Martes, 7 de Noviembre, 2017

Todo lo que debes saber sobre la llave privada

En el mundo cibernético estamos expuestos a un sinfín de riesgos referentes a la información que almacenamos; información almacenada de manera manual y los datos que un ordenador guarda automáticamente. La llave privada es un archivo electrónico con extensión KEY  otorgado por el SAT.  Este mecanismo se compone de un software y un hardware que se accionan para el desarrollo de mecanismos de encriptación como los cifrados, las firmas digitales y el rechazo de transacciones electrónicas de dudosos procedimientos.

Sirve para tramitar todos los documentos digitales de la empresa, de forma colectiva o individual. Para esto se habilita una plataforma digital con los datos que se quieren proteger y a los que se necesita eventual acceso. La llave privada es la clave de acceso a la plataforma cargada de datos.

Muchas empresas en el mundo pensando en la seguridad de la información que manejan, intentan asegurar la información que reciben y envían. Estas intenciones de protección los llevan a buscar plataforma que cifren el contenido de sus documentos, y las llaves vendrían a ser el ente descifrador de los datos.

La llave privada es una especie de clave de acceso que sólo debe poseer  la persona asignada para el manejo de información importante o de carácter especial. En el caso del intercambio de información se puede entender como la llave que dos personas (emisor-receptor) utilizan para proteger la información que se comparten, este  puede ser entre dos personas naturales, o incluso, entre empresas.

Ventajas

Las llaves privadas permiten un ambiente de confiabilidad a la hora de compartir información. Cuando un usuario envía su información cifrada, el receptor del mensaje puede descifrar el contenido solo con la llave privada. Este mecanismo permite que el receptor se autentique ante la información que recibe. Estos mecanismo pueden adaptarse a medidas biométricas como la huella dactilar, agregándole a este modo de protección cibernética mucha más confiabilidad.

Desventajas

El error de clave (clave incorrecta), clave no correspondiente al certificado digital, pérdida de la llave, olvido de contraseña de acceso y daños en la llave, son al menos los contratiempos más comunes que los usuarios de este instrumento mencionan regularmente. Sin embargo, la mayoría de estas problemáticas tienen soluciones viables y otras no tanto.

Cuando la contraseña se digitaliza de forma incorrecta, es recomendable intentar con letras mayúsculas y minúsculas. Si el problema no desaparece, debes dirigirte a las oficinas del SAT para pedir que se le revoque su certificado digital, y proceder a activar otro. Al realizar el trámite de petición de certificado digital, debes llevar un archivo para la asignación del cifrado.

En ocasiones, los usuarios tienden a generar más de una llave privada y más de un archivo para el acceso privado. Corrobora si la llave que está utilizando es la que corresponde al archivo presentado al SAT para la afiliación. Se recomienda guardar en el disco duro del ordenador las llaves privadas y el certificado digital. Seguidamente, accede al sistema esperando que el respaldo en el computador logre reestablecer la entrada a la plataforma y al archivo.

Puede que tu certificado digital esté dañado. Para dicho problema se debe acceder a la web y hacer una petición de certificado digital de la FIEL e intentar de nuevo el acceso con estos datos.

Si la llave privada se encuentra dañada, no hay posibilidad de recuperarla. Se aconseja no intentar acceder con otro programa y dirigirse a las oficinas del SAT para pedir revocar la certificación y tramitar una nueva.

Si tu llave privada se ha extraviado, no hay posibilidad de recuperación alguna. Si esto sucede, debes dirigirte a las oficinas del ALSC y pedir revocar el certificado digital. Podrás tramitar uno nuevo. Lo mismo aplica para ocasiones en que la clave de acceso ha sido olvidada.

¿Por qué es importante tener una llave privada?

El ciberespacio se entiende como un conglomerado gigantesco de interacciones web. Interacciones llevadas a cabo por desarrolladores, plataformas o programas de red para la optimización del intercambio de información.

La web, tiene la potestad de quedarse con todos los movimientos que dentro de la red se realicen. Existe un espacio inmenso donde la información, que incluso ha sido eliminada, queda almacenada a merced de cualquier cibernauta. Ante estas implicaciones responden las plataformas antes expuestas.

Así como desarrolladores existen para optimización y mejoramiento de interacciones, existen miles de riesgos al optar por la relación digital como medio de comunicación. Hackers, virus o copias no deseadas, son algunos de los riegos que se corren dentro del espacio cibernético, y a los que responden las llaves privadas.

La llave privada, a través de su mecanismo de afiliación, codificación y autenticación, garantiza la total seguridad de su información a la hora de compartirla. Se convierte en la mejor mezcla de seguridad y eficiencia en lo que a la comunicación respecta.

Genera un canal monitoreado de comunicación veloz y de práctico acceso. Evitará en gran medida que algún hacker pueda acceder a dicha información para divulgarla, copiarla, alterarla o desviarla. Protegerá los documentos de copias fraudulentas y modificaciones de entes externos a la transacción. A través del método de autenticación sólo el destinatario seleccionado podrá, no solo recibir el documento, sino también descifrarlo, agregándole a este sistema el doble de seguridad.

Ya son muchas las empresas que usan este sistema, incluso muchos gobiernos del mundo han optado por estas llaves ante los intentos de hackeo que están a la orden de día en la web, inclusive para la información de manejo interno.

Proteger tu información es de vital importancia. El material informático de una empresa puede llevar consigo un número de datos que en ocasiones deben manejarse con cautela, sobre todo para quienes pueden aparecer relacionados en dicha información, o por las consecuencias que la publicación de este material puede generar.

Todos estos riesgos dependerán de los tipos de empresas e informaciones que se quieran manejar en el intercambio de documentos. La era digital trajo consigo una nueva forma de comunicarse, nos hace sentir más cerca, ¿Por qué no sentirnos más seguros también?

Más Artículos...
Más Artículos...