Jueves, 9 de Noviembre, 2017

¿En qué se diferencia el salario real del salario nominal?

¿Qué es el salario?

El salario es lo que  el asalariado debe obtener por ley como remuneración de su trabajo. Es la suma que emana de la nómina empresarial a la que pertenece. Este salario funciona como mecanismo de nominación para la conceptualización de sus sueldos, en este aspecto, este salario depende del  puesto de trabajo, horarios de trabajo, nivel de estudios, y tipo de nóminas a los que pertenece.

¿Qué es el salario nominal?

El salario nominal no es más que el salario recibido por el trabajador por brindar sus labores en un período de tiempo determinado. Su cálculo responde a consideraciones gubernamentales y empresariales tomando en cuenta siempre lo establecido en las leyes mexicanas, especialmente en la Ley para la protección del capital del obrero.

¿Qué es el salario real?

El salario real vendría siendo el salario nominal estudiado bajo la interacción que tiene con fenómenos de mercado como la inflación.

El salario real refleja el nivel de poder adquisitivo que puede tener un trabajador en base a sueldo nominal. El sueldo nominal puede subir, pero si el salario real se ve afectado por las cavilaciones de un mercado en ebullición o un mercado inestable, aquella subida de salario nominal no servirá de nada, debido a que el trabajador no tendrá la posibilidad económica de adquirir productos para sus necesidades.

Si el salario real sube, quiere decir que el trabajador está teniendo mayor acceso al mercado y sus productos y servicios. Si el salario real baja, el empleado está desmejorando su calidad de vida al no poder tener mayor poder adquisitivo.

Equilibrio entre salario real y salario nominal

Existen casos de economías, en las que el salario nominal se eleva al mismo tiempo en el que el salario real baja, esto se debe a que el costo de los servicios y productos se eleva al mismo tiempo en que se eleva el salario nominal. Puede ocurrir que luego de 5  subidas de salario, por ejemplo,  el empleado llega a tener el mismo estilo de vida,  o el mismo nivel de acceso a los servicios y productos que tenía cuando se elevó su sueldo por primera vez. Es de ahí de donde viene la premisa, de que un país que no sube sus sueldos muy seguido, es un país que tiene una economía estable, o medianamente saludable.

Ejemplos en México

En México, por ejemplo, se está buscando la igualación del sueldo de los policías en Gudalajara. A simple vista parece una medida razonable, pensando sobre todo, en las familias de estos policías y su bienestar.

Todos podrían pensar que tendrán más dinero para acceder al mercado y hacerse de los productos y servicios necesarios para suplir sus necesidades y las de sus familias, sin embargo, hay una noticia en desarrollo que normalmente el empleado suele pasar por alto. Esta noticia es producto del estudio del mercado mexicano y sus indicadores financieros. Se pronostica para el mercado mexicano una subida del índice inflacionario de un 5.39%.

¿Cómo entender estas dos líneas paralelas? ¿Qué puede producir que estas dos noticias se estén llevando a cabo al mismo tiempo? o ¿Qué pasaría si los pronósticos financieros y las intenciones salariales de los policías de Guadalajara, se dan al mismo tiempo?

En un caso hipotético  de que sucedan ambos eventos, lo que sucedería es una subida de expectativa con respecto al poder adquisitivo por parte de los policías y un mercado con precios por servicios y productos más altos que no puede cumplir con dichas expectativa. En términos más fáciles, los policías con un cifra mayor de sueldo tendrían un poder adquisitivo similar; inclusive el mismo poder adquisitivo que tenían antes de la subida del sueldo.

Teniendo todo esto en cuenta, es importante que las empresas contratantes tomen en consideración las situaciones rodean a cada trabajador, no solo las que ellos pueden controlar sino las que no.

Salarios e inflación

Un trabajador emplea su fuerza de trabajo para recibir una bonificación correspondiente, pero es vital entender que si algo sucede con los índices de inflación o elevaciones de los impuestos, no es el trabajador quien puede cambiar esta realidad, el trabajador vendría siendo una víctima de lo que pueden ser malas decisiones económicas tomadas por personas por encima de los trabajadores y hasta por encima de las empresas.

La idea es poder contrarrestar estas situaciones mediante el cálculo de salarios con vista en el salario real. El factor real, dará como resultado todo lo concerniente a la cifra exacta que se debe pagar a cada trabajador, dentro de esta cifra se consideran todos los cumplimientos de ley de seguro social (subsidios, bonos, aportaciones al seguro social, prestaciones laborales, etc.) lo que abrirá para el trabajador la oportunidad de desarrollar un colchón financiero con el que pueda resistir los altos índices inflacionarios y épocas de constantes  dificultades financieras.

Más Artículos...
Más Artículos...