¿Cómo funcionan las devoluciones automáticas del SAT?

Devoluciones automáticas del SAT

Si es la primera vez que haces tu pago de impuestos, es buena idea  que conozcas las devoluciones automáticas del SAT, que están diseñadas para ahorrarte tiempo y trámites porque se basa en la facturación que registras electrónicamente y los recibos de nómina timbrados. Así, no tienes que preocuparte por fechas, entrega de documentos o que no llegue tu saldo a favor: el servicio tributario ofrece esta sencilla opción para devolvértelo.

En su artículo 22, el Código Fiscal de la Federación reconoce que hay casos en los que los contribuyentes tienen el derecho de solicitar la devolución de ciertas cantidades pagadas en el ejercicio fiscal. De acuerdo con este código, existen dos tipos de devoluciones de impuestos:

  1. Devolución de impuestos retenidos: cuando el SAT ha retenido más impuestos de los debidos, la devolución se hace directamente a los contribuyentes. 
  2. Devolución de impuestos indirectos: cuando se haya realizado el pago de los impuestos trasladados de quien causó la operación, la devolución se hará al contribuyente que haya realizado el pago.

Solo en el primer caso los contribuyentes pueden acceder al beneficio de una devolución automática. A continuación, te explicamos por qué.

¿Qué son las devoluciones automáticas del SAT? 

Las devoluciones automáticas son compensaciones que otorga el SAT a un contribuyente que ha realizado pagos adicionales al fisco. Son automáticas porque se gestionan directamente en la plataforma electrónica del SAT y no se requiere un proceso de solicitud de devolución.

¿A quiénes se aplican las devoluciones automáticas?

La devolución automática solamente aplica cuando el contribuyente ha realizado su declaración en línea y cuando:

  • El saldo a favor es menor a los $150,000.00.
  • Se ha presentado en tiempo y forma la declaración anual, normal o complementaria del ejercicio.
  • No han pasado más de 5 años desde la presentación de la declaración correspondiente.

¿Cómo sabes si en tu declaración tienes derecho a devolución de impuestos?

Para el caso de las devoluciones automáticas, la plataforma electrónica del SAT pone a tu disposición un simulador de la declaración anual para personas físicas y personas morales. El simulador ofrece la opción de prerellenado de todas las deducciones realizadas durante el ejercicio fiscal con dos condiciones: que se haya hecho factura y que los pagos hayan sido con tarjeta o transacciones electrónicas.

Ingresa aquí al simulador y sigue las instrucciones. Recuerda: este simulador te ayudará a conocer tus obligaciones y si tienes saldo a favor, en contra o en 0.

Por otro lado, también puedes consultar esta información en el apartado “Devoluciones y compensaciones” en el Buzón Tributario.

Debes saber que estas devoluciones automáticas son muy rápidas, ya que, como su nombre lo indica, se llevan a cabo de manera automática. En un plazo no mayor a cinco días hábiles debes tener el depósito de compensación en tu cuenta bancaria.

¿Qué necesitas para tener acceso a una devolución automática? 

  • Contar con las claves de identificación en el portal del SAT (contraseña o e.firma).
  • Haber llevado a cabo tus declaraciones y pagos provisionales.
  • Presentar tu declaración anual, normal o complementaria. 
  • Disponer de una cuenta bancaria y proporcionar la CLABE para que el SAT realice la devolución. 

Casos en los que no aplica la devolución automática

Si te encuentras en los siguientes casos no estás sujeto al proceso de devolución automática de impuestos. Por el contrario, deberás llevar a cabo un proceso diferente: la solicitud de devolución de impuestos a través del Formato Electrónico de Devoluciones. 

  • Si el saldo a favor es de más de $150,000.00.
  • Si obtuviste ingresos por bienes o negocios en copropiedad, sociedades conyugales o por sucesión.
  • Si el contribuyente está en las “listas negras” del SAT.

Qué hacer si el SAT rechaza tu devolución automática

Si tu devolución automática se rechaza o no se paga, cuando muy tarde, en 7 días hábiles, tienes derecho a solicitar una devolución manual. Esta te pide que envíes el acuse de la declaración y que compartas la información que el SAT requiere para comprobar que todo esté en orden. Antes, este trámite llevaba hasta 40 días hábiles; actualmente, se resuelve en 17, aproximadamente.

Este trámite es gratuito y puede realizarse de manera presencial o en línea. En el sitio del SAT lo encuentras en el apartado de Devoluciones y compensaciones.

Recuerda mantenerte al pendiente de tu Buzón Tributario para reclamar tus saldos a favor en caso de que el SAT detecte que has pagado más impuestos de los necesarios. Además, te recomendamos llevar un control de tus pagos y monitorear irregularidades en el cálculo provisional y anual de tus impuestos. Asimismo, puedes consultar la página de SAT o acercarte a una oficina de la administración tributaria si necesitas saber más sobre este importante beneficio fiscal. 

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

0
Anterior:

Legales

Prácticas para disminuir la rotación de personal en tu empresa Devoluciones automáticas del SAT Si es la primera vez que ...
Siguiente:

Legales

¿Qué es y para qué sirve la tarjeta patronal IMSS? Devoluciones automáticas del SAT Si es la primera vez que ...






This will close in 0 seconds







This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds







This will close in 0 seconds







This will close in 0 seconds







This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds