Jueves, 21 de Diciembre, 2017

Aprende a elaborar el perfil de los candidatos a tu empresa

Tener una vacante disponible puede ser uno de los hechos más estresantes e importantes de una empresa. Conociendo el valor que debe dársele a la entrada de cualquier empleado a la empresa, lo que más se busca es tener una selección acertada y que la persona contratada pueda asumir el cargo con responsabilidad.

Sin embargo, en un mercado tan amplio, el proceso de reclutamiento y selección de personal puede ser sumamente engorroso: cientos de currículos llegan, ofreciendo lo mejor que cada aspirante tiene capacidad de brindar, el problema radica en que no todos son certeros o se ajustan a las necesidades de la empresa.

Es por eso que un perfil del candidato puede ayudar en gran manera. En este artículo trataremos todo lo relacionado con el tema: qué es, cómo crearlo, cómo dividirlo y ciertos tips que debes tener a la hora de redactar tu propio perfil de candidato.

¿Qué es el perfil del candidato?

Esta técnica, en inglés, posee el nombre de candidate person. Su utilización consiste en tener una idea del aspirante perfecto para tu empresa mediante una serie de pasos o escritos, dependiendo de las necesidades que se posean.

Antes de realizar un perfil de candidato, es importante que te tomes el tiempo necesario para identificar cuáles son las fallas de la empresa, posibles soluciones y sobre todo, que se requiere en cuanto a capital humano.

El perfil del candidato debe tener especificado cada detalle que se espera sobre el posible empleado: su educación, antecedentes, experiencias, metas, profesión, entre otros aspectos importantes.

¿Cuáles son las ventajas de tener un perfil del candidato?

Tener un perfil del candidato y conocer las características de ese aspirante ideal te ayudará a tener una orientación sobre dónde buscar y no detenerte hasta encontrarlo; ayuda a conocer cuáles son los esfuerzos requeridos para alcanzar la nueva meta: tener un empleado de ese nivel en la empresa.

Por otro lado, con el perfil del candidato podrás tener una noción de los sitios donde puedes publicar la noticia del reclutamiento, a fin de que pueda ser visto por el posible empleado que cumpla con dicho perfil.  

¿Cómo crear un buen perfil de candidato?

Tener un buen perfil de candidato no es cosa sencilla. Se requiere un trabajo de investigación y análisis previo a la construcción de esta “idealización”. Siempre debemos estar conscientes sobre qué es lo mejor para la empresa y esto hay que tenerlo en mente al pensar en el perfil del candidato.

Hay algunos puntos que se deben tomar en cuenta a la hora de elaborar un perfil de candidato ideal:

  • Identifica cuáles son las características de los mejores empleados de tu empresa. Este punto puede ser importantísimo y decisivo a la hora de realizar un perfil del candidato; analizar cuáles son los antecedentes, comportamientos y experiencia de tus mejores trabajadores podrá guiarte sobre lo que buscas actualmente y te interesa conseguir con la contratación de otras personas.
  • Rememora y evalúa los resultados de contrataciones previas. Revisar cómo han sido y salido las contrataciones anteriores, te ayudará a identificar las ventajas obtenidas de esos reclutamientos, es decir, si realmente han aportado algo a tu empresa. Esto, puede ayudarte a no cometer los mismos errores.
  • Realiza entrevistas o encuestas a los empleados más importantes y visita los distintos departamentos, recogiendo las opiniones relevantes a la candidatura. En estos casos, los participantes deberían ser las personas encargadas de los recursos humanos, el jefe del departamento en que se encuentra la vacante y los mejores empleados con el mismo cargo o similar.

Las preguntas surgidas en estas entrevistas deben variar, en función del puesto y la persona. Al personal de recursos humanos, las preguntas pueden ser relacionadas a las preguntas que ellos consideran que deben hacérsele a los posibles aspirantes: cuáles son las prioridades que la empresa necesita y que deben buscarse en todos los candidatos. ^or otro lado, cuáles son las razones que ellos consideran para rechazar a diversas propuestas que se presenten.

Los jefes del departamento pueden ofrecerte información útil sobre las dificultades que puede tener la vacante en específico, cuáles son las necesidades certeras para aumentar el rendimiento y productividad en cuanto a esa área de la empresa y cuáles son las características necesarias para obtener un mayor aprendizaje e innovación.

Por último, los empleados con un puesto similar o igual a la vacante ofrecida pueden responderte sobre sus actividades comunes, cuáles son las motivaciones que encuentran en su trabajo, cuáles son los aspectos que más disfrutan, cuáles son los nuevos aprendizajes que desean adquirir y cuál es la particularidad más valiosa de la labor que realizan.

Elaboración de un perfil de candidato certero: aspectos a incluir

Al realizar un perfil de candidato deben incluirse ciertas características en la propuesta y dejar aspectos sumamente claros.

En primer lugar, se recomienda realizar una descripción funcional del puesto de trabajo: se debe incluir cuáles son las actividades, experiencia y conocimiento que se requieren y exigen para su correcto desempeño. Además, describe cuáles son las responsabilidades y tareas que debe asumir el futuro trabajador.

Luego de identificar cuáles son las responsabilidades concernientes a ese trabajo, establece el tiempo que debe dedicar la persona a cumplir cada función. Esto, con la intención de comprender la importancia del resto de las características (estudios y experiencia).

Aunque ciertamente los estudios y profesionalismo de un candidato pueden sumar muchos puntos, dependiendo del trabajo, se debe destacar más si la persona tiene las competencias y habilidades necesarias. Por ejemplo, la organización, orientación al cliente y comunicación eficaz no se estudian en una universidad y sin embargo, pueden adquirirse y desarrollarse.

Por otro lado, especifica cuáles son las relaciones internas y externas que el futuro trabajador se encontrará en la empresa: sus superiores o jefes. Para esto, es útil valerse de la ayuda del organigrama.

Por último, ten siempre en consideración que la sociedad cambia, por lo tanto, los empleos también y los perfiles de candidatos no pueden ser estáticos, deben estar abiertos a cambios con el paso del tiempo.

Más Artículos...
Más Artículos...