lunes, 27 de abril, 2020

COVID-19: ¿Cómo manejar la ansiedad en tiempos de crisis?

Con la contingencia global generada por el coronavirus es comprensible que muchas personas se encuentren con problemas de ansiedad debido a la incertidumbre que esta crisis puede tener sobre su futuro o su trabajo. Por eso, hablamos con Yenisei Leos de Nielsen quién nos explicó sobre cómo manejar esta sensación. 

Primero hay que definir qué es ansiedad. Yenisei nos explicaba que se trata de un conflicto mental que surge como una reacción a un peligro real y que está relacionado con el temor a perder algo o alguien. Dentro de la ansiedad hay dos categorías la imaginaria y la real, la primera consiste en la preocupación o el miedo por situaciones que no existen o por escenarios que solo suceden en nuestra cabeza. En cambio, la ansiedad real se origina por situaciones reales que sí están ocurriendo. En este caso se trataría de todo aquello que se ha derivado a raíz del COVID-19. 

Todos los miedos que pueden estar sintiendo las personas ocasionados a partir de la situación del COVID-19, se cataloga como ansiedad real ya que se trata de algo que efectivamente está ocurriendo. Actualmente las personas tienen miedo de perder su salud, su empleo, su fuente de ingreso o incluso hasta a algún familiar o ser querido. 

La ansiedad genera cambios anímicos fuertes y puede ocasionar que perdamos la sensación de control de nuestras vidas. Normalmente, este malestar viene acompañado de otros síntomas físicos como taquicardia, molestias estomacales, sudoración, insomnio y muchas más. 

Dado que la ansiedad genera incomodidad es comprensible que muchas personas busquen deshacerse de ella a través de actividades o comportamientos compulsivos, es decir hacer demasiado ejercicio, comer de más, beber alcohol en exceso, consumo de drogas, durmiendo de más y más. Pero caer en estas actitudes resulta aún más contraproducente ya que al entrar en ellas se genera un ciclo en el que se sigue cayendo en ansiedad. 

Banner dinamico

Yenisei nos explicaba que la clave para combatir la ansiedad era saber expresar la incomodidad que sentimos. En primer lugar, ser capaz de poner en palabras los sentimientos ayuda a generar vínculos de conexión con otras personas, tanto a nivel profesional como en lo personal. Darle una voz a las sensaciones es el primer paso para poder empatizar con otros. 

El primer paso para expresar lo que se siente es escribir, poner en palabras claras las sensaciones ayuda a dar más claridad sobre los pensamientos, lo que podemos tener guardado y a ser más conscientes sobre lo que sentimos. También es una forma de exploración de nuestra mente y de lo que pasa por ella. En este ejercicio es importante ser concreto, mientras más lo seas tendrás mayor comprensión sobre tus sentimientos. 

Al escribir sobre los sentimientos es recomendable utilizar verbos emocionales como “noto”, “percibo” y “siento”. Y lo mejor es ponerle un nombre claro a las sensaciones por las que se está pasando. De esta forma será más fácil compartir estas sensaciones con otras personas y hacerles entender a ellas cómo es que te sientes y por ende a poder abrir un canal de comunicación y confianza con los demás. 

Al momento de ponerle nombre a los pensamientos y sensaciones, es importante observarlo “de lejos” sin dejarse enganchar por este. De esta forma lo conviertes en algo pasajero y es más fácil identificar en dónde se originó. 

Para poder “calmar” la ansiedad se necesita lograr un equilibrio en tu vida, al igual que se trata de una tarea que toma tiempo y que no se realiza fácilmente. Bien podría decirse que es algo más que responde al “prueba y error”. 

¿Cómo encontrar el equilibrio en tu vida?

Yenisei nos da algunas recomendaciones que ella ha aplicado en su vida y que le han ayudado a generar un equilibrio en ella y a reducir los niveles de ansiedad. 

  1. Contar con un calendario único en el que registres tus eventos tanto de trabajo como los personales. De esta forma tiene capacidad de ver sus tiempos libres e identificar la cantidad de tiempo que puede asignarle a sus varias tareas, tanto recreativas, académicas y profesionales. Esto también le sirve para visualizar que sí tiene tiempo libre. 
  2. Practicar juegos de mindfulness con la familia.
  3. Tomarse unos minutos para desconectarse y apreciar el presente. Esto te servirá para ser más consciente de tu alrededor. 
  4. Comunicar tus sentimientos. El primer paso es escribirlos para identificarlos y conocer su raíz y lo segundo sería expresarlos en voz alta. Si no te sientes cómodo contándolos a alguien más, puedes decirlo solamente para ti frente a un espejo. 
  5. El ejercicio físico es otro punto fundamental. Mover el cuerpo por minutos puede ayudar a desconectarte de lo que sea que tenías en mente y a darte una perspectiva renovada de las cosas. En Youtube puedes encontrar varias rutinas de ejercicio que te pueden servir o bien, puedes revisar un artículo especial que preparamos. 
  6. Una dosis de humor diario nunca está de más para estas situaciones. Yenisei explicaba que los memes, series, películas y cosas que te hagan reír son necesarias en estas situaciones para desconectarnos un poco. 

  • Tags:
  • COVID-19
  • Webinar

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

0
Anterior:

COVID-19

COVID-19: ¿Cómo motivar a los equipos de trabajo? Con la contingencia global generada por el coronavirus es ...
Siguiente:

COVID-19

¿Qué están haciendo los directivos ante el COVID? Con la contingencia global generada por el coronavirus es ...