¿Qué es una discrepancia fiscal?

Discrepancia fiscal

Todos los contribuyentes registrados como personas físicas o morales en el país que tienen ingresos están obligados a pagar impuestos. Este proceso debe realizarse con mucho cuidado para no olvidar información que pueda ser interpretada como defraudación fiscal y para evitar problemas con el fisco, así como el pago de multas o la aplicación de sanciones.

El SAT pone especial atención en las discrepancias fiscales, que es cuando identifica que los gastos de un año son mayores a los ingresos declarados y comprobados. Estas tienen consecuencias cuando se comprueba que un contribuyente está pagando menos impuestos de los que debería (especialmente el ISR), por causa de una omisión en la declaración de sus ingresos y no es capaz de justificarlo. 

¿Cómo se detecta la discrepancia fiscal?

Cuando un balance no es correcto, si el reporte de ingresos es menor al de los gastos declarados, el SAT puede suponer que no se está registrando la totalidad del dinero percibido, o que se tienen ingresos adicionales que el servicio tributario desconoce. 

El SAT tiene además las facultades para acceder a la información de depósitos bancarios, estados de cuenta de tarjetas de débito y crédito, así como datos de inversiones, donativos, becas y premios con el fin de determinar si un contribuyente ha omitido información en sus declaraciones.

Ejemplo de discrepancia fiscal 

La emergencia sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19 provocó una baja en los índices de ingresos de miles de mipymes, pero sus obligaciones de pago no se vieron suspendidas, como nóminas o gastos operativos, a pesar de la merma de sus percepciones.

Ante esta situación, algunas empresas fueron detectadas por el SAT en incumplimiento por discrepancia fiscal, ya que tuvieron que recurrir a ahorros o préstamos para solventar compras de emergencia, pago de salarios o deudas contraídas con anterioridad. En muchos casos dejaron ver que los gastos efectuados eran mayores a los ingresos percibidos.

Para aclararlo, el SAT solicita a estos contribuyentes que demuestren las fuentes de donde han percibido los ingresos que justifiquen la posesión de mayor capital que el declarado, como aquellos mediante facturas. 

De igual manera se considera una discrepancia fiscal cuando se obtienen gastos mayores a los ingresos declarados por parte del contribuyente:

Si se obtiene de ingresos 10,000 mil pesos, y existen gastos superiores a 30,000 mil pesos existe una discrepancia fiscal ya que los ingresos no cubren los gastos generados.

¿Cuáles acciones toma el SAT cuando detecta una discrepancia fiscal y cómo se resuelven? 

Ante una discrepancia fiscal el SAT puede aplicar sanciones a los contribuyentes en falta. Pero tanto personas físicas como morales tienen el derecho de presentar aclaraciones y regularizar su información ante el servicio tributario. 

Al identificar una discrepancia, el SAT notifica mediante el buzón tributario que ha detectado una irregularidad. El contribuyente tiene 20 días para presentar los comprobantes que justifiquen que los ingresos no declarados no se encuentran gravados. Para ello, se deben consultar todas las transacciones bancarias, si estas han sido realizadas a plazos y justificar de dónde vienen los ingresos.

Tras la evaluación, el SAT dictaminará con base en su artículo 91 si ha habido omisión en la presentación de ingresos y, en caso de ser requerido, solicitará el pago de los impuestos y tarifas aplicables.

Si el contribuyente no logra justificar la discrepancia entre sus bienes percibidos y gastos declarados, y mantiene un excedente de ingresos, el SAT podrá acusarlo de defraudación fiscal, lo cual puede conducir a hasta 9 años en prisión, la cancelación de sus sellos digitales y el pago de las multas que la administración determine.

Discrepancias fiscales que afectan a las empresas 

Las discrepancias fiscales pueden poner en riesgo las finanzas de las empresas, porque la cancelación del sello digital implica la suspensión de operaciones. Las personas morales deben tener especial cuidado a la hora de reportar ingresos y egresos ya que, por los montos percibidos, es mucho más probable que el SAT ponga atención en sus declaraciones. 

Categorizar los gastos de una empresa en los rubros adecuados es necesario para asegurar que a cada egreso se le aplican los impuestos correspondientes, ya sea el pago de nómina, viáticos o anticipos. Asimismo, debe existir un control puntual y completo de ingresos, así como el reporte de préstamos o estímulos gubernamentales.

Para prevenir esta situación y que el SAT detecte discrepancias es importante declarar todos los ingresos como contribuyentes. De este modo se puede justificar cada egreso y gasto de manera legítima. Por otro lado, es necesario contar con toda tu información, como recibos de honorarios y nómina, así como comprobantes de gastos, para aclarar las discrepancias que por errores humanos hayas olvidado reportar ante el fisco.

reporte bimestral de nómina

¿Te gustó el artículo? Regálanos un aplauso

¿Te gustó el artículo?
Regálanos un aplauso

3
Anterior:

Aspectos legales

Criptomonedas: ¿cómo funcionan para personas morales? Discrepancia fiscal Todos los contribuyentes registrados ...
Siguiente:

Aspectos legales

¿Cuál es la diferencia entre RIF y RESICO? Discrepancia fiscal Todos los contribuyentes registrados ...


This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds



This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds