¿Qué es y qué abarca una renuncia voluntaria de acuerdo con la LFT?

Renuncia voluntaria ley federal del trabajo

Una renuncia voluntaria, o simplemente renuncia, es un derecho de todo trabajador. Para que conozcas más de qué se trata hemos preparado este artículo.

¿Qué es una renuncia voluntaria?

En México, la Constitución garantiza el derecho de las personas a dedicarse libremente al trabajo o actividad económica que desee, siempre y cuando sea lícito; así como a firmar un contrato laboral en cualquier momento y dar por terminada dicha relación cuando así lo considere, ya sea por motivos personales o profesionales.

Según el artículo 20 de la Ley Federal del Trabajo, la relación laboral puede extinguirse por suspensión temporal, rescisión o terminación. Cuando un empleado decide terminar libremente su relación de trabajo con una empresa hablamos de rescisión laboral por renuncia voluntaria.

Aunque la LFT no menciona la renuncia voluntaria de forma verbal, eso no significa que no tenga carácter jurídico, sobre todo si el contexto en el que se expresa la renuncia pone en peligro la vida del trabajador. No obstante, en la mayoría de los casos es recomendable presentar la renuncia de forma escrita.

¿Es obligatorio escribir una carta de renuncia voluntaria?

Si bien no es necesario redactar una carta de renuncia voluntaria, conviene hacerlo por varias razones.

  • Para darle seguimiento al pago proporcional de tus prestaciones.
  • Para concluir el contrato laboral con profesionalidad.
  • Para dejar la puerta abierta en caso de que más adelante te ofrezcan un empleo mejor remunerado en la misma empresa.

La LFT no especifica los elementos que debe incluir una carta de renuncia voluntaria, pero nosotros te recomendamos los siguientes:

  • Lugar y fecha
  • Nombre del patrón o representante legal de la empresa a quien se dirige la renuncia
  • Manifestación de la voluntad de renunciar
  • Tipo de relación laboral o contrato de trabajo
  • Puesto(s) del trabajador que ha ocupado durante la duración del contrato laboral
  • Motivos de la renuncia
  • Nombre y firma del trabajador y dos testigos 

Sin embargo, si no lo consideras pertinente, no tienes que incluir detalles o explicaciones. Basta con expresar que por motivos personales o profesionales decides dar por concluido el contrato laboral. Incluso si no cuentas con testigos, solo escribe tu nombre, puesto, firma, lugar y fecha en que presentas la renuncia.

Casos en los que la renuncia se considera voluntaria

De acuerdo con el artículo 51 de la Ley Federal del Trabajo, las causas de rescisión laboral que no implican una responsabilidad para el trabajador son las siguientes:

  • Engaños por parte del patrón o la agrupación patronal respecto a las condiciones del trabajo.
  • Faltas de probidad u honradez, actos de violencia, amenazas, injurias, hostigamiento y/o acoso sexual, malos tratamientos u otros análogos, en contra del trabajador, cónyuge, padres, hijos o hermanos, por parte del patrón, sus familiares o sus representantes.
  • Reducciones salariales o pagos del salario correspondiente fuera de la fecha o lugar convenidos o acostumbrados.
  • Sufrir perjuicios causados maliciosamente por el patrón, en sus herramientas o útiles de trabajo.
  • La existencia de un peligro grave para la seguridad o salud del trabajador o de su familia, ya sea porque el establecimiento carece de condiciones higiénicas o porque no se cumplen las medidas preventivas y de seguridad que las leyes determinan.
  • Comprometer la seguridad del establecimiento o de las personas que se encuentren en él, debido a la imprudencia y omisiones del patrón.
  • Exigir la realización de actos, conductas o comportamientos que menoscaben o atenten contra la dignidad del trabajador.

Además de las causas que contempla la LFT, puede suceder que la renuncia voluntaria se deba a un cambio de domicilio o una oferta laboral mejor remunerada.

A qué tienes derecho en caso de renuncia voluntaria

Sea cual fuere el motivo de la renuncia, el trabajador tiene derecho al pago de su finiquito. Este término se refiere a la parte proporcional de las prestaciones de ley que el trabajador tiene derecho a recibir:

  • Los días trabajados y no pagados a la fecha en que finaliza la relación laboral.
  • La parte proporcional del aguinaldo.
  • La parte proporcional de vacaciones y la prima vacacional.
  • La prima de antigüedad (en caso de que esté contemplada en el contrato laboral).
  • Otras prestaciones vigentes estipuladas en el contrato de trabajo como podrían ser bonos, caja de ahorro, utilidades y otras.

Los trabajadores tienen derecho a terminar la relación laboral cuando mejor lo consideren, pero esto no significa que renuncian a sus derechos. Conoce lo que corresponde en estos casos a fin de que el proceso se lleve a cabo de forma armónica y justa para todas las partes.

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

14
Anterior:

Aspectos legales

Entrega de constancias de situación fiscal a empresas con más de 400 trabajadores Renuncia voluntaria ley federal del trabajo Una renuncia ...
Siguiente:

Aspectos legales

Conoce tus derechos laborales ante la no discriminación Renuncia voluntaria ley federal del trabajo Una renuncia ...


This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds