Martes, 12 de Diciembre, 2017

Ayuda para transporte del empleado

Toda persona que trabaje para una empresa subordinadamente tiene derecho al pago de prestaciones, esto lo dicta la Ley Federal del trabajo y es aplicable a todos los empleados en relación de dependencia.

Las ayudas de transporte se inscriben en lo que se conoce como de prestaciones laborales, así encontramos las que son obligatorias y que son reguladas por la ley; y las contractuales, que en general son pactadas entre el empleador y el empleado, a este último grupo pertenecen las ayudas de transporte, y a continuación nos dispondremos a revisar de qué va este tipo de beneficio.

¿Qué es la ayuda para transporte?

La ayuda de transporte constituye un beneficio que el empleador anticipa al trabajador para uso efectivo en gastos de desplazamiento residencia-trabajo y viceversa. Se entiende como desplazamiento la suma de los componentes del viaje del beneficiario, por uno o más medios de transporte, entre su residencia y el lugar de trabajo. No existe determinación legal de distancia mínima para que sea obligatorio el suministro de este tipo de ayuda, entonces, el empleado puede hacer uso de los transportes colectivos por muy mínima que sea la distancia.

Aplicación

Esta forma de remuneración es aplicable en todas las formas de transporte colectivo público urbano o incluso, intermunicipal e interestatal con características semejantes al urbano, operado directamente por el poder público o mediante delegación, en líneas regulares y con tarifas fijadas por la autoridad competente. Se excluyen de las formas de transporte mencionadas los servicios selectivos y los especiales.

¿Es común brindarla?

No existe determinación legal para que sea obligatorio el suministro del transporte, sin embargo, es un derecho común que los empleados tienen y con el que la mayoría de los empleadores cumplen como una forma de estimular a sus trabajadores. Debido a que su objetivo final es la ayuda social, queda de parte del empleador observar los diversos factores geográficos y sociales de los colaboradores que prestan servicios en sus instituciones, para proceder a anexar este beneficio en el sueldo del trabajador.

Forma de pago

Este tipo de bonos puede integrarse en efectivo, en forma de cuota diaria, como una gratificación junto al salario mensual o quincenal, como tickets, vales de gasolina, usando una tarjeta de los transportes públicos o acordando un contrato con una compañía de transporte privada que sea especial de la empresa.

Generalmente todo patrono otorga este beneficio como una forma de motivar e incentivar a las personas que ejercen servicios en una empresa. Tampoco está dispuesto en las leyes el tiempo en el que se debe pagar, pues en este caso sería cuestión de ponerse de acuerdo con el trabajador si quiere recibir la ayuda al final de mes o al inicio, es decir, no existe una fecha regulada como tal.

¿Qué implicancias para el ISR y el IMSS tiene?

Este tipo de pago está exento como un ingreso neto para efectos del seguro social, cualquier clase de impuesto o para aportaciones del INFONAVIT, esto aplica siempre y cuando el trabajador perciba este ingreso en forma de boleta, tickets, cupón o como reembolso por un gasto específico previamente comprobado. No obstante, la Ley Federal del Trabajo establece que si el patrono retribuye esta ayuda en forma de efectivo, sí se toma en cuenta como parte del salario integral del trabajador y sí estaría implicado en las deducciones correspondientes al ISR y el IMSS.

Medios de transporte más usados en México

Cuando se trata de transportar trabajadores, los transportes de carreteras son los mayormente utilizados, presentándose diferentes opciones como los trolebuses de estilo moderno, el servicio de metro que está abierto al público desde las 5 am y los fines de semana desde las 7 am, los tranvías, buses de largas distancias y taxis. 

Estos últimos por lo general los toma el trabajador por cuenta propia, debido a que pocas veces o nunca un empleador estaría dispuesto a pagar taxi a su personal por las tarifas altas que exigen el uso de los mismos. Existen pequeñas poblaciones donde las personas deben trasladarse a su puesto de trabajo en medios marítimos. Así como los que viven cerca de la institución donde laboran y prefieren trasladarse caminando o en bicicleta.

Viáticos

Son los costos asociados con los viajes con el propósito de llevar a cabo actividades relacionadas con el negocio, generalmente pueden ser deducidos por los empleados como gastos de viaje no reembolsables que se incurren al ir lejos de su hogar específicamente para fines de trabajo, como para una conferencia o reunión. Si bien se pueden deducir muchos gastos de viaje, se excluyen aquellos que son lujosos o extravagantes, o aquellos que son para fines personales.

Los registros bien organizados, incluidos los recibos, los cheques cancelados y otros documentos que respaldan una deducción, pueden ayudar a las personas a preparar declaraciones de impuestos y responder preguntas del ISR, simplemente excluyéndose del mismo.

Como empresa, sus empleados son fundamentales para saber qué tan bien funcionará su organización. Se ha demostrado científicamente que la felicidad de los empleados está directamente relacionada con la productividad. Pero, ¿qué significa tener realmente una fuerza de trabajo feliz? ¿Qué hará que tus empleados estén lo suficientemente contentos para producir su mejor trabajo y también permanecer en la empresa el mayor tiempo posible? Se puede empezar por la ayuda de transporte como un primer paso para lograr esta meta propuesta.

Más Artículos...
Más Artículos...