miércoles, 4 de marzo, 2020

Coronavirus en México: 5 preguntas que tienes que hacerte como empresa

El coronavirus (COVID-19 llegó a México). El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y que comenzó a reportar casos en diciembre de 2019, llegó a nuestro país. Lo que se sabe hasta ahora es que está presente en 71 países y ha infectado a más de 90,000 personas alrededor del mundo. También que su tasa de mortalidad es baja, siendo aproximadamente del 2% al 4% en China y de .7% en los demás países.

Actualmente en México hay 14 casos y ninguna muerte se ha presentado en el país. Seguramente has comenzado a observar que cada vez más personas en la calle y en las oficinas comienzan a lavarse las manos frecuentemente, utilizar gel antibacterial e incluso usan cubrebocas. Por ello es importante saber que el COVID-19 se puede contagiar por medio de: 

  • Gotículas (secreciones que se expulsan al toser) que arrojan las personas infectadas cuando exhalan o estornudan y que hacen contacto con nuestros ojos, nariz o boca. 
  • Tocar las superficies infectadas con las gotículas. El virus puede permanecer hasta 2 horas en las superficies según la OMS. 

El contagio se ha dado de manera rápida, y es por eso que las empresas comienzan a tomar medidas para prevenir un posible esparcimiento del virus. Si la empresa aún no ha comunicado formas de prevención, o no tiene un plan en caso de que se presente el virus dentro de la organización; te presentamos 5 preguntas que toda empresa debe hacerse obligadamente para evaluar su plan de respuesta y elaborar un programa de emergencia para sus operaciones, colaboradores y para los clientes. 

1.- ¿Cómo se puede prevenir el contagio?

Es fundamental que las empresas se comuniquen con sus colaboradores de forma constante, concisa y clara. De esta manera, se podrán informar las medidas e implementar las conductas necesarias para evitar un posible contagio dentro de la compañía y al mismo tiempo se detienen rumores que podrían causar desinformación y psicosis (en el peor de los casos). 

La OMS nos da las mejores formas de prevención para evitar la presencia y el contagio del COVID-19: 

-Lavarse las manos. El virus está envuelto en una capa de grasa, el jabón por su fórmula química la elimina, lo que deja expuesto al virus y provoca su muerte. (Dra. Karen Flemming)

-Mantener distancia mínimo de un metro con personas que tosen o estornudan. Como mencionamos anteriormente, el virus se contagia por medio de las gotículas que pueden expulsar las personas, por lo que es importante alejarse para que no llegue el virus a nosotros. 

-Evitar tocarse ojos, nariz o boca. Si tocas una superficie infectada y después tocas tu cara, es probable que contraigas el virus. Esto se puede evitar limpiando constantemente todas las superficies con las que estás en contacto en tu día a día y lavándose las manos constantemente. 

-Cuidados adecuados de las vías respiratorias. Si estornudas, asegúrate de taparte la boca con el codo no con la mano. También puedes utilizar un pañuelo desechable el cual debe ir al bote de basura inmediatamente. Para esta situación la OMS no recomienda cubrir la cara con la mano, ya que esta es la forma perfecta de transmitir el virus entre personas y superficies.

-Mantenerse informado. Es importante que no sólo nos dejemos llevar por lo que nos dicen, sino investigar más a fondo en medios nacionales e internacionales respaldadas que den información sin causar pánico. 

-Quedarse en casa. Si tienes algún síntoma, es importante tener consciencia como empresa y dejar que los empleados se queden en su hogar con el fin de evitar contagios, ya sea COVID-19 o alguna otra enfermedad.

2.- ¿Qué pasa si alguien se contagia?

Las empresas deben de estar concentradas en la prevención y en la comunicación eficiente con sus colaboradores sobre actualizaciones, maneras de cuidado y, en caso de ser necesario, trabajo remoto. Sin embargo, la situación de que alguien contraiga COVID-19 está latente. 

En el caso de que una persona presente los síntomas mencionados, lo ideal es que se quede en casa y pueda acudir de inmediato con algún especialista para que le den un diagnóstico certero. Ya se puede hacer la prueba en México, pero al ser los síntomas parecidos a los que existen en enfermedades comunes como influenza (tos seca, fiebre y cansancio), puede ser fácilmente confundida con otro padecimiento. 

Es importante que si se presenta alguno de estos síntomas, lo mejor es que la persona sea aislada ya sea en su casa o en un hospital. Posteriormente se realizarán las pruebas correspondientes y se tomarán las medidas necesarias para que la persona esté estable y además no contagie a las demás. 

3.- ¿A partir de qué punto debemos cancelar actividades grupales? 

Este criterio variará dependiendo de cada organización. Actualmente la situación en nuestro país no es grave, debido a que hasta el 2 de marzo solamente se han reportado cinco casos, por lo que aún no es clasificado como una emergencia sanitaria nacional. 

En caso de que la situación se agrave, dependiendo de la naturaleza del negocio y las medidas públicas de salud que se puedan presentar, todas las empresas deberán de acatar las medidas impuestas por las autoridades. Estas dependerán del riesgo de la situación y pueden ser a nivel local, regional o nacional. Incluso, se podrían cancelar las actividades presenciales. 

Si tu empresa tiene la posibilidad de que se realice el trabajo remoto, esta es una opción que se puede implementar como prevención del contagio.

4.- ¿Cuándo hay que empezar con trabajo remoto?

No hay una etapa específica para ello, y hay que tomar en cuenta que no todas las organizaciones tienen la posibilidad de realizarlo sin que afecte sus operaciones. Es por esto que dependiendo de la naturaleza de tu negocio, la situación en el país y en específico la de la empresa, se podrá determinar si la empresa se suma a esta medida.  

De hacerlo, se deberá comunicar inmediatamente y de forma efectiva con todo el personal, clientes y aliados comerciales para realizar el ajuste en operaciones.

5.- ¿Debemos cambiar políticas?

Cada empresa tiene una política sobre falta por enfermedades. Algunas necesitan un justificante médico, unas específicamente del IMSS y otras de cualquier especialista. Es importante que evalúes las polìticas actuales y las posibilidades que tienes de poder ser flexible en dado caso de que el esparcimiento del COVID-19 se agrave. 

Para este tema, nos acercamos a Alberto Malo, parte del equipo de RRHH en Runa, y opinó lo siguiente: “Las faltas por enfermedad deben variar conforme el perfil del empleado. Hay veces en las que no necesariamente tenemos que estar cara a cara con los clientes, o entre colaboradores. Es preferible que falte a la empresa alguien que tiene síntomas o es un foco de infección para los demás, a poner en riesgo a las demás personas. Independientemente si sea Coronavirus o no, es mejor prevenir un posible contagio entre los empleados. Sin embargo, para cada empresa va a variar, por ejemplo, hay empresas que tienen la matriz en otros países en donde quizás ni siquiera haya llegado el COVID-19, o algunos otros en donde esté mucho más grave, y den medidas específicas para evitar el esparcimiento que se ha dado en otros países. Pero también existe la otra parte, en la que por el contrario, deciden no implementar medidas para evitar el contagio del virus. Es importante poder tener una comunicación efectiva con el equipo, y ser empático con los miembros de la organización para que el espacio de trabajo sea sano para todos. También se tiene que evitar el abuso por parte de los colaboradores, y esto se puede hacer por medio de pruebas de que tienen la enfermedad, pero eso dependerá de cada empresa”. 

Cambiar las medidas de manera drástica se debería de hacer cuando la situación ya sea grave, lo cual hasta el día de hoy no ha pasado. Es importante hacer el análisis como empresa y comunicarlo de manera efectiva a los empleados, de esta manera todos pueden cooperar de manera óptima para la prevención de la enfermedad, y en caso de contagio y de la propagación de la misma. 

Runa HR te ayuda a manejar a tu equipo de manera remota. Con nuestra plataforma obtienen soluciones para cada eventualidad. Comunicación efectiva es una herramienta que Runa te puede otorgar. Conoce más sobre nuestro software aquí

¿Te gustó el artículo?

Promedio 4.8 / 5. Votos: 4

Anterior:

HR Management

NOM-035 ¿Cómo implementarla? El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El
Siguiente:

HR Management

¿Cómo apoyar a la equidad de género? El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El
Más Artículos...
Más Artículos...

HR Management

HR Management El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y

HR Management

HR Management El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y

HR Management

Manejo de situaciones El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y

HR Management

Manejo de situaciones El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y

HR Management

Información relacionada El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y

HR Management

Información relacionada El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y El coronavirus (COVID-19 llegó a México) El virus que tuvo su origen en Wuhan, China, y