Miércoles, 13 de Diciembre, 2017

¿Qué es y por qué es importante el coaching de equipos

Los equipos son la estructura de la organización y cada uno cuenta con un líder quien los guía para mejorar su desempeño laboral, por lo que la idea es presentar al líder un asesoramiento práctico, y que este tenga bien definido las metas y objetivos a cumplir, integrando y orientando al equipo en la misma dirección.

Podemos considerar quien solicita los servicios de Coaching es la directiva de la empresa, o el líder del área quien puede tener o no objetivos definidos para su equipo.

El coaching de equipos busca en sus objetivos intrínsecos un fomento y desarrollo de la cultura organizacional para lograr la sabiduría colectiva en el equipo.

Podemos definir que los involucrados en el proceso de coaching serían los siguientes:

  • Cliente (director de la organización o líder que solicita el coaching).
  • Organización o equipo con la necesidad de mejora.
  • Coach, quien acompañará al equipo en el desarrollo y proceso de formación. (Puede ser el mismo líder).

El coaching de equipos se puede entender en cuatro fases para lograr una adecuada integración: Fase de Diagnóstico, Fase de Intervención, Fase de Medición y Fase de seguimiento. Para que el coaching sea funcional debe de tener una fecha de inicio y de fin detallado dentro de la propuesta.

Existe un instrumento de medición de equipos organizacionales llamado Team Diagnostic Assessment (TDA por sus siglas en ingles) el cual es un modelo que ha sido implementado con éxito para cumplir objetivos y lograr equipos altamente competitivos. Este modelo implementado contempla las cuatro fases antes mencionadas.

Fase de diagnóstico

Para llevar a cabo el coaching de equipos es necesario realizar una exploración de la organización o equipo para obtener un diagnóstico de la misma y fijar los objetivos a cumplir, mediante:

Indagación: Se realiza una investigación previa de la organización, explorando las necesidades del equipo, comprobación de congruencia en los procesos e idoneidad con el cliente. (Entrevistas, Cuestionarios, Observación)

Conversión: Transformar las necesidades del cliente en objetivos claros, lo anterior para generar resultados tangibles para el cliente.

Comprobación: La idea es alinear las necesidades del equipo y si es posible comprobar las mismas

Se deberán realizar sesiones de análisis de toda la información recabada con el propósito de poner en orden los datos e hipótesis generadas en la exploración.

Con lo anterior obtendremos resultados claros y medibles a partir de los cuales se podrá elaborar un plan de coaching para el cliente.

Antes de comenzar con el proceso del Coaching de equipos es necesario presentar una propuesta a través de un informe, el cual debe contener ciertos elementos imprescindibles:

  • Justificación de contexto.
  • Presentación de hipótesis.
  • Presentación de objetivos y plan de coaching.
  • Propuesta de metodología.
  • Presupuesto económico.
  • Cronograma de actividades.
  • Presentación por parte del coach quien llevará el caso.

Fase de intervención

El coach y el equipo a través de sesiones trabajaran con las áreas y aspectos que se están interviniendo:

  • Los objetivos del equipo: Están enfocados a lo que se desea cumplir. (Comprensión, alineamiento, compromiso)
  • La visión del equipo: El motivo o la razón de estar en el equipo. (Imagen, metáfora, conexión emocional)
  • Personalidad y cultura del equipo: El por qué se forma parte del equipo. (Fortalezas, valores, cultura, liderazgo, confianza, tolerancia)
  • Funcionamiento del equipo: Como nos desarrollamos en un ambiente. (Comunicación, toma de decisiones, generación de ideas, manejo de conflictos, distracciones, cambios, ejecución)

 Fase de medición

¿Pero cómo darnos cuenta que los talleres o sesiones de trabajo que imparte el “coach” están dando resultados? y si estos son los deseados de acuerdo a las necesidades detectadas. Podemos entonces: realizar la evaluación de la satisfacción del equipo, verificar si se han cumplido los objetivos fijados en la fase de diagnóstico y si estos se trabajaron en la intervención.

El coach puede optar por distintas herramientas para medir resultados, las más recomendadas para este caso serían: cuestionarios, gráficas, o el TDA este último es el más completo para evaluar, medir y dar seguimiento a los resultados planteados.

Fase de seguimiento

Llevar a cabo revisiones periódicas y mantener el proceso en continua observación. Ayudará a que las mejoras en los procesos del equipo sean sostenibles, que la comunicación siga fluyendo dentro del equipo de trabajo y evitando caer en baches.

Más Artículos...
Más Artículos...