Martes, 7 de Mayo, 2019

Sociedades mercantiles

Desde el origen de la humanidad, el hombre ha buscado obtener de la naturaleza diversos productos para satisfacer sus necesidades. A lo largo del tiempo estas actividades empezaron a salir al mercado de diferentes formas y fue así como surgió la necesidad de comercio entre los hombres, a fin de obtener ganancias significativas para seguir emprendiendo.

Las sociedades mercantiles son estructuras que a partir de intercambios comerciales logran lucrar. Sin embargo, ante la ley una sociedad mercantil es una personalidad jurídica, siendo una figura en la que dos o más individuos colocan bienes o servicios, para lograr beneficios en común.

Dependiendo de cada constitución, las sociedades mercantiles pueden clasificarse de diferentes maneras. En el caso de México, existen seis tipos:

  • Sociedades Anónimas o S.A.
  • S. en C. por A. o Sociedad Comandita por Acciones
  • Sociedades que existen bajo una razón social
  • Sociedades Cooperativas o S.C.
  • S. en C. o Sociedad en Comandita
  • Sociedad de R.L. o de Responsabilidad Limitada

Es necesario que estas sociedades tengan un interés en común para que puedan funcionar, independientemente del tipo que sean. La diferencia entre este tipo de organizaciones y las que se manejan en un paradigma civil, es que tienen como principal objetivo obtener dividendos por medio de eventos lucrativos.

Cada accionista debe contribuir, bien sea con trabajo, bienes o capital, por lo que se podría decir que su principio activo es el capitalismo, debido a que las ganancias son para un único dueño o bien para el conjunto de socios que la conformen. Así como también, comparten los riesgos de pérdida del capital de cada uno.

Estas instituciones pueden ser reestructuradas durante cualquier etapa de su existencia, así como fusionar su patrimonio con otra sociedad con el mismo interés, a través de una absorción o combinación, guiadas por la ley que las regula.

Cuando una sociedad mercantil es disuelta, se liquida, se anula su pasivo y cobra todos los préstamos concedidos. Todo se transforma en dinero para proceder a la repartición entre los socios. Esto debe ser realizado respetando el estatus de la sociedad.

Las sociedades mercantiles se han transformado de simples organizaciones comerciales que tenían unos pocos socios a enormes y modernas organizaciones con un capital formidable y alto sentido de eficiencia. Es posible que en el futuro evolucionen todavía más, causando grandes impactos a todos los niveles poblacionales.

¿Te gustó el artículo?

Promedio / 5. Votos:

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Más Artículos...
Más Artículos...