para planificar una defensa, es necesario contar con todos los documentos sobre el caso, desde el contrato de trabajo hasta la notificación firmada por el trabajador. No contar con la firma de recibido y no haber acudido a la Junta para una resolución puede calificar como despido injustificado, y esto haría al trabajador acreedor a una indemnización o a la reinserción laboral.
  3. Ser activo en el proceso y cooperar con lo necesario para llegar a un acuerdo. La defensa sólida, los documentos probatorios y la causa de despido justificable serán suficientes para una resolución satisfactoria.
Más Artículos...
Más Artículos...