Tips de cómo prepararte para presentar tu declaración anual

Tabla de contenidos

  1. ¿Qué es la declaración anual de impuestos? 
  2. ¿Qué información necesitas para presentar tu declaración anual?
  3. ¿Cómo presentar tu declaración anual? 
  4. ¿Cómo se hace la devolución de impuestos?

Cuando hablamos de declaración anual de impuestos, sabemos que para algunos contribuyentes este proceso representa una responsabilidad más dentro de sus actividades fiscales, mientras que para otros menos experimentados puede resultarles un verdadero dolor de cabeza. 

Por lo tanto, si tributas como persona física en México y tienes dudas sobre en qué consiste esta obligación, en este artículo nos dedicamos a resolver todas tus dudas sobre la declaración anual de impuestos, dándote una visión general del proceso y lo que necesitas para presentar tu declaración correctamente.

¿Qué es la declaración anual de impuestos? 

La declaración anual de impuestos es una fecha crucial que tiene que estar marcada en el calendario de todas las personas físicas mexicanas, con algunas excepciones. Este procedimiento se tiene que presentar del 01 al 30 de abril de cada año y consiste en informarle al Sistema de Administración Tributaria (SAT) de todos los ingresos que hayas recibido durante el ejercicio fiscal anterior por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR), al igual que los gastos anuales que quieras reportar para deducir impuestos.

Esta obligación la tienes que presentar a través de internet en la página de “Declaración anual de impuestos para personas físicas” antes de la fecha límite, pues de lo contrario podrás enfrentarte a fuertes multas y sanciones por incumplimiento. Por lo tanto, es muy importante que te asegures de que entiendes completamente los aspectos de esta declaración y que cuentes con todos los requisitos para presentarla. 

¿Qué información necesitas para presentar tu declaración anual?

El primer paso para hacer tu declaración es verificar que toda esta información esté actualizada en la plataforma del SAT: 

  • Domicilio fiscal actualizado 
  • Alta en el régimen fiscal que te corresponda
  • Sellos digitales activos
  • Firma electrónica vigente
  • Contraseña del SAT
  • RFC
  • CLABE interbancaria 

Con lo anterior en orden, puedes empezar a recopilar toda la documentación de tu ejercicio fiscal anterior, como lo es:

  • Comprobantes de pagos con las retenciones explícitas de ISR, IVA e IEPS 
  • Constancias de intereses percibidos en el año
  • Constancias de inversiones realizadas en el año
  • CFDI’s de nómina por salarios recibidos en el año (en el caso de que seas asalariado con las condiciones para presentar su declaración anual)
  • Facturas o recibos de gastos deducibles 
  • Comprobantes de propiedades en alquiler u otras fuentes de ingresos imponibles 

Una vez que tengas recopilada y ordenada esta información, puedes iniciar con tu declaración anual en el sitio web del SAT. Sin embargo, en el caso de que te haga falta uno o más de estos requisitos, puedes tomar una asesoría contable con expertos que te ayudarán a obtener estos datos y facilitar tu declaración. 

¿Cómo presentar tu declaración anual? 

El procedimiento para hacer tu declaración anual lo puedes realizar de dos maneras diferentes, de manera manual o apoyándote de una herramienta digital para automatizar el proceso. 

Sobre la declaración manual, tienes que registrar y calcular directamente en la plataforma del SAT tus impuestos siguiendo los siguientes pasos:  

  1. Entra al portal del SAT, inicia sesión con tu RFC y contraseña y dirígete a la página de declaración para personas físicas
  2. Elige la opción de declaraciones, donde te aparecerán los apartados llenados de acuerdo con las declaraciones provisionales que hayas realizado. Si alguna información no es correcta, o necesitas añadir más, puedes modificarla.
  3. En la pestaña de “Deducciones personales” revisa tus facturas precargadas. En el caso de no visualizar alguna, podrás capturarla haciendo clic en “Agregar” para que se integre el deducible en el cálculo.
  4. Finalmente, firma la declaración y envíala. Revisa que el sistema te haya devuelto tu acuse de recibo.

Es importante que sepas que toda la información que declares tiene que coincidir con tus registros fiscales para que el SAT no devuelva tu declaración y tengas que pagar cargos adicionales. Para evitar esto, es muy útil considerar a un profesional calificado para que te asesore o realice el proceso de verificación de tu declaración anual.

Si optas por solicitar ayuda externa, aquí es donde entra la segunda forma de presentar tu declaración. Gracias a la tecnología, existen herramientas digitales que te ayudan a calcular y automatizar tus declaraciones. 

Heru es una app gratuita para el celular que te permite hacer tu declaración anual automática en 10 sencillos pasos: 

  1. Ingresa con tu RFC y contraseña
  2. Presiona en las barras horizontales de la parte superior izquierda
  3. Presiona en “Arma tu plan”
  4. Presiona en la opción; “Declaración Anual” 
  5. Selecciona si necesitas Declaración Anual con regularizaciones de meses atrasados o solo la Declaración anual si estás al día y presiona en “Seleccionar año”.
  6. Elige tu régimen fiscal
  7. Selecciona el año 2022 y presiona en “Continuar” y luego en “Ir al pago”
  8. Elige tu método de pago (Si no tienes registrado uno, puedes añadirlo)
  9. Acepta términos y condiciones
  10. Presiona “Realizar Pago”

Con esta opción no debes preocuparte por calcular los impuestos o buscar contadores, todo lo obtienes automáticamente.

¿Cómo se hace la devolución de impuestos?

Las deducciones personales son una parte importante a la hora de declarar impuestos, pues como contribuyente puedes reducir tu carga fiscal. De entre los gastos deducibles aprobados por el SAT se encuentran:

  • Intereses hipotecarios
  • Los gastos relacionados con la educación y colegiaturas
  • Gastos hospitalarios
  • Honorarios médicos 
  • Medicamentos 
  • Lentes ópticos graduados 

Revisa los montos máximos a deducir y recuerda que estos gastos deben haber sido pagados con tarjeta de crédito, débito, cheque o transferencia. Las facturas correspondientes que se encuentran listas para deducción te aparecerán ya cargadas al simulador, pues al cumplir con los requisitos ya fueron validadas por el SAT. 

Automatizar los cálculos fiscales y las deducciones, ayuda a garantizar que no pierdas dinero ni tiempo al presentar tu declaración, y de que mantienes tus obligaciones a la orden. Suscríbete a nuestro newsletter para mantenerte al día ante cualquier actualización y requerimientos en el mundo fiscal del trabajo.

  • Tags:
  • Artículo
  • Comienza tu empresa
  • declaración anual

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

4
Anterior:

Comienza tu empresa

Edadismo, discriminación laboral por edad Cuando hablamos de declaración anual de impuestos, sabemos ...
Siguiente:

Comienza tu empresa

Los mejores bancos mexicanos para tu cuenta de nómina Cuando hablamos de declaración anual de impuestos, sabemos ...


This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

Sólo un paso más



This will close in 0 seconds


This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds