El ABC de las pólizas de seguro, todo lo que debes saber

Póliza de seguro

La prevención es clave en cualquier ámbito de la vida, sea en lo laboral, familiar o personal. Los seguros surgieron precisamente pensando en la protección de una persona o de un bien ante imprevistos. 

A continuación verás el ABC de las pólizas de seguro, con el cual podrás comprender por qué son importantes. 

¿Qué es una póliza de seguro?

Una póliza de seguro es el contrato o documento por medio del cual se materializa una relación entre una institución aseguradora y un cliente, en el que se aclaran los términos en que operará la cobertura de un seguro, en qué consiste, los derechos y limitaciones. 

La póliza de seguro tiene carácter oficial y legal, ya que establece los lineamientos que le dan derecho al cliente para reclamar el monto económico fijado en el contrato, así como las obligaciones del mismo en cuanto al pago parcial o total de la prima. 

Tipos de pólizas de seguro

Existen diferentes tipos de seguro, los cuales dependen de qué se protege y las condiciones acordadas de la cobertura. 

Póliza de seguro de autos: protege un vehículo específico contra robo o accidente y al conductor sobre los daños provocados al momento de manejar. 

Póliza de seguro de vida: el beneficiario de esta póliza recibirá una suma económica ante la muerte de otra persona e incluso podría cubrir accidentes incapacitantes o invalidez. También existen seguros de vida con ahorro, que permiten acumular una cantidad que se entrega al finalizar el contrato.

Póliza de seguro para la educación: protege al asegurado o a sus beneficiarios a fin de que cursen los grados necesarios para concluir sus estudios hasta la universidad.

Póliza de gastos médicos: asegura a una persona o varias para tener atención médica con un monto de dinero establecido para ciertas enfermedades o lesiones.

Póliza de seguro de hogar: protege una vivienda ante accidentes que dañen el inmueble o los objetos que lo integran; por ejemplo, ante incendios, terremotos, robos, etc. 

Términos clave que debes saber sobre tu póliza de seguro

Ahora veamos algunos términos clave que debes conocer cuando se habla de pólizas de seguro. 

  1. Cobertura: detalla la protección del asegurado, cuáles son las condiciones, en qué contexto y qué aplica. 
  2. Prima: se trata del pago parcial o total que debe hacer quien contrata un seguro. 
  3. Indemnización: es la suma monetaria que se paga al asegurado en caso de aplicar la cobertura de la póliza. 
  4. Siniestro: es un hecho accidental, eventual e imprevisto que provoca daños a la persona o bienes asegurados. 
  5. Exclusiones: indica las limitaciones en las que el seguro no aplica. 
  6. Deducible: consiste en la cantidad que el asegurado debe pagar en caso de siniestro y si la cobertura de la póliza no salda totalmente ese daño. 
  7. Coaseguro: dos o más instituciones aseguradoras protegen en conjunto una póliza para determinados imprevistos. 
  1. Caducidad de póliza: es cuando quedan sin efecto las garantías de la póliza por alguna situación señalada en el contrato. 
  2. Daño asegurado: es el percance que afectó a la persona o bienes asegurados y que sí está dentro de la cobertura.
  3. Factores de riesgo: aspectos medibles del impacto que puede tener un riesgo asegurado para determinar el cálculo de la prima. 
  4. Garantía de asegurabilidad: es el derecho que se otorga a una persona asegurada para incrementar el capital asegurado en pólizas de vida, sin un examen físico y otra evidencia.
  5. Preexistencia: enfermedades o padecimientos que una persona tiene antes de contratar una póliza de seguro y que no se considerarán en la cobertura.

Tipos de primas de póliza

La prima de seguro en sí es el costo del seguro contratado y depende del tipo de póliza y las condiciones establecidas. La compañía que asegura hace un cálculo considerando varios factores y establece una prima que puede cubrirse en distintos esquemas de pago:

  • Pago único
  • Pago anual 
  • Semestral 
  • Trimestral
  • Bimestral 
  • Mensual

Aunque hay otros tipos de primas de póliza, según sea el caso; por ejemplo: prima pura de riesgo, que hace el cálculo por un riesgo; prima natural ascendiente, cuyo pago por parte del asegurado aumenta cada año (como en un seguro de vida); o prima decreciente, cuando el pago disminuye por año (como en un seguro de auto). 

Muchas veces se contrata un seguro sin leer detalladamente las condiciones o sin conocer sus alcances y cómo opera. Es importante que comprendas tu póliza, porque es el contrato con el que te proteges a ti, tus seres queridos, bienes o empresa. Si tienes alguna duda, acércate a tu agente para despejarla.

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

2
Anterior:

Comienza tu empresa

Qué hacer si rechazan tu devolución de impuestos Póliza de seguro La prevención es clave en cualquier ...
Siguiente:

Comienza tu empresa

Seguro de vida con ahorro: ¿qué es y cuándo es conveniente contratarlo? Póliza de seguro La prevención es clave en cualquier ...






This will close in 0 seconds







This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds







This will close in 0 seconds







This will close in 0 seconds







This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds