De outsourcing a servicios especializados

La subcontratación se volvió un tema muy importante para las empresas en México, a partir  de la nueva reforma de outsourcing.

Durante este año se presentaron modificaciones a la Ley Federal del Trabajo y a los reglamentos de seguridad social. ¿Cómo esto impacta en el área fiscal? Las empresas deberán realizar cambios, ya sea de manera interna o externa, para adaptarse a la ley de subcontratación. Entre los meses de abril y septiembre las organizaciones buscaron adaptar sus procesos de nómina. Dependiendo su giro y su sistema administrativo eligieron las mejores estrategias y cambios para mejorar su estabilidad en el mercado. A continuación te presentamos algunas de ellas.

En materia de seguridad social

La clasificación ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la empresa principal no deberá ser la misma que la del negocio que prestará los servicios especializados. En caso de ser así, la empresa que realiza subcontratación deberá realizar el cambio de clasificación económica. Asimismo, el factor de la prima de riesgo deberá ser revalorado. Lo anterior podría afectar directamente al tope de las cuotas obrero patronales y el costo de prima de riesgo, ya que en materia de retiro e Infonavit se maneja un factor estándar.

Si tu empresa realizó la conversión de outsourcing a servicios especializados deberá absorber el pago ante el seguro social, además de la presentación de la información de los contratos celebrados a partir del 1 de septiembre ante el ICSOE y SISUB.

En materia fiscal

Las facturas emitidas por servicios de contratación solo serán válidas si la empresa contratada cuenta con el REPSE –el cual es un registro ante la Secretaría de Trabajo y Previsión Social que regula la subcontratación–, si esta no cuenta con el registro no se podrá realizar la deducción de estos servicios. En caso de que se realice el servicio haciendo caso omiso a lo que dicta la autoridad, se podrá considerar a ambas empresas con operaciones simuladas.

Las operaciones simuladas, conocidas como EFOS Y EDOS, son en su mayoría empresas que se relacionan entre sí para la creación de negocios para “estrategias fiscales”; sin embargo, debido a la implementación de la Ley Antilavado de Dinero, en caso de no aclarar la situación ante el SAT, se considerará como delito fiscal.

Adicionalmente los sueldos y salarios se vuelven deducibles para la empresa que presta los servicios especializados, y para empresa contratante será considerado como gasto siempre y cuando cumpla con los requisitos establecidos en materia fiscal.

Además la empresa contratante se exime del pago de impuestos sobre nómina (ISN).

Para los trabajadores

La nueva ley de outsourcing no solo tendrá impacto en la administración de las empresas, ya que los trabajadores también se verán afectados. ¿En qué sentido? Supongamos que la empresa principal contaba con una sub empresa dedicada al pago de nóminas, es decir contaba con otro patrón; con esta reforma laboral dicha organización deberá realizar la migración a la empresa principal y contratar directamente a los trabajadores. 

¿Qué opciones de pago de nómina tendré a partir de ahora?

La mayoría de las empresas optaron por uno de estos dos esquemas:

  1. Nómina interna
    La nómina interna implica la creación de un departamento dentro de la empresa, que se dedique únicamente al cálculo de nómina principal. Para realizarlo deberá contratar a profesionales especializados que, encabezados por un contador experto en el tema, deberá encargarse de cubrir, además del pago a los trabajadores, de cubrir las cuotas legales e impuestos correspondientes.Vale la pena mencionar que el cálculo de nómina es un tema complejo y requiere de una buena comunicación con el área de recursos humanos. Algunos sistemas ya implementan ambos departamentos en una sola plataforma para mejorar el control de incidencias y facilitar esta tarea al departamento de nómina.
  2. Maquila de nómina
    Maquila de nómina, administración de nómina, payrolling o procesamiento de nómina es el servicio que te permite contratar a profesionistas especializados en el cálculo de la nómina, la determinación de impuestos y los derivados de ella.
    La empresa contratada se encarga del cálculo de su nómina, la puntualidad de su elaboración,  la responsabilidad de los cálculos y descuentos de los impuestos.

Ley Outsourcing México | Runa HR

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

4
Anterior:

Nómina

Régimen de confianza, ¿qué es y cuáles son sus características? La subcontratación se volvió un tema muy importante para ...
Siguiente:

Nómina

¿Qué es la sustitución patronal y cómo se hace? La subcontratación se volvió un tema muy importante para ...