Miércoles, 8 de Noviembre, 2017

¿Inspecciones de trabajo?…No te asustes

En determinadas ocasiones, el escenario de trabajo deberá recibir una visita de inspección según lo demanden las autoridades. En México, los encargados de llevar a cabo ese proceso se encuentran en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Estas inspecciones se realizan para corroborar que todos los aspectos de una empresa estén funcionando debidamente y deben realizarse en momentos predeterminados.

Tipos de inspección

La inspección inicial

Este tipo de inspección es común al iniciar las labores de una empresa para notificar que todo esté en regla y listo para su uso. Algunas empresas como aquellas que manejan maquinaria industrial requieren de esta inspección de manera obligatoria para garantizar la correcta instalación de sus herramientas y así prevenir cualquier riesgo de trabajo.

La inspección periódica

Otra clase de inspección es aquella que se realiza cada cierto plazo y se le denomina periódica. Las inspecciones de esta clase se centran en verificar que no sólo el escenario de trabajo esté en óptimas condiciones y los criterios de salud y seguridad se cumplan, la inspección periódica se encarga también de ver por los derechos de los trabajadores.

En una inspección de esta clase, se puede esperar que revisen los contratos de los trabajadores, los sueldos que reciben, las prestaciones a las que son acreedores y si el patrón cumple en tiempo y forma con todos los requerimientos de ley como es el caso de prestaciones, descansos y jornadas. Posteriormente, es común recibir una “inspección de verificación” cuyo fin es notificar si se cumplió con las recomendaciones brindadas en la primera visita.

La inspección especial

Se lleva a cabo cuando los trabajadores o miembros de un sindicato presentan una queja sobre la empresa ante la Secretaría del Trabajo en su Dirección General de Inspección. Esta queja puede presentarse en total anonimato para resguardar la identidad de los trabajadores.

¿Cómo atender una inspección a mi empresa?

El primer paso es identificar al inspector y solicitarle que muestre toda la documentación pertinente que señale la validez de la inspección, el oficio firmado por las autoridades y el conocimiento de qué tipo de inspección se llevará a cabo. Se debe asegurar que los datos proporcionados al inspector sobre la empresa en el oficio sean certeros y concuerden con la realidad.

Cuando la inspección se realiza por denuncia de trabajadores o sindicato y el inspector identifica que en efecto se ha infringido la seguridad o derechos de los empleados, se levantará un acta. Las actas de inspección contienen una descripción de las condiciones de trabajo e identifica qué violaciones se han cometido según lo establecido por la ley. Se identificará también la propuesta de  sanción o medida preventiva que deba tomar el patrón para cumplir con los reglamentos establecidos por la ley.

Al recibir un acta de inspección, el patrón deberá cerciorarse de que todo lo plasmado en el informe es correcto y no contar con irregularidades antes de firmar dicho documento, ya que al tratarse de un funcionario público su palabra tiene fuerza legal y lo plasmado en el acta una vez firmado tendrá validez ante las autoridades. Por su parte, además, el patrón deberá prestar todas las facilidades para que la inspección se lleve a cabo, pues se trata de un requisito sostenido ante la ley.

Más Artículos...
Más Artículos...