¿Qué es un certificado de siniestralidad?

Tabla de contenidos

  1. ¿Qué es un seguro de gastos médicos colectivo?
  2. Requisitos y restricciones para contratar o cambiar un seguro
  3. ¿Qué es una preexistencia?
  4. ¿Qué es un certificado de siniestralidad?
  5. ¿Cuál es el proceso para cambiar un seguro?

Contar con un plan de protección es fundamental para estar preparados ante una enfermedad o accidente. En las empresas es aún más importante ofrecer seguros de gastos médicos colectivos a todos los empleados para asegurarse de que están protegidos y que su estado de salud será óptimo. 

Sin embargo, entre la gran cantidad de ofertas de seguros médicos en el mercado, lo más seguro es que no sepas cuál elegir. Y, si ya lo has hecho, es probable que te ofrezcan alguna otra opción más económica o con mayor cobertura. En estos casos es probable que quieras cambiar de aseguradora, pero no sepas cómo hacerlo. 

En este artículo te hablamos de todo lo que tienes que saber para llevar a cabo este trámite, incluyendo que es un certificado de siniestralidad y porque este es importante al momento de cambiar de aseguradora.

¿Qué es un seguro de gastos médicos colectivo?

Un seguro de gastos médicos colectivo es un servicio de protección a la salud que ofrecen las aseguradoras como alternativa a los seguros de gastos médicos individuales. Estos planes tienen la ventaja de ofrecer precios más bajos a las empresas.

Requisitos y restricciones para contratar o cambiar un seguro

Generalmente, contratar un seguro de gastos médicos es un proceso sencillo. Lo primero que debes hacer es elegir el plan que más te convenga y cotizarlo con la empresa que fungirá como prestadora del servicio. Para contratar el plan necesitarás:

  1. Contar con los datos de identificación de todos tus empleados.
  2. Establecer un método de pago, ya sea periódico o por única vez.
  3. Informar a los trabajadores de la prestación.

Una vez que llevas a cabo este proceso, es necesario que tus empleados respondan a un cuestionario médico en donde manifiesten su consentimiento y ofrezcan información sobre su estado de salud. Este es uno de los pasos más importantes para contratar un seguro, ya que el costo del servicio dependerá de las respuestas que den en torno a su historial médico y preexistencias.

¿Qué es una preexistencia?

Una preexistencia es un padecimiento que el solicitante de un servicio de protección posee previo a la contratación del seguro. Las preexistencias pueden ser enfermedades, padecimientos crónicos o afectaciones congénitas y deben ser de relevancia médica para poder ser evaluadas por la aseguradora. 

Cuando el trabajador tiene una preexistencia, se considera que existe una posibilidad más alta de que requiera asistencia médica continua o, incluso, que necesite tratamientos, medicinas o terapias más costosas. Por ello, es común que las aseguradoras no permitan la contratación de seguros a personas con preexistencias o que tengan una cláusula en donde se eximan de cubrir los gastos generados por el padecimiento.

¿Qué es un certificado de siniestralidad?

Para que estas limitaciones no afecten a los asegurados al llevar a cabo un cambio de servicio, las empresas deben solicitar certificados de siniestralidad a su previa aseguradora. En estos documentos se indica el perfil médico de cada persona, sus preexistencias y la antigüedad que tienen en la contratación de un seguro. Una constancia de siniestralidad incluye las  intervenciones o cirugías realizadas con anterioridad, padecimientos actuales, accidentes e historial de la atención recibida.

Todo esto es fundamental para que, al cambiar de prestador de servicio, se conserve la protección de enfermedades adquiridas durante la cobertura y que no sean consideradas como preexistencias. A esto se le conoce como reconocimiento de antigüedad. 

¿Cuál es el proceso para cambiar un seguro?

Para llevar a cabo el cambio de seguro o de prestador de servicio hay que llevar a cabo un proceso diferente al de contratación. Algunos pasos que deberás seguir son: 

  • Solicitar el cambio de seguro.
  • Reportar el tipo de póliza contratada en la actualidad.
  • Integrar una relación de asegurados.
  • Generar un certificado o reporte de siniestralidad para cada trabajador.
  • Incluir una carta de antigüedad que indique el tiempo de cobertura de salud que ha tenido el trabajador.

No dejes desprotegidos a tus empleados y asegúrate de que has elegido la mejor opción de seguro médico para tu plantilla. Si deseas cambiar tu plan de protección, en Runa estamos listos para apoyarte en el proceso.

  • Tags:
  • Artículo
  • Aspectos Legales

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

0
Anterior:

Aspectos legales

Los mejores regalos navideños deducibles de impuestos para tus empleados Contar con un plan de protección es fundamental para estar ...
Siguiente:

Aspectos legales

Mantén la productividad laboral de tu equipo en épocas navideñas Contar con un plan de protección es fundamental para estar ...


This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

Sólo un paso más



This will close in 0 seconds


This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds