Martes, 12 de Diciembre, 2017

Defendiendo un salario de los acreedores del patrón

Tener una empresa, genera muchas más responsabilidades de las pensadas. Deudas, leyes, impuestos, mantenimiento de infraestructuras, compras continuas y responsabilidad con los trabajadores son algunas de las situaciones que rodean y siempre están presentes en la vida laboral de cualquier patrón.

Una de las situaciones menos favorables sucede cuando se ha contraído una deuda tan fuerte que parece que el negocio no va a surgir. En estos casos, ¿qué sucede con  los trabajadores? Ellos tienen que percibir un salario y de alguna manera, no son responsables de las causas que hayan generado la deuda.

Sea que estés pasando por esta situación o sencillamente, quieras tener un conocimiento general sobre el procedimiento en estos casos. En el presente artículo explicaremos uno de los temas más importantes en materia laboral: defensa del salario contra los acreedores del patrón, qué es, qué son los acreedores, qué es un embargo, leyes relacionadas con la defensa del salario contra los acreedores del patrón y quiénes funcionan como acreedores de una empresa y otros asuntos serán tratados aquí.  

¿Qué es la defensa del salario contra los acreedores del patrón?

Es todo lo relacionado con la protección a los trabajadores de un empresa en lo que se refiere a los acreedores del patrón. Es decir, su principal objetivo es que a pesar de las deudas contraídas por el patrón, los empleados y trabajadores puedan seguir percibiendo su salario, el cual debe ser suficiente para cumplir todas sus necesidades.

De hecho, el patrón tiene la obligación de garantizar que esto suceda y mediante un fondo o cualquier otro mecanismo, cumplir con sus deberes y responsabilidad, pagándoles a sus empleados el dinero suficiente para que satisfagas sus necesidades mientras la empresa se recupera o consiguen otro trabajo.

¿Qué son acreedores?

El acreedor se refiere a aquella persona, ya sea física o jurídica, que tiene toda la potestad y legalidad para actuar como cobrador y en situaciones de deudas, realizar y recurrir a todos los mecanismos necesarios para cumplir con su función, que es hacer valer el deber contraído con anterioridad.

Los acreedores tienen la potestad de llevar a cabo los conocidos y temidos embargos, con el fin de saldar la deuda que en este caso, el patrón había contraído.

¿Qué es un embargo?

El embargo es la retención de cualquier tipo de bienes, con la finalidad de saldar una deuda contraída. El acreedor toma posesión de artículos físicos o bienes financieros, con la intención de proceder a la venta de los mismos y generar beneficios económicos que puedan suplantar la deuda del patrón. Los objetos embargados dependen exclusivamente del monto de la deuda; en este caso, se retirará la cantidad de bienes que sean necesarios para suplir con ese dinero y que posterior a la venta, vaya a generar más o menos la misma cantidad y los mismos beneficios.  

Una vez que se haya recibido la advertencia, el embargo, la suspensión de pagos, quiebra o sucesiones, el patrón tiene un lapso de un mes para pagar los salarios correspondientes a sus trabajadores, sin importar si ya no laboran en la empresa.

Alcance de la defensa del salario contra los acreedores del patrón

Esta parte de la materia laboral, beneficia en gran manera a cada uno de los trabajadores pertenecientes a los Estados Unidos Mexicanos y desde el primer momento aclara la prioridad que tiene la empresa y el patrón en cuanto al pago de los salarios y de hecho, los ubica por encima de sus deudas con los acreedores civiles o fiscales.

Por ejemplo, si tú, como patrón de una empresa posees una deuda a los acreedores de 3 millones de pesos, y para pagar el salario de todos tus empleado, debes tener 2 millones de pesos; primero, debes abonar el salario y a los trabajadores y luego, disponer a pagar el resto de las deudas. En estos casos, se permite realizar descuento al sueldo de los trabajadores, siempre y cuando sean pertinentes y de acuerdo a lo establecido por las leyes.

¿Qué dice la Ley con respecto a la defensa del salario contra los acreedores del patrón?

En este sentido, la Ley Federal del Trabajo establece dos artículos que funcionan como una protección a los trabajadores y a sus remuneraciones en caso de que acontezca una situación desfavorable a la empresa y tengan que lidiar con sus acreedores. Los artículos correspondientes a estos casos son los siguientes:

  • En el artículo 113 de la Ley Federal del Trabajo se establece la importancia del pago de los salarios y se considera que las deudas con los trabajadores tienen mucha más relevancia y significancia, por encima de los créditos, garantías y bienes del patrón.
  • Por otro lado, el artículo 114 de la misma ley, establece que los trabajadores no tienen necesidad ni la obligación de seguir laborando una vez que la empresa haya entrado a concurso, quedado en quiebra, haya sido sucedida o los pagos se hayan suspendido. En estos últimos cuatro casos, la Junta de Conciliación y Arbitraje tiene la potestad de realizar embargos a los bienes que sean necesarios para suplir la deuda de salarios con respecto a los trabajadores.

¿Quiénes funcionan como acreedores de tu empresa?

En las empresas y según el funcionamiento actual de las distintas dependencias descentralizadas, el principal acreedor de cualquier empresa es la Junta de Conciliación y Arbitraje y citando –una vez más– el artículo 114 de la Ley Federal del Trabajo, esta dependencia tiene todo el poder de realizar embargos y remate de los bienes que considere que sean necesarios para cancelar los salarios correspondientes a los empleados y trabajadores de la empresa.

Más Artículos...
Más Artículos...