KPI’s y OKR’s, sus diferencias y cómo aplicarlos eficientemente

Tabla de contenidos

  1. ¿Qué son los OKR?
  2. ¿Qué es un KPI?
  3. ¿Cuáles son las diferencias entre OKR y los KPI?
  4. ¿Cómo definir y medir los KPIs eficazmente?

A medida en que todo en la actualidad avanza más rápido que nunca, las empresas hemos tenido que medir nuestro progreso y rendimiento cada vez más a detalle para continuar siendo competitivas. En este sentido, los OKRs y KPIs se han popularizado y convertido en nuestros aliados más fuertes para medir resultados y desempeño en nuestros negocios.

Si estás familiarizado con qué son los OKRs y los KPIs, es probable y común que aún te encuentres en dudas al querer diferenciarlos. Para ello, en este artículo te ayudaremos a explorar los matices entre ambos para que puedas implementarlos eficientemente y sean la herramienta de éxito en tu empresa.

¿Qué son los OKR?

Los OKR y los KPIs en conjunto proporcionan una brújula para orientar a nuestros equipos hacia la consecución de una visión común de la empresa. En el caso específico de los OKR u Objetivos y Resultados Clave (OKR) son un marco estratégico que le permite a las empresas centrar sus esfuerzos en objetivos y resultados esperados para el negocio durante cierto periodo de tiempo.

¿Qué es un KPI?

Por su parte, los KPIs o Indicador Clave de Rendimiento son métricas dedicadas a medir el progreso con respecto a objetivos o proyectos específico. Estos números son clave para entender si nuestros esfuerzos están funcionando o no con respecto al desempeño.

Aunque ambos están dirigidos hacia objetivos, es importante que sepas diferenciarlos para que a la hora de fijarlos con tu equipo tengan coherencia y así eviten ambigüedad o fracasos en los resultados.

<< Descarga nuestra plantilla para la evaluación de desempeño >>

¿Cuáles son las diferencias entre OKR y los KPI?

  • Los OKR son descripciones cortas o cualitativas de lo que se quiere lograr, mientras que los KPIs son métricas cuantitativas que acompañan y miden el desempeño de cada OKR
  • Mientras que los OKR son utilizados para alineación, engagement y enfoque, los KPIs funcionan para gestionar y medir el performance de los equipos
  • Los OKR están ligados a la misión y estrategia empresarial, mientras que los KPIs están dirigidos hacia objetivos a nivel área o departamental
  • Mientras que los OKR se establecen durante periodos largos, generalmente trimestrales y se miden al final de la temporada, los KPIs se miden en el día a día
  • Los OKR pueden cambiar de manera estratégica durante los periodos, los KPIs generalmente se mantienen iguales, ajustándose únicamente las métricas objetivo

Como vimos, estos dos términos, aunque diferentes, son complementarios entre sí. Por lo tanto, es fundamental que los definamos integradamente. A continuación te daremos un ejemplo de cómo funcionan juntos:

Supongamos que el OKR de una empresa es “Aumentar la satisfacción del cliente” durante el primer trimestre del año y para lograrlo definió los siguientes KPI u objetivos específicos:

  • Aumentar el NPS a 73%
  • Reducir el tiempo de respuesta en soporte en un 10%
  • Aumentar la resolución de tickets del 85% al 93%
  • Mantener la tasa de abandono en un 3%

Sin embargo, el logro del OKR depende directamente de qué tan bien estén establecidos los KPI y del correcto seguimiento que se le estén dando, a continuación hablaremos de esto.

¿Cómo definir y medir los KPIs eficazmente?

Empezaremos diciendo que la planificación estratégica es el primer paso para definir los KPIs. Con un plan establecido, podrás decidir qué métricas deben supervisarse y cómo encajan en los OKR de la empresa, asi los KPI podrán tener valores reales y coherentes con tu negocio y con las posibilidades de tu equipo.

Como recomendación, utiliza el marco SMART para definir cada indicador. Un buen KPI tiene que ser específico, medible, alcanzable, relevante y temporal. Con lo anterior listo debes ser capaz de responder las siguientes preguntas para cada indicador:

  • ¿Qué se quiere medir?
  • ¿Por qué es importante medir dicho indicador?, ¿qué se quiere lograr con tales números?
  • ¿Cómo (acciones y herramientas) se va a lograr dicha métrica?
  • ¿Quién o quienes son responsables de cumplir y rastrear el indicador?
  • ¿Cada cuando se revisará o concluirá el KPI?

Si un KPI cumple estas condiciones, estaremos seguros de que dicho indicador puede tener un enorme valor para tu empresa y sus objetivos comerciales. Como vimos, está claro que para crear un flujo de trabajo eficiente y saludable, tenemos que asegurarnos que nuestras acciones y objetivos a corto plazo estén equilibrados con la visión de éxito a largo plazo.

Ahora que conoces más de los OKR y los KPI y reconoces sus diferencias, estás en el momento de comenzar a aplicarlos a fin de que tu equipo rinda cuentas que sí concuerden con tu empresa, y que sus resultados eleven tu rendimiento.

Si buscas más información sobre emprendimiento y gestión de personal, suscríbete a nuestro newsletter donde obtendrás artículos perfectos para tu empresa siempre a la mano.

  • Tags:
  • Artículo
  • Comienza tu empresa

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

4
Anterior:

Comienza tu empresa

¿Cómo identificar las habilidades de tu equipo? A medida en que todo en la actualidad avanza más rápido ...
Siguiente:

Comienza tu empresa

¿Qué es el CAT de un crédito y para qué sirve? A medida en que todo en la actualidad avanza más rápido ...


This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

Sólo un paso más



This will close in 0 seconds


This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds