Todo sobre la Secretaría de Hacienda y Crédito Público

Secretaría de Hacienda y crédito público

Como dirigente de una empresa completamente activa y funcional en los Estados Unidos Mexicanos, es necesario que conozcas cada uno de los entes conocidos como autoridades laborales. 

Ellos son los autorizados para regir y vigilar el cumplimiento de las normas que han sido establecidas por la Ley Federal del Trabajo (LFT). En este artículo te explicaremos todo sobre una de las autoridades más importantes: la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. 

¿Qué es la Secretaría de Hacienda y crédito público? 

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es una dependencia centralizada del Poder Ejecutivo Federal y es la encargada de regular, administrar y recaudar todo el dinero que se encuentre relacionado con la materia fiscal del país. Es decir, los tributos son contabilizados por esta Secretaría, con la intención de pagar el gasto público, llevar un control de toda la materia financiera y los ingresos. 

¿Cómo se creó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público?

El precedente histórico de la presente SHCP se remonta al 25 de octubre de 1821, anteriormente existía la Junta de Crédito Público. Sin embargo, ha sido hasta el 8 de noviembre del mismo año una vez que se decretó el Reglamento Provisional para el Gobierno Interior y Exterior de las Secretarías de Estado y del Despacho Universal, por medio del cual ha sido engendrada la Secretaría de Estado y del Despacho de Hacienda.

No fue hasta 1852 que fue publicado un decreto, donde ha sido modificada la organización del Ministerio de Hacienda; que entonces se dividía en 6 componentes, en medio de las cuales estaba la de Crédito Público. Esto consintió para que después, en 1853, se le nombrara por primera ocasión como Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que es la forma en la que actualmente es conocida.

¿Cuál es la función de la SHCP? 

A grandes rasgos la SHCP se encarga de diseñar, planificar, llevar a cabo y coordinar las políticas públicas en temas de economía. 

Lo anterior incluye la ejecución del Plan Nacional de Desarrollo, el Presupuesto de Egresos de la Federación y la Ley de Ingresos; así como de intervenir en el diseño de la legislación en temas fiscales; operar la deuda pública gubernamental federal y de la Ciudad de México.

Estudia y evalúa la legislación de ingresos, además del manejo de la deuda pública, realiza presupuestos de egresos de la Federación, es la encargada de coordinar y examinar el sistema bancario público y privado (con distinción del Banco de México que disfruta de autonomía); examinar y reglamentar las operaciones asociadas a seguros, fianzas, valores y crédito; de igual manera, se encarga de la recaudación del ISR que es el impuesto que se descuenta en nómina, así como de implantar las tarifas de los bienes y servicios públicos; guiar el Servicio de Gestión Tributaria; acaudillar las aduanas y sus servicios; y regular la posesión de bienes inmuebles gubernamental federal.

¿Qué relación tiene la SHCP con la nómina?

La SHCP tiene la facultad de aumentar el monto de la utilidad gravable, sin haber mediado objeción de los trabajadores. Por tanto puede averiguar las irregularidades ocurridas en el cálculo de la renta gravable, ya sea por inexactitudes en los ingresos gravables o en las deducciones efectuadas.

Puede señalar los errores  en la aplicación del porcentaje fijado por la Quinta comisión nacional para la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas (PTU) o cualquier factor que afecte en la determinación del monto final de la utilidad por repartir.

A largo plazo, la finalidad principal de SHCP es alcanzar un crecimiento económico de calidad en México.

¿Por qué es importante registrar tu empresa a la SHCP?

  • Administrar y controlar el pago de impuestos de manera adecuada, para evitar complicaciones legales.
  • La empresa tiene mayor presencia como proveedor o prestación de servicios ya que cuenta con formalidad.
  • Se realiza deducción y emisión de facturas.
  • Recuperación o acreditación de impuestos por medio de la declaración anual.
  • Beneficios de financiamiento bancario y en algunos casos estímulos fiscales que ayudan al crecimiento de la empresa.

¿Cuáles son los requisitos para registrar mi empresa en la SHCP?

Cuando se ha decidido emprender un comercio, es fundamental darlo de alta frente a la SHCP por medio del Sistema de Administración Tributaria (SAT). Este es el primer paso para registrar formalmente a una compañía

Para darte de alta necesitarás los siguientes documentos:

  • CURP o certificado de origen del representante legal.
  • Identificación oficial vigente, bien sea la credencial para votar expedida por el INE, pasaporte, licencia de conducir, cédula profesional, credencial del INAPAM para personas adultas mayores.
  • Comprobante de domicilio fiscal.
  • Acta constitutiva de la organización. Este documento es expedido por un notario público.

Tu organización además podría ser inscrita frente al SAT por medio del notario que hizo su constitución. Para esto se requerirá una réplica certificada del poder notarial con el que se acredite la personalidad del representante legal o una carta poder firmada frente a 2 testigos y ratificadas las firmas frente a las autoridades fiscales o frente a notario o fedatario público. Si este ha sido otorgado en el extranjero tendrá que estar debidamente apostillado o legalizado y haber sido formalizado frente a fedatario público mexicano y en su caso, disponer de traducción al español hecha por perito autorizado.

Las personas morales diferentes del título III de la Ley del Impuesto sobre la Renta, deberán disponer de clave de RFC válido de todos los socios, accionistas o asociados dentro del documento de constitución. En caso de que el RFC válido de los socios, accionistas o asociados no estén dentro del documento de constitución, el representante legal puede exponer un escrito independiente donde manifieste las claves de RFC que corresponden. 

¿Cómo registrar mi empresa en la SHCP?

Para comenzar el registro, se necesita conceptualizar el tipo de compañía que se establecerá; puesto que, de esto dependerá el desarrollo del comercio, así como los procesos fiscales, contables y administrativos que se llevarán a cabo.

Las opciones para registrar una organización son: persona moral, persona física con actividad empresarial, sociedad anónima, sociedad civil y agrupación civil; no obstante, las 2 últimas no son comunidades mercantiles; sino empresas sin objetivos de lucro que no persiguen beneficios económicos, sino sociales o comunitarios. 

La SHCP se relaciona con el SAT ya que, esta le delega la regulación,inscripción y el manejo de impuestos recaudados de las empresas.

Pasos y documentos ante el SAT

Los comercios que se registran frente al SAT consiguen obligaciones; y paralelamente, diversas oportunidades y beneficios, tales como la estabilidad social, créditos o apoyos gubernamentales; que son de gran ayuda para hacer crecer a una compañía.

Para dar de alta a tu organización, debes continuar con los siguientes pasos:

  • Pedir una cita en el SAT por medio de su página de internet sat.gob.mx o llamar al 01 800 463 6728. El trámite se concluye en cualquier Administración Local de Asistencia al Contribuyente del territorio mexicano, elige la más cercana a tu domicilio.
  • Debes asesorarte y dictaminar tu sistema fiscal, así sea como persona física con actividad empresarial o persona moral.

Trámite gratuito

Al asistir a la cita frente al SAT, el representante o apoderado legal tendrá que contestar a las cuestiones que le haga la autoridad en relación con la identidad, domicilio y generalmente con el caso fiscal del individuo moral a inscribir.

Este trámite es gratuito y está contemplado para desarrollarse en una sola cita; no obstante por cualquier error u omisión en los requisitos, el tiempo del alta se puede alargar. Ciertos descuidos usuales son: no tener determinado el domicilio fiscal o no disponer de un e-mail. Al finalizar el trámite se le entregará el acuse de inscripción al Registro Federal de Contribuyente (RFC), así como la guía de obligaciones fiscales.

Cuando hayas registrado tu compañía con éxito y cuentes con el RFC, ten en cuenta tramitar tu Firma Electrónica (FIEL) para que puedas producir un Certificado de Sello Digital (CSD). Con dichos documentos tendrás la posibilidad de darte de alta frente a un Proveedor Autorizado de Certificación (PAC), de esta manera poder crear tus facturas electrónicas o recibos de nómina y efectuar en tiempo y forma con tus deberes fiscales.

Finalmente, recuerda conservar todos los datos de tu organización actualizados frente al SAT, además de exponer facturas por cada comercialización o compra que realices; así como registrar cada una de tus ganancias y costos anuales. Dichos datos son primordiales para decidir cuánto va a ser el costo de tus impuestos y de tus deducciones fiscales. 

Buzón tributario desde cero | Runa HR

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

0
Anterior:

Aspectos legales

Declaración Informativa Múltiple (DIM): ¿qué es y cuándo se presenta? Secretaría de Hacienda y crédito público Como dirigente ...
Siguiente:

Aspectos legales

Runa: la plataforma Nº1 de nómina y beneficios Secretaría de Hacienda y crédito público Como dirigente ...


This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds