Martes, 12 de Diciembre, 2017

¿Qué pasa con el patrón cuando vende su empresa?

Sometidos a distintas actividades laborales y condiciones impredecibles en cuanto al ritmo de vida, nunca se sabe el momento en que un patrón deba prescindir de sus propias actividades laborales y vender, traspasar o fusionar la empresa adquirida. Esto puede ser un tema delicado y hay que ser sumamente cuidadosos al momento de explicarlo al personal, ya que la figura del patrón es muy importante y es la que inicialmente adquiere las diversas responsabilidades con los empleados.

Las leyes mexicanas, en protección con cada uno de estos trabajadores, establece distintas normativas que deben llevarse a cabo y seguir cabalmente en caso de que la empresa sea adquirida por otra persona. Esta nueva persona, será llamada patrón sustituto y en este artículo, nos encargaremos de explicar todo lo relacionado con el tema: qué es un patrón sustituto, cuáles son las consideraciones que tiene la Ley Federal del Trabajo sobre el tema y realmente, qué es lo que sucede cuando un patrón vende su empresa.

¿Qué es un patrón sustituto?

El patrón sustituto es una de las figuras más utilizadas procedente de la venta de cualquier empresa. En materia jurídica, este hecho se denomina subrogación de personal y al aceptar comprar el establecimiento, la persona también adquiere y acepta las responsabilidades y deberes adquiridos por el antiguo patrón.

Entonces, cuando se habla de subrogación de personal, se hace referencia a la sustitución de una persona por otra, que es lo que realmente ocurre cuando una persona vende su empresa, sabiendo que el nuevo dueño debe cumplir con las obligaciones que ya se tenían con el personal contratado por el patrón anterior.  Este compromiso se adquiere sin importar que estas responsabilidades sean futuras y hayan sido generadas antes de la sustitución: su cumplimiento debe efectuarse. Entre las responsabilidades que adquiere un patrón sustituto, se pueden mencionar algunas primas correspondientes a los trabajadores, como primas por antigüedad o vacaciones.

¿El nuevo dueño y patrón debe respetar las prestaciones que ya tenían los trabajadores?

Sí, así es. Si por algún motivo, como patrón, tienes que vender o traspasar tu empresa a otras personas (ya sean físicas o jurídicas), este nuevo patrón que te sustituirá debe tomar las responsabilidades adquiridas con tu personal de trabajo y entre todas ellas se encuentran las prestaciones, beneficios y condiciones que se habían establecido previamente en un contrato colectivo o individual con los empleados.

Es importante mencionar que realmente no importa cuál sea la condición de establecimiento del patrón sustituto, ya sea que la empresa se venda o se traspase en totalidad, o sea que se implemente ocurra la fusión con otra compañía: el punto específico es que los derechos y bienes esenciales ya no son responsabilidad de la persona original.

Básicamente, el patrón sustituto no puede afectar en nada los derechos de ningún trabajador de la empresa.

Como patrón, ¿Debo seguir alguna indicación si quiero dejar algún patrón sustituto? ¿Cuáles son?

Si se tiene la intención de vender la empresa, traspasarla a algún otro, fusionarla o en resumidas cuentas, dejar algún patrón sustituto, sí debes seguir algunos pasos para prescindir correctamente de la responsabilidad y evitar cualquier multa. En este sentido, como patrón, deberás redactar un documento en donde expreses claramente a cada uno de tus empleados o a los sindicatos la decisión tomada y el hecho de que un patrón sustituto correrá con los deberes de la empresa. Una vez este documento haya sido presentado, pasarán seis meses hasta que el patrón sustituto se haga cargo de todas las obligaciones laborales preestablecidas con los empleados.

¿Hay alguna consecuencia si no presento la sustitución de referencia a los empleados?

Si no se presenta el documento haciendo referencia a la sustitución de patrón, básicamente, la consecuencia es que se considerará que se evade las responsabilidades y a pesar de que haya pasado el tiempo establecido (seis meses) seguirás siendo el patrón responsable de la empresa. Esto, podría acarrear demandas en caso de que el patrón sustituto no se haga cargo de las responsabilidades de los empleados. Al seguir siendo considerado patrón responsable, los deberes recaen sobre ti, a pesar de que los errores no sean tuyos.

¿Qué implicancias tiene  el patrón sustituto?

En este sentido, las leyes mexicanas son explícitas y claras con respecto al punto anterior. Tanto la Ley Federal del Trabajo, como la Ley del Seguro Social mencionan distintos artículos explicando la prohibición de modificar las condiciones laborales una vez haya llegado el patrón sustituto.  

Básicamente, son dos artículos que hablan sobre el patrón sustituto:

  • El artículo 41 de la Ley Federal del Trabajo menciona que el patrón sustituto no puede afectar, de ninguna manera, las relaciones laborales adquiridas por la empresa antes de su llegada. Además, establece y precisa que el antiguo patrón, el sustituido, debe ser responsable de las obligaciones laborales antes de la institución del nuevo patrón. Este proceso, durará seis meses y luego, todos los deberes serán adquiridos por el patrón sustituto.
  • El artículo 290 de la Ley del Seguro Social precisa las características básicas que ocurren una empresa cuando se realiza una substitución de patrón. Se considera que la sustitución de patrón ocurre cuando se traspasan bienes o títulos a otra persona o empresa.

Ya seas el patrón que espera traspasar su empresa o el que pretende comprar una para comenzar a trabajar, ten en cuenta que es un proceso que implica responsabilidades de principio a fin, y como tal debes estar alerta a lo que establece la ley para que puedas cumplir con ello de forma adecuada.

Más Artículos...
Más Artículos...