Miércoles, 8 de Noviembre, 2017

¿Trabajaste un día de descanso? ¡Lee este artículo!

Para el beneficio de los trabajadores, la ley establece que por cada 6 días trabajados existirá uno de descanso completamente pagado. Esto para garantizar que a la semana, el trabajador cuente al menos con un día de asueto remunerado para el reposo o la recreación.

En ocasiones extraordinarias el trabajador deberá asistir incluso ese día a laborar, siempre y cuando se llegue a un acuerdo de manera voluntaria y tal vez sólo sea necesario cambiar el día de descanso por otro que no sea el usual.

Pero ¿qué sucede cuando el trabajador debe acudir toda la semana y no obtiene su descanso? Primero que nada, debemos recordar que este descanso es obligatorio y es el trabajador quien decide si lo cede voluntariamente. Por trabajar en su día de descanso, es acreedor al 200% extra de su salario diario; esto no es una extensión de su sueldo, sino técnicamente se trata de una remuneración por no haber recibido su derecho.

Dato: La Ley Federal del Trabajo sugiere que el día de descanso sea domingo, pero esto siempre dependerá de las necesidades del lugar de trabajo. Quienes laboren en domingo son acreedores a un porcentaje extra llamado Prima Dominical.

¿Cuál es la diferencia entre el día de descanso trabajado y el día festivo trabajado?

Un día festivo se otorga por las celebraciones o fechas especiales marcadas por la Ley Federal del Trabajo como obligatorias, está destinado a que el trabajador cuente con el tiempo para celebrar o conmemorar estas fechas; el día de descanso semanal se trata del descanso merecido para renovar energía y es de carácter obligatorio por sus comprobados beneficios a la salud física y mental de los trabajadores.

¿Cómo calcular el pago de un día de descanso trabajado?

Hagámoslo con un ejemplo: El día de descanso designado para Ana es el martes de cada semana. Por temporada, la empresa he tenido mucha actividad y el patrón de Ana arregla con ella la posibilidad de que trabaje en su día de descanso y ella acepta. Al día, Ana recibe $120 por su jornada. Si el día de descanso se paga y además se es acreedor a una remuneración del 200% del salario diario, Ana recibirá:

  • $120 x 7 = $840 (por su semana regular)
  • 120 x 200% = $240 (como remuneración por trabajar en su día de descanso)

Esa semana, Ana recibirá $840 + $240 = $1080

Este pago es exento para ISR en un 50% siempre y cuando no sobrepase los 5 salarios mínimos. Si el salario mínimo para el D.F. es $80.04, la cantidad máxima a recibir como remuneración es $400.2, por lo que el pago de $240 de Ana será exento de ISR en un 50%. Para el cálculo bimestral del IMSS, este pago será integrado en un 100%.

Más Artículos...
Más Artículos...