Jueves, 9 de Noviembre, 2017

Todo lo que debes saber sobre el seguro adicional de equipos adicionales

Existen algunas empresas que debido a su giro comercial necesitan un tipo especial de seguros que protejan a su equipo especializado contra daños o robos. Los seguros estandarizados no cubren al equipo especializado, así que necesitará un Seguro para Equipos Especializados. Pocas aseguradoras ofrecen este tipo de coberturas.

Las empresas necesitan un Seguro de Equipo Especializado si quieren cubrir los siguientes equipos:

  • Equipo Electromagnético.
  • Aviones.
  • Embarcaciones.
  • Ingenios.
  • Colecciones de Arte.
  • Vehículos Clásicos.
  • Entre otros.

¿En qué consiste el Seguro de Equipo Especializado?

Vamos a explicarlo con una póliza de Seguro de Equipo Electromagnético que es un Equipo especializado específico. La aseguradora cubrirá el Equipo Electromagnético contra daños o pérdidas materiales que sufra el equipo, que origine su reparación o reemplazo a fin de dejarlos en las condiciones como estaban antes de que ocurriera el siniestro.

¿Cuál es el alcance de la cobertura?

La póliza del seguro será válida para pagar por el daño ocasionado al equipo asegurado por las siguientes causas:

  • Incendio, rayos o explosión
  • Gases, líquidos o polvos corrosivos
  • Cortocircuito, perturbaciones por campos magnéticos
  • Errores de manejo, negligencia o impericia
  • Actos mal intencionados
  • Pérdida o daños materiales causados por robo con violencia
  • Hundimiento del terreno
  • Cuerpos extraños que se introduzcan en el equipo

La Suma asegurada por la aseguradora ascenderá al valor de reposición del equipo. Este valor es el monto necesario para adquirir un nuevo equipo, de la misma especie, clase, calidad y capacidad, incluyendo gastos por transportación, instalación y, en su caso, gastos aduanales.

¿En qué casos, la aseguradora no será responsable de los pagar por los daños al equipo asegurado?

  • Fallas o defectos de fábrica del equipo.
  • Pérdidas o daños consecuencia del uso prolongado o deterioro gradual, como desgaste, erosión y corrosión.
  • Cualquier gasto efectuado para corregir deficiencias de operación o de mantenimiento del equipo asegurado.
  • Pérdidas o daños de los que sean contractualmente responsables el fabricante o el proveedor del equipo.
  • Pérdidas o daños a equipos alquilados.
  • Defectos estéticos.

Caso práctico

Una clínica mexicana decide comprar un Escáner de Resonancia Magnética usado a un hospital.  Es un equipo especializado con año de antigüedad. La clínica decide asegurarlo bajo el seguro especializado Seguro de Equipo Electromagnético.

A los seis meses la clínica se inunda y el Escáner de Resonancia Magnética ya no funciona. La empresa llama a la aseguradora para ejercer su derecho para obtener la suma asegurada por los daños de un siniestro, en este caso la inundación. La aseguradora niega el servicio, porque en las condiciones generales, las inundaciones no son causa válida para que pague por los daños ocasionados.

¿Que debió haber hecho la clínica?

Primero, debió haber leído las letras chiquitas de la póliza, es decir las condiciones generales donde indican los casos en que la aseguradora pagará por los daños o pérdidas al equipo asegurado y en los que no lo hará. Por otro lado, debió haber preguntado si existían otros riesgos adicionales que podrían agregarse a su cobertura básica o principal. En la póliza estos se llaman riesgos excluidos que pueden cubrirse mediante convenio expreso.

En este caso, esos riesgos excluidos que pueden incluirse son:

Pago por daños o pérdidas por causa de: Terremotos, Huracanes, Inundaciones, Huelgas, Robo sin violencia, etc.

Por ello, es recomendable revisar dos veces la póliza y las condiciones generales del seguro para evitar sorpresas en el momento más crítico, que es cuando ocurre el siniestro.

Más Artículos...
Más Artículos...