martes, 23 de julio, 2019

¿Cómo negociar para reducir la brecha salarial?

En México existe una brecha salarial del 34% entre hombres y mujeres, de acuerdo a datos presentados por el Senado. Hasta ahora, una de las representantes de la Cámara planteó la necesidad de impulsar una ley que obligue a los empleadores a pagar el mismo sueldo a hombres y mujeres que realicen actividades idénticas. 

Aunque esta idea surgió como un planteamiento durante las sesiones del Senado, el problema de la brecha salarial en México todavía no tiene solución próxima. Por esta razón, es clave que las mujeres aprendan a negociar correctamente su salario durante una entrevista o ya dentro de su trabajo actual. 

Pero no todo es tan fácil es como suena. Al momento de negociar un salario más alto, las mujeres tienen problemas respecto a la disposición y facilidad para hacerlo. Existen múltiples estudios que demuestran que estas no lo hacen por temor a causar una mala impresión en sus futuros empleadores o de verse “agresivas”. En cambio, los hombres son más proclives a negociar su salario sin temor a la impresión que esto pueda ocasionar. 

La falta de negociación al momento de ingresar a un nuevo trabajo no solo impacta a las mujeres de forma negativa, sino que esta se replica en situaciones de ascensos, aumentos, reconocimientos por su labor o hasta en solicitar beneficios adicionales a su salario. Es decir que aquellas mujeres que no negociaron su ingreso a una empresa (en términos de salario y beneficios) son propensas a involucrarse en menos negociaciones durante el resto de su vida laboral, que aquellas que sí lo hicieron desde un principio. 

La poca (o nula) negociación de las mujeres también se ve reflejada en la vida laboral. En esta situación se puede apreciar en una repartición desigual de las labores del hogar, la crianza de los hijos, el pago de gastos familiares y más. Así que aprender a negociar correctamente no solo puede tener un impacto positivo en la vida laboral, sino que también se puede reflejar en otras áreas de la vida de las mujeres. 

Al momento de negociar, las mujeres también deben hacer frente a los estereotipos sociales sobre su comportamiento y aspiraciones. Aquellas que deciden pedir un salario más alto u otros beneficios durante su reclutamiento, pueden caer en ser catalogadas como “ambiciosas, frías y calculadoras”. Por muchos años, estos adjetivos han sido utilizados para describir (de forma positiva) a los hombres, pero en cambio cuando son aplicadas a las féminas se les atribuye una connotación negativa. 

Aunque con el paso de los años y la llegada de las mujeres a lugares que antes solo estaban pensados para hombres, todavía queda mucho por hacer en el tema de igualdad de género y brecha salarial. Mientras tanto, te presentamos algunos puntos clave que  el Harvard Business Review presenta para negociaciones (específicamente para mujeres). debes considerar al momento de negociar tu salario

Prepárate

Tal vez esté de más decirlo, pero es necesario prepararse antes de cualquier negociación (no importa tu género). En el caso específico de las mujeres, muchas de ellas temen involucrarse en una negociación, especialmente si sienten que las posibilidades de un resultado negativo son altas. 

Para evitar que te pase esto, te recomendamos una negociación de práctica. Durante esta puedes encontrar varias razones por las cuáles buscas ese aumento, ascenso o beneficio. Hacer este ejercicio también puede ayudarte a pensar en las posibles respuestas que puedes recibir ante tus argumentos y finalmente a encontrar posibles alternativas en caso de que no puedas obtener directamente lo que buscas. 

El otro objetivo de la práctica de preparación es ganar confianza en ti, en el porqué mereces lo que estás buscando y poder sentirte cómoda al momento de decir en voz alta y ante más personas aquello que consideras que es justo para tu posición y tus responsabilidades. Conoce los mejores consejos sobre Recursos Humanos.

Enfócate en las emociones positivas

Aunque este consejo suene como salido de un libro de autoayuda, centrarte en tus emociones positivas te ayudará a estar más calmada antes y durante la negociación. Este efecto positivo te pondrá en el camino correcto para estar más abierta y dispuesta a encontrar una solución que funcione para todos. Está comprobado que las personas que se encuentran de buen humor se inclinan más por una negociación colaborativa que una competitiva.

Se recomienda que antes de entrar a una negociación, las personas piensen en algo positivo o en un recuerdo que las haga sentir bien. Esta sensación puede ayudarles a aumentar elementos como su creatividad, disposición y facilidad para colaborar; los cuales son clave para una negociación exitosa. 

Trabajar en la inteligencia emocional

Pensar de manera positiva antes de negociar, no lo es todo para obtener un resultado positivo. También se debe aprender a desarrollar una sana inteligencia emocional para estar consciente de los emociones que hay dentro de uno. Reconocer los sentimientos y entender su origen, ayudarán a controlar las emociones y a aumentar la confianza en uno mismo. 

Al tener mayor control sobre sus emociones y más confianza en sí mismas, las mujeres también están dispuestas a no darse por vencidas a la primera que escuchan una respuesta negativa durante la negociación. El desarrollo de la inteligencia emocional también reduce los niveles de ansiedad, la cual puede jugar en contra de las mujeres al momento de pedir lo que consideran justo. 

La inteligencia emocional puede desarrollarse por medio de técnicas de “mindfulness”. Estas se centran en el “estar presentes en el ahora” e ignorar posibles escenarios a futuro o en regresar a sucesos no tan agradables del pasado. 

Negocia para todos

Si buscas más beneficios para tu área o un ascenso, este punto puede ayudarte para lograr tu objetivo. Solicitar más recursos o herramientas en nombre de tu área o departamento, te hará parecer como una persona más colaborativa y que busca el bienestar de todos. Hay estudios que muestran que si las mujeres que negocian se presentan con una estrategia de colaboración, estas son percibidas como personas que se preocupan por el equipo y se deja a un lado la posible imagen agresiva que la otra parte podría formarse sobre ellas. 

Negociar bajo esta estrategia puede beneficiar a las mujeres al generar una imagen positiva sobre su impacto en la empresa. En lugar de ser vistas como “ambiciosas” o “calculadoras”, la otra parte negociante puede percibirlas como miembros de la empresa que están comprometidas con esta. Lee sobre el Empowerment Empresarial y de qué se trata

Negocia por paquete y no por una sola cosa

Al momento de negociar una sola petición (como podría ser una aumento) es fácil caer en un juego de “sí o no”. Pero al negociar por varias peticiones, es más fácil lograr compromisos por ambas partes. En estos casos se puede recurrir al “si puedes darme esto, también podemos encontrar una forma para que lograr lo otro”. Este tipo de negociación (que es más colaborativa) refuerza el vínculo entre colaborador y empresa. 

En una negociación por un aumento salarial, tal vez las mujeres no puedan conseguir ese aumento que desean, pero sí pueden y obtener otros beneficios que tengan impacto en su cuenta bancaria y de manera positiva. Por ejemplo, vales de despensa, ayuda de comedor, vales de gasolina y otros beneficios de este tipo podrían considerarse como equivalentes a un aumento de salario. 

Saber negociar es una habilidad necesaria para todos, sin importar género ni profesión. Pero también puede ayudar a reducir la brecha salarial en México. Ya sea al momento de pedir un aumento, un ascenso, horarios flexibles u otros beneficios, las mujeres se encuentran con un reto al cual enfrentarse en el ámbito profesional. El arte de la negociación mejora con la práctica y con una correcta preparación. Esperamos que con estos consejos, las mujeres puedan llegar a mejores soluciones en su trabajo y poner su granito de arena para reducir la brecha salarial que existe.

 

 

Conoce Runa, la platforma que te permite rastrear de manera efectiva el sueldo de todos tus empleados y conocer el estado salarial de tus empleados. Conoce más sobre esta y más funcionalidades de Runa, aquí.

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

0
Anterior:

Nómina

5 tips para hacer tu negocio exitoso En México existe una brecha salarial del 34% entre hombres ...
Siguiente:

Nómina

Los gigantes del internet ya pagarán impuestos En México existe una brecha salarial del 34% entre hombres ...