Martes, 12 de Diciembre, 2017

Entendiendo los conflictos colectivos de trabajo

A los conflictos laborales en la Ley Federal del Trabajo (LFT), se les menciona y clasifica como ordinarios o colectivos.

En este artículo, pretendemos tratar todo lo relacionado con el segundo tipo: los conflictos colectivos de trabajos. Empezaremos con la definición más general y amplia de un conflicto laboral, para ir ahondando en los conflictos colectivos, siempre disponiendo de ejemplos que pueden hacerte mucho más sencilla la comprensión del tema.

¿Qué es un conflicto laboral o conflicto de trabajo?

Por conflicto laboral se entiende todo aquel problema que puede surgir de una relación laboral. En este caso, se sobreentiende que los conflictos colectivos de trabajo inician por parte de los trabajadores y alguna de sus motivaciones pueden ser incomodidades en cuanto al ambiente de trabajo, salario, trato, condiciones, etc., y estos generalmente ocurren por alguna modificación o incumplimiento de algún término del contrato colectivo.

Como lo mencionamos anteriormente, existen dos tipos de conflictos de trabajo: colectivos y ordinarios. Aunque el artículo se basa en hablar sobre los conflictos colectivos, explicaremos someramente sobre qué tratan los conflictos ordinarios, con la más simple intención de aclarar todas las dudas sobre el tema y que cada uno de los conceptos pueda diferenciarse sin problemas.

Los conflictos de trabajo ordinarios responden a quejas cotidianas que conllevan un procedimiento sencillo: la jurisdicción se encarga de verificar si existen violaciones a los derechos de las personas que colocaron la queja o demanda.

¿Qué menciona la Ley Federal del Trabajo sobre los conflictos de trabajo?

Sea cual sea el tipo de conflicto de trabajo, en los Estados Unidos Mexicanos, básicamente hay dos leyes que hablan sobre este tema, y su principal motivación es promover la resolución de los problemas y ofrecer soluciones rápidas, sencillas y fáciles de manejar, tanto a los obreros como a los patrones.

  • El artículo 604 de la Ley Federal del Trabajo (LFT), ordena que los conflictos laborales están a cargo de las Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje. Este ente debe tener un total conocimiento sobre los conflictos suscitados entre patrones y trabajadores, y ofrecer una resolución sobre el mismo tema.
  • La fracción IV del artículo 600 que está en la Ley Federal del Trabajo (LFT) indica que las Juntas Federales de Conciliación tienen el deber de actuar como Juntas de Conciliación y Arbitraje, llevándolas a un mayor nivel de responsabilidad, siendo las encargadas de todos los conflictos laborales surgidos, y que se encuentren relacionados al cobro de prestaciones sociales por parte de los trabajadores.

¿Qué es un conflicto colectivo de trabajo?

Los conflictos colectivos de trabajo son todos aquellos que ponen en riesgo los derechos, intereses y beneficios de una gran parte del resto de los trabajadores. También, son todos aquellos que afectan distintos tipos de libertades (pensamiento, sindical, representación, de huelga, etc). En resumidas cuentas, se trata de una pluralidad de trabajadores en desacuerdo con el patrón por alguna medida tomada, ya sea en nuevas condiciones de trabajo, terminación de alguna relación colectiva, entre otros.

Es importante mencionar que cuando se habla de un conflicto colectivo o un conflicto individual, no se hace alusión directa a la cantidad de personas que están denunciando el hecho, sino a la cantidad de personas a las que realmente afecta el hecho y específicamente, al tipo de interés que responde.

Si se trata de un interés de tipo personal, sin importar la cantidad de personas que estén en contra de la decisión, será considerado como un conflicto individual de trabajo.

¿Cuál es el papel que juegan las Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje?

Una vez que la demanda haya sido hecha, las Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje, deben ser los encargados de solucionar el conflicto de trabajo, haciendo que ambas partes lleguen a un acuerdo que satisfaga a cada uno de los involucrados, o a la mayoría de ellos.

¿Cuáles son las acciones que deben realizar los trabajadores, en caso de querer realizar una demanda por conflicto colectivo de trabajo?

Además de asumir las consecuencias y todo el proceso tedioso que implica un conflicto colectivo de trabajo, es importante que como patrón, conozcas el comportamiento y requisitos que deben tener los demandantes.

Para que la queja pueda ser llevada a cabo, se establece que dos o más personas deben tener la misma decisión y objeción en cuanto al tema tratado. En el juicio, estas personas deben litigar unidas y tener la misma representación. Sin embargo, esto no es obligatorio, ya que existen casos en donde los intereses de los colitigantes son distintos y disparejos entre ellos (a pesar de que se mantengan en contra de la decisión tomada por el patrono).

Al momento de realizar la denuncia, ¿cuáles son los requisitos que debe contener para ser válida e introducida como un conflicto colectivo de trabajo?

  • La demanda colectiva debe poseer tanto el nombre como la dirección en donde habita la persona que promueve la queja, además de los documentos y papeles correspondientes, en donde se haga referencia al tipo de persona laboral.
  • La demanda colectiva, debe contener una exposición detallada sobre los hechos y las causas por las que se inició el conflicto colectivo de trabajo.
  • El empleado debe especificar cuáles son sus peticiones y exigencias para la colectividad (en caso de que la demanda sea aprobada o mediada).

Como patrón, si una demanda por conflicto colectivo de trabajo llega a darse en tu empresa, debes adjuntar los siguientes documentos:

  • Todos los comprobantes necesarios para demostrar y dar a conocer la situación financiera de la empresa.
  • Especificar cuál es la relación laboral que se tiene con cada uno de los empleados que realiza alguna actividad en la empresa; se debe especificar los nombres, apellidos, salario, trabajo que realiza y antigüedad  del mismo.
Más Artículos...
Más Artículos...