Emprendedores: ¿cómo y qué facturar para obtener deducciones?

Facturación en la declaración anual

Al momento de emprender un negocio y darlo de alta formalmente es necesario que a travez de la facturación en la declaración anual se presenten los ingresos obtenidos a la autoridad. Este proceso se realiza por medio del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Es posible obtener una devolución de impuestos si tu empresa realiza la deducción correcta de los gastos que se generan por ventas, si eres persona moral, o bien por gastos personales, en caso de personas físicas. 

El SAT no solo es un organismo que realiza auditorías o nos hace pagar impuestos, si no que también se encarga de devolver nuestro saldo a favor, es decir, la cantidad excedente que resulta al pagar más impuestos de los que correspondía. 

¿Cómo saber si tienes saldo a favor? Las personas físicas cuentan con una devolución automática, la cual puede revisarse en el portal del SAT y se basará en los gastos que hayas facturado en el año con tu RFC. Posteriormente, el sistema calculará en automático tu declaración anual y tu pago de impuestos o tu saldo a favor. En caso de las personas morales, debido a la complejidad de sus declaraciones mensuales y anuales, deberán validar su saldo a favor con un contador.

Considera que los gastos que presentes deberán relacionarse directamente con la actividad de tu empresa; por ejemplo, si tu negocio es una fintech, tú podrás deducir gastos de la compra de equipos de computo. Sin embargo, se tiene la creencia de que también los gastos personales son deducibles, lo cual es incorrecto.

Gastos deducibles personas morales:

  • Beneficios para el trabajador. Estos son los pagos que realizamos en materia de prestaciones, cómo fondos de pensión o jubilaciones de empleados.
  • Gastos por compra de mercancía a proveedores. Siempre y cuando sean relacionados  con la actividad económica declarada ante el SAT.
  • Devoluciones sobre venta. Esto se refiere a rebajas o bonificaciones que se le otorgan al cliente.
  • Inversión de activo fijo o escrituras
  • Intereses de créditos bancarios
  • Las cuentas incobrables y pérdidas por causa mayor. Por ejemplo, si alguna de las empresas acreedoras quebró o tuvo algún siniestro.
  • Pagos realizados al IMSS, así como cualquier otro beneficio que la empresa otorgue de manera general a sus trabajadores. 

Gastos deducibles personas físicas con actividad empresarial 

  • Sueldos y salarios 
  • Cuotas pagadas al IMSS
  • Renta del local que utilice
  • El pago de servicios básicos. Como luz, agua, teléfono, etc.
  • Material de papelería y equipamientos. Es decir, escritorios, sillas, e insumos de oficina, equipo de transporte, computo y todas las inversiones para su funcionamiento.

Gastos deducibles personas físicas sin actividad empresarial

  • Gastos médicos hospitalarios, dentales, nutrición o psicológicos.
  • Primas de seguros de gastos médicos
  • Lentes ópticos graduados
  • Gastos funerarios
  • Intereses por pago de vivienda
  • Donativos a instituciones sin fines de lucro
  • Colegiaturas de los hijos hasta preparatoria, así como el transporte
  • Aportaciones voluntarias a cuentas de retiro.

Pasos para deducir estos gastos

De acuerdo con lo establecido en la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), se deben realizar los siguientes pasos para hacer deducible una factura:

  • Comprobación de gastos. Debes de contar con un CFDI digital e impreso de este gasto con el RFC de la entidad que desea realizar la deducción, recuerda que una “nota de venta” no es válida. Además, el CFDI debe cumplir con la estructura adecuada para su acreditación.
  • Todas las deducciones tienen un límite. Las deducciones autorizadas para personas físicas, con o sin actividad empresarial, así como las personas morales tienen un tope establecido. Para deducciones personales, lo establece el Artículo 151 de la LISR. Los requisitos para la deducción de personas morales se encuentran en el Artículo 27 de la LISR.
  • Método de pago correcto. En el caso de pago de gastos para su deducción, es importante mencionar que estos gastos deberán ser pagados por transferencias, tarjeta de crédito o débito así como cheque nominativo, debe ser a la cuenta bancaria de la empresa o de la persona física que desee realizar la deducción.
  • Tags:
  • declaración anual
  • Facturación
  • nomina
  • SAT

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

0
Anterior:

Comienza tu empresa

La reforma de outsourcing y su impacto en Recursos Humanos Facturación en la declaración anual Al momento de ...
Siguiente:

Comienza tu empresa

5 consejos para un feedback laboral efectivo Facturación en la declaración anual Al momento de ...