Martes, 7 de Noviembre, 2017

Compensaciones fijas y variables ¿cuál es la diferencia?

Las empresas cuentan con diferentes tipos de compensaciones para su recurso más importante: el humano. Para que una empresa funcione correctamente y sea productiva, tiene que asegurarse que sus trabajadores están recibiendo una compensación no sólo justa, sino también competitiva. Las compensaciones pueden ser fijas o variables y la diferencia recae en su periodicidad y bajo qué circunstancias se otorgan.

Compensación Fija

Se trata del conjunto de compensaciones que recibe el trabajador de forma constante y sin condiciones; el sueldo, por ejemplo, es quizá la más importante y muchas veces es el factor que atrae, o en el caso negativo aleja, al talento humano.

Otra compensación fija establecida por la ley es la prestación de Participación del Trabajador en las Utilidades. Aquí, todo trabajador recibe una porción retomada del 10% de las ganancias generadas por la empresa. Esta compensación es inamovible y la reciben todos, a excepción de altos mandos, gerentes y dueños, por su participación en la generación de esa ganancia.

Entonces, se entiende por compensaciones fijas aquellas ya establecidas por la empresa y las leyes, donde es importante contar con un justo sistema de compensación salarial según el trabajo realizado.

Compensación Variable

Toda empresa cuenta con compensaciones predeterminadas, pero ¿Qué hay de aquellas que compensan la productividad? Las compensaciones variables son los incentivos otorgados a los trabajadores en forma de bonos, premios y metas según las capacidades y logros del empleado. Las leyes no determinan compensaciones variables obligatorias, y será la empresa quien decida otorgarlas, obteniendo el obvio beneficio de un grupo de trabajadores motivados a cumplir con propósitos y superar expectativas.

Bonos, como el bono anual, premios por metas fijas y otros incentivos son algunas de estas compensaciones y pueden entregarse de manera anual, mensual, por proyecto o según convenga. La diferencia que presentan con las compensaciones fijas, es que las variables se ”ganan” por así decirlo. Para la correcta asignación de estas compensaciones, las empresas deben contar con eficaces herramientas para evaluar el desempeño y compararlo cada cierto tiempo para confirmar la existencia de mejoras.

Dato: Al tratarse de compensaciones en efectivo, su trato en la nómina corresponde a la misma que el sueldo. Las compensaciones tanto fijas como variables son 100% integrables a ISR e IMSS sin importar su periodicidad.

Más Artículos...
Más Artículos...